Kh­loé Kar­das­hian echó a La­mar de su ca­sa

TRAS EN­CON­TRAR UNA PI­PA DE CRACK

La Pr1mera USA - - Deportes -

Kh­loé Kar­das­hian de­ci­día el año pa­sa­do en el mes de octubre, al­qui­lar una lu­jo­sa man­sión en Ca­la­ba­sas (Ca­li­for­nia) pa­ra que su ex­ma­ri­do La­mar Odom re­si­die­ra allí tras la so­bre­do­sis que es­tu­vo a pun­to de aca­bar con su vi­da, pa­re­ce que sus pla­nes de te­ner­lo vi­gi­la­do no han te­ni­do el re­sul­ta­do es­pe­ra­do, ya que la es­tre­lla te­le­vi­si­va ha­bría en­con­tra­do en la pro­pie­dad una pi­pa pa­ra fu­mar crack y es­ta­ría ple­na­men­te con­ven­ci­da de que per­te­ne­ce al ex­ju­ga­dor de ba­lon­ces­to.

A la me­nor de las her­ma­nas Kar­das­hian no le ha­bría tem­bla­do el pul­so a la ho­ra de ex­pul­sar a La­mar de la ca­sa -por la que pa­ga­ba una ren­ta men­sual de 25.000 dó­la­res- y co­mu­ni­car in­me­dia­ta­men­te a su pro­pie­ta­rio que no re­no­va­rá el con­tra­to de arren­da­mien­to cuan­do ven­za el acuer­do vigente a fi­na­les de este mes de ju­lio. A pe­sar de que anun­cia­ron su se­pa­ra­ción en 2013, Kh­loé y La­mar man­te­nían has­ta ha­ce po­co un es­tre­cho víncu­lo que, ade­más de ex­pli­car­se con su de­seo de per­ma­ne­cer co­mo ami­gos, ser­vía a la es­tre­lla te­le­vi­si­va pa­ra es­tar pen­dien­te en to­do mo­men­to de que su ex­ma­ri­do no pro­ta­go­ni­za­ra una nue­va re­caí­da en la adic­ción al al­cohol y a las dro­gas que pre­ci­sa­men­te lo­gró arrui­nar su ma­tri­mo­nio.

Sin em­bar­go, des­de que La­mar lo­gra­ra so­bre­vi­vir al ex­plo­si­vo cóc­tel de sus­tan­cias que fue­ron en­con­tra­das en su or­ga­nis­mo y que le de­ja­ron va­rios días en co­ma el año pa­sa­do, los me­dios es­ta­dou­ni­den­ses le han cap­ta­do en va­rias oca­sio­nes be­bien­do al­cohol en com­pa­ñía de al­gu­nos ami­gos. En con­se­cuen­cia, Kh­loé op­tó este ma­yo por re­to­mar el pro­ce­so de di­vor­cio del ex­de­por­tis­ta que ha­bía de­ja­do en sus­pen­so pa­ra asis­tir­le en su fa­lli­do tra­ta­mien­to de reha­bi­li­ta­ción. A día de hoy, el ex­ma­tri­mo­nio se en­cuen­tra su­mi­do en una ar­dua ba­ta­lla le­gal pa­ra fi­jar los tér­mi­nos de su fu­tu­ra vi­da en so­li­ta­rio, en la que des­ta­ca el in­ten­to de Kh­loé de re­ci­bir una ele­va­da pa­ga por par­te de La­mar que ha si­do re­cha­za­da ca­te­gó­ri­ca­men­te por los re­pre­sen­tan­tes le­ga­les del ex­de­por­tis­ta.

Más allá de los pro­ble­mas de­ri­va­dos de su con­flic­ti­va re­la­ción con La­mar Odom, la her­ma­na de Kim Kar­das­hian ase­gu­ra­ba re­cien­te­men­te que mi­ra al futuro con una ac­ti­tud po­si­ti­va y de­ci­di­da a co­men­zar un nue­vo ca­pí­tu­lo co­mo mujer sol­te­ra que le pro­por­cio­ne más sa­tis­fac­cio­nes que su tur­bu­len­to ma­tri­mo­nio.

“Lo úni­co que quie­ro pa­ra este nue­vo año que co­mien­zo [en re­fe­ren­cia a su pa­sa­do cum­plea­ños del 27 de ju­nio] es sen­tir­me fe­liz en mi in­te­rior y en paz con­mi­go mis­ma. Eso es lo úni­co que necesito a día de hoy, no me preo­cu­pan las cir­cuns­tan­cias ex­ter­nas y que es­ca­pan a mi con­trol. Aho­ra que soy más mayor y ma­du­ra, me en­cuen­tro más se­gu­ra de mí mis­ma y de mi ca­pa­ci­dad pa­ra en­fren­tar los re­tos de la vi­da. Tam­bién es­toy dis­pues­ta a cam­biar pa­ra me­jor, ya que no soy tan ter­ca co­mo lo era de jo­ven”, se sin­ce­ra­ba en su blog per­so­nal.

En­con­tró una prue­ba irre­fu­ta­ble de que no ha su­pe­ra­do su adic­ción a las dro­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.