QUÉ HAY DES­PUÉS DE LA MUER­TE

La Prensa - Orlando - - #OPINIÓN #COLUMNASINVITADAS - En­ri­que Sán­chez Pas­tor de la Igle­sia Bau­tis­ta de la Tri­ni­dad, Apop­ka re­ven­ri­que@gmail.com

La muer­te es un te­ma que mu­chas ve­ces no que­re­mos to­car, pe­ro re­cor­de­mos que des­de que na­ce­mos nues­tro des­tino se­rá el mo­rir. Se nos ol­vi­da que por es­te mun­do va­mos de pa­so, so­mos tu­ris­tas. Mu­chos pien­san que cuan­do lle­gue ese día se ter­mi­nó to­do. Es cier­to, nues­tro cuer­po de­ja de exis­tir, pe­ro nues­tro es­pí­ri­tu ten­drá que lle­gar a su me­ta fi­nal.

El Se­ñor nues­tro Dios te­nía un plan de sal­va­ción des­de el prin­ci­pio de la hu­ma­ni­dad, sa­bía que el hom­bre no se po­dría sal­var por sí so­lo, que no se­ría por las bue­nas obras ni por el es­fuer­zo de ca­da uno. Por es­ta ra­zón te­nía que ve­nir a na­cer co­mo hom­bre Je­su­cris­to, pa­ra ve­nir a mo­rir por to­dos no­so­tros. En es­to de­mos­tra­ría su amor por to­dos no­so­tros, que sien­do to­dos no­so­tros pe­ca­do­res en­tre­ga­ría su vi­da cla­va­do en una cruz pa­ra que no­so­tros tu­vié­ra­mos el ti­que­te a la vi­da eter­na. Él car­ga­ría con nues­tros pe­ca­dos, re­cor­de­mos que to­dos so­mos pe­ca­do­res.

La pre­gun­ta que mu­chos me ha­cen es ¿qué de­be­mos ha­cer pa­ra ser sal­vos? La res­pues­ta es muy sen­ci­lla: re­co­no­cer que so­mos pe­ca­do­res, en­trar en un ver­da­de­ro arre­pen­ti­mien­to, pe­dir per­dón y acep­tar a Je­su­cris­to co­mo nues­tro Sal­va­dor. El es­tá con los bra­zos abier­tos pa­ra re­ci­bir­nos y, co­mo di­cen las es­cri­tu­ras, “así sea nues­tro pe­ca­do ro­jo co­mo el car­me­sí, Yo lo vol­ve­ré blan­co co­mo la la­na y nun­ca más me acor­da­ré de él”. Es­te se­ría el pri­mer pa­so y el más im­por­tan­te, des­pués em­pe­zar por obe­de­cer­lo en to­do y apar­tar­nos de to­do lo que es­tá en con­tra de su vo­lun­tad, em­pe­zar una vi­da rec­ta an­te los ojos de Dios. Nun­ca lle­ga­re­mos a la per­fec­ción, pe­ro sí lu­char pa­ra ca­da día ser me­jor.

Us­ted es­co­ge, el Se­ñor no obli­ga a na­die. Se me por­tan bien y buen ge­nio.l

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.