Fa­lle­ció ‘Shorty’ Cas­tro, le­yen­da de la co­me­dia boricua

La Prensa - Orlando - - PORTADA - Ro­xa­na de la Ri­va

La le­yen­da de la co­me­dia puer­to­rri­que­ña Is­rael ‘Shorty’ Cas­tro, uno de los más que­ri­dos y más fa­mo­sos co­me­dian­tes en Puer­to Ri­co, mu­rió en la ciu­dad de Cas­sel­berry (a me­dia ho­ra de Or­lan­do), es­te 22 de enero a las 3 am. ‘Shorty’ cum­pli­ría 90 años el 28 de enero, era ori­gi­na­rio de Ma­ya­güez y fue una de las prin­ci­pa­les fi­gu­ras de la épo­ca do­ra­da de la te­le­vi­sión puer­to­rri­que­ña.

El co­me­dian­te pa­só sus úl­ti­mos días en el de­par­ta­men­to de su nie­ta, con otros 12 miem­bros de su fa­mi­lia. El co­me­dian­te, pe­se a vi­vir en un lu­gar de tres cuar­tos, siem­pre es­tu­vo acom­pa­ña­do del amor de su hi­ja, nie­tos, bis­nie­tos y del in­se­pa­ra­ble Jorge Ja­co­bo Mon­ta­ñez Cas­tro, de 28 años, el me­nor de sus nie­tos, quien siem­pre es­tu­vo al pendiente de su cui­da­do.

Mon­ta­ñez Cas­tro re­la­tó a La Pren­sa que su abue­lo fue ope­ra­do a prin­ci­pios de 2017 por un cán­cer en el co­lón y en la prós­ta­ta, pe­ro el jo­ven ja­más se ima­gi­nó que en me­dio de la re­cu­pe­ra­ción de su abue­lo los sor­pren­de­ría el hu­ra­cán María de ca­te­go­ría 4.

Es­to com­pli­có la si­tua­ción. “Ja­más pen­sé pa­sar por eso”, re­cuer­da Mon­ta­ñez Cas­tro. El día del hu­ra­cán ‘Shorty’ Cas­tro es­ta­ba mi­ran­do por la ven­ta­na en la si­lla de rue­das y pen­sa­ba que des­pués que pa­sa­ra el ci­clón to­do vol­ve­ría a la nor­ma­li­dad, pe­ro cuan­do se dieron cuen­ta de la in­men­si­dad de los da­ños se vie­ron for­za­dos a sa­lir de is­la. “Era me­jor es­tar aquí que en Puer­to Ri­co”, di­jo el jo­ven des­de el de­par­ta­men­to en Flo­ri­da don­de vi­ve con sus 12 fa­mi­lia­res. Mon­ta­ñez Cas­tro y su es­po­sa Amy­sa­bel Re­yes Pé­rez cui­dan del co­me­dian­te y de María Ele­na Por­ta, la abue­la que tam­bién es­tá en eta­pa terminal.

“Aquí la pa­sa­mos di­fí­cil pe­ro en Puer­to Ri­co la hu­bié- se­mos pa­sa­do peor… Cla­ro, es nues­tro há­bi­tat, don­de nos gus­ta es­tar, pe­ro con to­da la de­vas­ta­ción, la gen­te de­ses­pe­ra­da, era muy trau­man­te. En los mo­men­tos más crí­ti­cos yo dor­mía dos días en la ga­so­li­ne­ra pa­ra po­der com­prar $15 de ga­so­li­na”, re­cor­dó el nie­to de ‘Shorty’ Cas­tro.

An­te es­te pa­no­ra­ma, sur­gió la opor­tu­ni­dad de sa­lir de la is­la en el cru­ce­ro Ca­rib­bean of the Seas, en un via­je hu­ma­ni­ta­rio que zar­pó de San Juan, Puer­to Ri­co, el 27 de sep­tiem­bre y los cua­tro lle­ga­ron el 3 de oc­tu­bre a Flo­ri­da pa­ra re­fu­giar­se en la ciu­dad de Cas­sel­berry.

“Lle­ga­mos sin un pe­so, no te­nía­mos na­da, to­do lo ha­bía­mos gas­ta­do en Puer­to Ri­co en com­pras a dia­rio por­que la co­mi­da no se po­día guar­dar. Al lle­gar aquí no nos apro­ba­ban na­da. Cua­li­fi­ca­mos pa­ra los $500 que FEMA es­ta­ba en­tre­gan­do, pe­ro la per­so­na lle­nó la apli­ca­ción mal y no nos lle­ga­ron los cha­vos (di­ne­ro)”, agre­gó el jo­ven.

Pa­ra com­pli­car la si­tua­ción la es­po­sa de Cas­tro fue ope­ra­da de un úl­ce­ra que se desa­rro­lló en Puer­to Ri­co por los ca­lo­res, y en­ton­ces los hos­pi­ta­li­za­ron a los dos. “De allí los tras­la­dan a un cen­tro de te­ra­pia don­de el servicio era fa­tal y yo te­nía que es­tar al pendiente de que ‘Shorty’ Cas­tro es­tu­vie­ra en bue­nas con­di­cio­nes y pa­ra no­so­tros era me­jor que es­tu­vie­ran aquí en ca­sa con no­so­tros y aquí es don­de lo te­ne­mos des­de ha­ce un mes”, agre­gó.

Ka­ren Díaz de Suárez, activista co­mu­ni­ta­ria en Or­lan­do por más de una dé­ca­da, siem­pre ayu­dó a la fa­mi­lia del co­me­dian­te des­de que se en­te­ró que es­ta­ban en Flo­ri­da. “Yo re­cuer­do cuan­do mi­ra­ba los pro­gra­mas de co­me­dia en Puer­to Ri­co jun­to con Ja­co­bo Mo­ra­les y nos ha­cían reír mu­chí­si­mo”, di­jo la activista con gran tris­te­za.

Preparativos

La fa­mi­liate­nía pre­vis­to al cie­rre tras­la­dar el cuer­po in­me­dia­ta­men­te a Puer­to Ri­co y se es­tá pre­pa­ran­do una ca­ra­va­na de Ba­ya­món has­ta Ma­ya­güez, don­de lo va a ve­lar y en­te­rrar. “Su úl­ti­mo de­seo fue que lo lle­ven a Ma­ya­güez y tras­la­den el cuer­po de su hi­jo al pan­teón pa­ra que es­tén jun­tos. Tam­bién pi­dió mú­si­ca, sal­sa, que se dis­fru­te, que no se pa­se un mo­men­to tris­te, por­que el siem­pre fue ale­gre”, ase­gu­ró el nie­to del co­me­dian­te.

La fa­mi­lia agra­de­ce a to­das las per­so­nas de Flo­ri­da por la ayu­da que le brin­da­ron al co­me­dian­te. Al cie­rre, Díaz de Suárez ade­más tra­ba­ja­ba pa­ra or­ga­ni­zar un ve­lo­rio en la Flo­ri­da Cen­tral.

RO­XA­NA DE LA RI­VA / LA PREN­SA

Is­rael ‘Shorty’ Cas­tro, Ka­ren Díaz de Suárez y la es­po­sa de Shorty, María Ele­na Por­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.