EL DESASTRE de­spués del tor­nado

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA - BY WIL­LIAM R. WYNN | TULSA, OK bill@lase­m­anadel­sur.com

Adías de haber sido azo­ta­dos por un ex­traño tor­nado de ve­r­ano, las cuadrillas de limpieza siguen tra­ba­jando duro para re­mover es­com­bros y restos in­de­sea­dos y lo­grar que nues­tra ciu­dad vuelva a ser un lu­gar se­guro una vez más. El tor­nado cat­e­goría F2 tocó fondo en la calle 41 y Yale a la 1 y 19 de la madru­gada el domingo 6 de agosto, vi­a­jando ha­cia el Este du­rante 6 min­u­tos y trazando una ruta de un cuarto de milla de an­cho, antes de de­splazarse ha­cia Bro­ken Ar­row, el tor­nado hizo una visita por la avenida Mingo.

Fun­cionar­ios de la ciu­dad in­for­maron que cu­a­tro ne­go­cios quedaron com­ple­ta­mente de­stru­i­dos, in­cluyendo un lo­cal de Whataburger em­plazado en la calle 41 y la au­topista I-44, una tienda ATT, y un TGI Fri­days donde var­ios em­plea­dos quedaron atra­pa­dos hasta que los equipos de rescate lo­graron lib­er­ar­los.

Un to­tal de 68 lo­cales com­er­ciales sufrió daños com­pro­m­ete­dores, mien­tras que 57 padecieron daños menores y otros 23 re­sul­taron menor­mente afec­ta­dos. En la ciu­dad de Tulsa un hogar quedó com­ple­ta­mente de­stru­ido y 9 casas sufrieron daños severos, otras 9 padecieron in­con­ve­nientes a reparar. Al menos 6 hog­a­res reg­is­traron caí­das de ár­boles en sus jar­dines.

No se reg­is­traron víc­ti­mas fa­tales tras el tor­nado, pero 30 per­sonas re­sul­taron heri­das, al­gu­nas de gravedad.

La pre­gunta que nos hace­mos to­dos los Tul­sanos es por qué no sonaron las sire­nas de emer­gen­cia ni bien el tor­nado tocó el suelo, algo que siem­pre pasa cuando un tor­nado se ac­erca a áreas ur­banas.

El di­rec­tor de Tulsa Emer­gency Man­age­ment, Roger Jol­liff, dijo que no hubo tiempo su­fi­ciente para que sonaran las sire­nas, el tor­nado se de­sar­rolló muy rápido y ter­minó antes de que el sis­tema pudiera ac­ti­varse. “La tor­menta se de­sató, se con­vir­tió en tor­nado e hizo de­sas­tres en un corto período de tiempo”, ex­plicó Jol­liff, desta­cando que al mo­mento en el que el ser­vi­cio me­te­o­rológico na­cional emi­tiera el alerta el tor­nado ya había par­tido ha­cia Bro­ken Ar­row.

Como no sonaron las sire­nas mu­chos Tul­sanos en di­rec- ción al corre­dor de com­pras de la calle 41 en­tre Yale y Sheri­dan que salieron el domingo a pasear ni se en­ter­aron de que un tor­nado había pasado por allí y se sor­prendieron al ver una milla acor­don­ada por la policía, mien­tras los equipos de emer­gen­cia re­movía los ár­boles caí­dos y los postes de luz.

La gob­er­nadora Mary Fallin se re­unió con el al­calde de la ciu­dad G.T. Bynum para eval­uar los daños en la zona el martes por la tarde, prome­tiendo asis­ten­cia es­tatal a la ciu­dad mien­tras se tra­baja para re­cu­perar las casas y ne­go­cios de­stru­i­dos por la tor­menta. Fallin dijo que si bien los daños son severos está agrade­cida de que la trage­dia haya ocur­rido du­rante la madru­gada, ho­ras en las que pocos com­er­cios es­ta­ban abier­tos.

Es la ter­cera vez en la his­to­ria de la ciu­dad que Tulsa es afec­tada por un tor­nado du­rante el mes de Agosto. En 1955 un tor­nado F1 dio la nota del ve­r­ano y en 1958 uno de cat­e­goría F2, eso ocur­rió casi 6 dé­cadas atrás. (La Se­m­ana)

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.