Trump les quita su sueño

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA - POR WIL­LIAM R. WYNN | TULSA, OK bill@lase­m­anadel­sur.com

De­spués de un breve co­mu­ni­cado en Twit­ter y una helada con­fer­en­cia de prensa a cargo del min­istro de Jus­ti­cia Jeff Ses­sions a primera hora del martes, el fin de se­m­ana de miedo e in­cer­tidum­bre se con­vir­tió fi­nal­mente en otros seis meses de temor para los 1.8 mil­lones de DREAM­ers y sus fa­mil­ias, de los cuales 800.000 habían sido pro­te­gi­dos de la de­portación bajo el pro­grama de Ac­ción Diferida para los lle­ga­dos en la in­fan­cia (DACA) im­ple­men­tado por el pres­i­dente Obama, que ahora acaba e ser re­scindido por Ses­sions.

En una movida política que no oculta sus in­tere­ses per­son­ales Trump le puso fin al DACA pero de­cidió otor­gar seis meses de prór­roga para otor­garle al con­greso lu­gar a de­cidir, pub­li­cando en un tweet: “Con­greso, prepárense para hacer su tra­bajo, DACA”. Trump puede de­cir ahora que cumplió lo que le prometió a la ul­tra-derecha anti-in­mi­grante al tirar por la borda las ac­ciones ejec­u­ti­vas de Obama, mostrando que al mismo tiempo tiene un “gran corazón”, que lo obliga de­jar el prob­lema en manos de un con­greso que en más de una opor­tu­nidad se mostró in­útil para re­solver cues­tiones in­mi­gra­to­rias, in­clu­sive desde la in­tro­duc­ción del primer DREAM Act a manos de los senadores Richard Durbin (D-Illi­nois) y Orin Hatch (R-Utah) en el 2001.

Gru­pos de de­fensa de los dere­chos in­mi­grantes a lo largo y an­cho de la nación, e in­clu­sive aquí en Ok­la­homa ac­tu­aron rápido. La coali­ción por el Sueño Amer­i­cano (ADC) pub­licó un co­mu­ni­cado min­u­tos de­spués de que Ses­sions anun­ciara el fin del DACA que lee: “La­men­ta­mos la de­cisión del pres­i­dente de ter­mi­nar con un pro­grama que tuvo un im­pacto tan pos­i­tivo no sólo en las vi­das de los jóvenes di­rec­ta­mente afec­ta­dos, sino tam­bién en nues­tra economía y so­ciedad como un todo”.

“El DACA rep­re­senta lo mejor de cómo so­mos como país”, con­tinúa la declaración. “Y la ADC es­pera que el con­greso ac­túe con rapi­dez para im­ple­men­tar una solu­ción per­ma­nente que ponga fin al peli­gro que en­frentan los 800.000 DREAM­ers afec­ta­dos, de los cuales 6900 viven en Ok­la­homa. Lle­garon aquí cuando eran niños y esta es la única casa, el único país que cono­cen, que aman y sólo es­tán exigiendo poder uti­lizar sus tal­en­tos y de­sar­rol­lar sus pa­siones para que América al­cance su máx­imo po­ten­cial”.

La ul­tra derecha anti-in­mi­grante cel­e­bra con ve­he­men­cia esta vic­to­ria, junto a Ses­sions y su acól­ito Stephen Miller, ahora as­esor de Trump. Steve Ban­non, quien fuera an­te­ri­or­mente es­tratega de cam­paña de Trump evitó esta de­cisión du­rante meses, sa­bi­endo que los DREAM­ers eran pe­ones nece­sar­ios en un juego más grande, o en pal­abras de Ban­non a la NPR: “Una her­ramienta es­tratég­ica en las fu­turas batal­las de la política in­mi­gra­to­ria”.

El ex pres­i­dente Obama que hasta ahora ha man­tenido el si­len­cio bajo la nueva pres­i­den­cia re­pub­li­cana que at­ro­pellaba cada uno de los éx­i­tos de su ad­min­is­tración, de­cidió no con­tener su frus­tración. “Los DREAM­ers son amer­i­canos de corazón, de mente, son amer­i­canos pero les falta una sóla cosa, pa­pe­les”, dijo Obama el martes. “Esto no se trata de si so­mos un pueblo que echa jóvenes prome­sas con ganas de al­can­zar el éx­ito, o si los trata­mos como nos gus­taría que nos trataran a nosotros. Se trata de quienes so­mos como pueblo, y en qué nos quer­e­mos con­ver­tir”.

La vecina de Tulsa res­i­dent Rosa Her­nan­dez es una de las DREAM­ers cuya vida pende de un hilo según las de­ci­sions de trump. Her­nan­dez com­par­tió su reac­ción a la noti­cia con La Se­m­ana.

“Mi reac­ción ini­cial sor­pren­den­te­mente no fue de miedo”, dijo Hernán­dez. “Estaba preparada para hacer todo en mi posi­ción para con­trar­restar su de­cisión. He vivido aquí toda mi vida, conozco la ley y mis dere­chos y ya no tengo miedo”.

Her­nan­dez ex­plicó que el pro­grama DACA fue un gran alivio para su fa­milia, pues le per­mi­tió salir sin miedo de subirse al auto y no saber qué pasaría si la de­tienen, le per­mi­tió ir a la uni­ver­si­dad para “al­can­zar los sueños que parecían siem­pre tan im­posi­bles”. Hoy se prepara para luchar con es­per­an­zas so­bre un cam­bio a fu­turo.

“Creo que el con­greso esta vez va a es­tar del lado ade­cuado de la his­to­ria”, le dijo Her­nan­dez a La Se­m­ana. “Y nos va a dar a los DREAM­ers la posi­bil­i­dad de en­con­trar la man­era de con­tribuir a este país como ver­daderos amer­i­canos, porque eso es lo que so­mos, cómo nos sen­ti­mos y de­nom­i­namos”.

En las próx­i­mas se­m­anas y meses La Se­m­ana mon­i­tore­ará de cerca las vi­das, batal­las y éx­i­tos de los DREAM­ers de Ok­la­homa mien­tras atraviesan es­tos tiem­pos difí­ciles. Si de­seas que tu his­to­ria y tu voz se oigan con­tác­tate a ed­i­tor@lase­m­anadel­sur.com. (La Se­m­ana)

ACTIVISTAS DE TODAS NACIONALIDADES APOYAN LA AC­CIÓN DIFERIDA PARA LOS LLE­GA­DOS EN LA IN­FAN­CIA (DACA, POR SUS SIGLAS EN INGLÉS)

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.