Po­cas mu­jeres em­barazadas fu­man en Ok­la­homa

La Semana - - FRONT PAGE | PORTADA -

El de­par­ta­mento de Salud de Ok­la­homa (OSDH en inglés) anun­ció una re­duc­ción sig­ni­fica­tiva en la tasa de con­sumo den tabaco en em­barazadas. Los datos de­mues­tran que son menos las em­barazadas que fu­man, cifra que se re­dujo a un ter­cio (33.5 por ciento) desde el año 2009. Junto a esta buena noti­cia se reg­istró una baja en la tasa de mor­tal­i­dad in­fan­til en más de 10 por ciento.

“Para seguir con esta ten­den­cia pos­i­tiva quer­e­mos que las mu­jeres se man­ten­gan sanas antes y du­rante el em­barazo”, dijo Joyce Mar­shall direc­tor de los ser­vi­cios de mater­nidad y salud in­fan­til. “Son mu­chos los fac­tores que afectan el de­sar­rollo de un niño, in­clu­sive fu­mar du­rante el em­barazo. Si bien hemos visto una baja del con­sumo de cigar­rillo daros re­cientes in­di­can que una de cada ocho mu­jeres en Ok­la­homa sigue fu­mando en los úl­ti­mos tres meses del em­barazo. Mien­tras cel­e­bramos el pro­greso y la baja del con­sumo del cigar­rillo en em­barazadas re­cono­ce­mos que nos queda un largo camino por an­dar para apo­yar a las mu­jeres y sus fa­mil­ias a de­jar de fu­mar”.

Según el cen­tro para el Con­trol y la Preven­ción de En­fer­medades (CDC) fu­mar en el em­barazo sigue siendo una de las causas de com­pli­cación en el nacimiento de un bebé que pueden pre­venirse. Fu­mar oca­siona nacimien­tos pre­maturos, de­fec­tos de nacimiento, bajo peso al nacer y abor­tos espon­tá­neos. Es­tar con gente que fuma tam­bién ex­pone al bebé a quími­cos que tienen efec­tos im­pen­sa­dos en la salud del niño.

Las mu­jeres que de­jan de fu­mar au­men­tan las posi­bil­i­dades de tener niños con pul­mones más sanos, con más oxígeno en san­gre, cosas que los ayu­dan a cre­cer mejor en la panza, re­ducen la posi­bil­i­dad de que el pe­queño de­sar­rolle asma, aler­gias, afec­ciones pul­monares y hasta el sín­drome de muerte súbita.

No im­porta en qué mes de em­barazo es­tés, la mamá y el bebé siem­pre es­tarán mejor si la madre deja de con­sumir tabaco y deriva­dos del cigar­rillo. La línea de preven­ción y ayuda Ok­la­homa To­bacco Helpline es un re­curso gra­tu­ito disponible en todo el es­tado para quienes de­seen de­jar de fu­mar, llame al

1-800-QUIT NOW (7848669) o in­grese en https://okhelpline.com y regístrese las 24 ho­ras del día, los 7 días de la se­m­ana.

La fa­milia y los ami­gos pueden apo­yar las de­ci­siones de vida de una mu­jer evi­tando fu­mar cerca de una em­barazada, la línea de au­toayuda tam­bién tiene re­cur­sos disponibles para el en­torno de la em­barazada, y así ayu­dar a que to­dos de­jen de fu­mar.

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.