A mar­ti­lla­zos ase­si­na­ron a 4 niños en el ba­rrio El 70

Ve­ci­nos in­cen­dia­ron la ca­sa del vic­ti­ma­rio. Fa­mi­lia­res de los niños re­la­ta­ron ayer en la mor­gue de Be­llo Mon­te que el hom­bre, de 48 años de edad, siem­pre les re­ga­la­ba dul­ces pa­ra ga­nar su con­fian­za

El Nacional - - SUCESOS - ROSIBEL CRIS­TI­NA GON­ZÁ­LEZ

“Yo mismo car­gué a mis so­bri­ni­tos y los sa­qué de esa ca­sa; su car­ni­ta aún es­ta­ba blan­da y ca­lien­ti­ca”, di­jo ayer en­tre lá­gri­mas Gre­go­rio Or­te­ga, tío de tres niños ase­si­na­dos el vier­nes en una vi­vien­da si­tua­da en la ca­lle 8, par­te al­ta del ba­rrio El 70 de El Va­lle.

Or­te­ga re­la­tó que los niños se en­con­tra­ban en su re­si­den­cia. El vier­nes a las 12:00 m, la ma­dre, Ro­xa­na Ale­jan­dra Conde Gra­te­rol, sa­lió a lle­var­le el al­muer­zo a su es­po­so, quien se en­cuen­tra re­clui­do en los ca­la­bo­zos po­li­cia­les de la PNB en El Va­lle. De­ci­dió ir con el se­gun­do de sus cua­tro hi­jos y de­jó a car­go a la ni­ña de 10 años de edad al cui­da­do de otra hem­bra de 4 años y un va­rón de 1 año.

A una cua­dra de la vi­vien­da de la fa­mi­lia Conde Gra­te­rol vi­vía un ve­cino iden­ti­fi­ca­do co­mo Jo­sé Ma­nuel “Za­pa­te­ro” Morgado Be­llo de 48 años de edad. “Era un hom­bre que se ga­na­ba la con­fian­za de los ve­ci­nos. Un hom­bre que siem­pre re­ga­la­ba dul­ces a los ni­ñi­tos del ba­rrio. Su­po­ne­mos que apro­ve­chó la au­sen­cia de mi her­ma­na, se di­ri­gió a la ca­sa y con ofre­ci­mien­tos de go­lo­si­nas, con­ven­ció a la ni­ña pa­ra que lo de­ja­ra en­trar a la ca­sa, ella se con­fió por­que lo co­no­cía”, con­tó Or­te­ga.

Cuan­do la ma­dre lle­gó a su re­si­den­cia, no­tó que la puer­ta es­ta­ba abier­ta y co­men­zó a bus­car a sus tres hi­jos. “Su in­tui­ción la lle­vó a di­ri­gir­se a la ca­sa del ve­cino y allí los en­con­tró. No fue co­mo el Cicpc di­jo, que los niños es­ta­ban des­apa­re­ci­dos des­de el jue­ves, ni que los ve­ci­nos se agru­pa­ron pa­ra bus­car­los por las zo­nas bos­co­sas del ba­rrio, eso es to­tal­men­te fal­so”, sos­tu­vo.

La cuar­ta víc­ti­ma. Otro ni­ño de 10 años de edad tam­bién fue ase­si­na­do. Era de ape­lli­do Ruiz. Ve­ci­nos re­la­ta­ron que el pe­que­ño pa­sa­ba por la ca­sa del ho­mi­ci­da y, al no­tar la puer­ta abier­ta, en­tró. En su inocen­cia, nun­ca ima­gi­nó lo que ve­ría. Mu­rió en las mis­mas cir­cuns­tan­cias que los otros tres. Su ma­dre, Ma­ri­sol Gó­mez, jun­to con Ca­ro­li­na Gra­te­rol, has­ta ayer se en­con­tra­ban de­te­ni­das en el Cicpc de la ave­ni­da Ur­da­ne­ta co­mo par­te de la ave­ri­gua­ción, aun­que sus fa­mi­lias de­ter­mi­na­ron que na­da tie­nen que ver con el ho­mi­ci­dio de sus hi­jos.

RAÚL RO­ME­RO

Fa­mi­lia­res de los niños des­min­tie­ron la ver­sión po­li­cial: “Los niños nun­ca es­tu­vie­ron des­apa­re­ci­dos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.