Bol­so­na­ro la­men­ta la vio­len­cia desata­da en cam­pa­ña elec­to­ral

El can­di­da­to Fer­nan­do Had­dad afir­mó que pon­drá freno a la co­rrup­ción en su país, en un ac­to con jó­ve­nes en Sao Paulo

El Nacional - - MUNDO - RÍO DE JA­NEI­RO-SAO PAULO EFE

El can­di­da­to pre­si­den­cial de ul­tra­de­re­cha, Jair Bol­so­na­ro, la­men­tó en Río de Ja­nei­ro las agre­sio­nes que se han desata­do en Bra­sil en el mar­co de la cam­pa­ña elec­to­ral por la se­gun­da vuel­ta, e hi­zo un lla­ma­do pa­ra que los su­fra­gan­tes se ale­jen de las pa­sio­nes.

“La­men­to esas agre­sio­nes (...). Si tu­vie­ra el po­der pa­ra que ape­nas con ha­blar pu­die­ra evi­tar to­do eso, ejer­ce­ría ese po­der. Yo ape­lo a to­dos en el país pa­ra que de­jen las pa­sio­nes de la­do”, ase­gu­ró Bol­so­na­ro a la pren­sa en la ca­sa de Paulo Ma­rin­ho, un re­co­no­ci­do em­pre­sa­rio.

Des­de que co­men­zó la se­gun­da vuel­ta elec­to­ral en Bra­sil, se­gui­do­res de am­bas cam­pa­ñas han si­do víc­ti­mas de ata­ques ver­ba­les y fí­si­cos por las “pa­sio­nes” de los opo­si­to­res, lo que ya su­ma más de 50 even­tos e in­clu­so se ha lle­ga­do a ha­blar de una cen­te­na en es­ta se­ma­na.

Aun­que al­gu­nos de los se­gui­do­res de Bol­so­na­ro han si­do ata­ca­dos, la ma­yo­ría de los ca­sos se han pre­sen­ta­do ha­cia quie­nes apo­yan al Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res, for­ma­ción del as­pi­ran­te pre­si­den­cial de iz­quier­da Fer­nan­do Had­dad, así co­mo a miem­bros de la po­bla­ción LGBTI, mu­je­res y afro­des­cen­dien­tes.

El más so­na­do fue el ca­so del re­co­no­ci­do com­po­si­tor y maes­tro de ca­poei­ra Ro­mual­do Ro­sá­rio da Cos­ta, de 63 años de edad, quien fue ase­si­na­do a pu­ña­la­das el lu­nes en la ma­dru­ga­da, des­pués de una dis­cu­sión so­bre el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en Bra­sil.

Lue­go de es­tos ata­ques, la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das con­de­nó la vio­len­cia ocu­rri­da en la cam­pa­ña elec­to­ral y pi­dió in­ves­ti­gar los ca­sos.

“Con­de­na­mos cual­quier ac­to de vio­len­cia y pe­di­mos una in­ves­ti­ga­ción in­me­dia­ta, im­par­cial y efec­ti­va de esos acon­te­ci­mien­tos. El dis­cur­so vio­len­to y en­cen­di­do pre­sen­te en es­tas elec­cio­nes, so­bre to­do con­tra (la po­bla­ción) LGBTI, mu­je­res, afro­des­cen­dien­tes y aque­llos con di­fe­ren­tes vi­sio­nes po­lí­ti­cas, es pro­fun­da­men­te preo­cu­pan­te”, se­ña­ló la por­ta­voz de la ofi­ci­na del Al­to Co­mi­sio­na­do de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos, Ra­vi­na Sham­da­sa­ni.

Had­dad di­jo en Sao Paulo que pon­drá freno a la co­rrup­ción de Bra­sil me­dian­te el for­ta­le­ci­mien­to de los en­tes de con­trol pú­bli­co en las en­ti­da­des es­ta­ta­les.

Had­dad (que su­ce­dió al ex pre­si­den­te Luiz Iná­cio Lu­la da Sil­va, in­ha­bi­li­ta­do de par­ti­ci­par en la con­tien­da elec­to­ral por es­tar pre­so y con­de­na­do por co­rrup­ción pa­si­va y la­va­do de di­ne­ro), ase­gu­ró que fal­tó con­trol in­terno en las en­ti­da­des pú­bli­cas don­de los di­rec­to­res que­da­ron suel­tos pa­ra pro­mo­ver la co­rrup­ción.

“Si al­guien ac­tuó de ma­ne­ra erra­da” y se en­ri­que­ció in­de­bi­da­men­te “tie­ne que ir a la cár­cel” pe­ro “con prue­bas”, en­fa­ti­zó el can­di­da­to del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res a la pren­sa en el mar­co de un even­to con jó­ve­nes al que asis­tió en Sao Paulo, ciu­dad de la que fue al­cal­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.