Ex­pe­rien­cia cro­má­ti­ca

Un to­tal de 18 pie­zas es­tán ex­pues­tas en la sa­la per­ma­nen­te, en­tre ellas, Laby­rint­he Trans­chro­mies Ra­chel, que fue do­na­da re­cien­te­men­te por el ar­tis­ta que es­te año cum­plió 95 años de edad

El Nacional - - PORTADA - ISAAC GON­ZÁ­LEZ MEN­DO­ZA » igon­za­lez@el-na­cio­nal.com

Con un to­tal de 18 pie­zas, 2 de ellas do­na­das por el ar­tis­ta plás­ti­co, se rei­nau­gu­ró el Es­pa­cio Cruz-Diez en el Mu­seo de la Es­tam­pa y del Di­se­ño Car­los Cruz-Diez. La Cá­ma­ra de Cro­mo­sa­tu­ra­ción, que es­tu­vo ce­rra­da 2 años, vuel­ve a con­ver­tir­se en la atrac­ción prin­ci­pal de la ins­ti­tu­ción fun­da­da en 1997

Un pa­si­llo de 52 me­tros de lar­go en­cie­rra tres to­nos que pa­re­cen flo­tar en el ai­re. Ya den­tro se tie­ne la im­pre­sión de que el azul, el ro­jo y el ver­de se ad­hie­ren al cuer­po has­ta que, al ca­bo de un mo­men­to, el co­lor se vuel­ve blan­co. El efec­to de la Cá­ma­ra de cro­mo­sa­tu­ra­ción, di­se­ña­da por Car­los Cruz-Diez en 2004, es alu­ci­nan­te.

A po­cos me­tros, la gen­te se pier­de en­tre lu­ces y di­fe­ren­tes to­na­li­da­des en me­dio de las lar­gas lá­mi­nas del Laby­rint­he

Trans­chro­mies Ra­chel. Y si se quie­ren más co­lo­res se pue­de ju­gar den­tro de las Du­chas cro­má­ti­cas, tres ci­lin­dros de lá­mi­nas plás­ti­cas en los que el vi­si­tan­te pue­de in­te­grar­se a la ex­pe­rien­cia cro­má­ti­ca.

En Ca­ra­cas, una ciu­dad don­de ca­da vez hay me­nos es­pa­cios pa­ra el es­par­ci­mien­to, to­da­vía es po­si­ble dis­fru­tar de la obra del maes­tro del co­lor. El 4 de oc­tu­bre se rei­nau­gu­ró el Es­pa­cio Cruz-Diez en el Mu­seo de la Es­tam­pa y del Di­se­ño con un to­tal de 18 pie­zas.

La ex­po­si­ción es­ta­ba pre­vis­ta pa­ra ser pre­sen­ta­da en agos­to, en coin­ci­den­cia con el cum­plea­ños 95 años de Cru­zDiez. Se re­tra­só por­que fue di­fí­cil con­se­guir las ge­la­ti­nas, que es­ta­ban ven­ci­das, de la Cá­ma­ra de cro­mo­sa­tu­ra­ción, que per­ma­ne­ció apro­xi­ma­da­men­te dos años ce­rra­da. Los ma­te­ria­les se ad­qui­rie­ron gra­cias a una alian­za con Ar­ti­cruz, ta­ller fun­da­do por el ar­tis­ta en Pa­na­má. “Ese ti­po de lám­pa­ras ya no se fa­bri­ca, así que des­de Pa­na­má in­for­ma­ron dón­de se po­dían con­se­guir”, in­di­có Car­los Cruz, hi­jo del crea­dor ve­ne­zo­lano.

El Mu­seo de la Es­tam­pa y del Di­se­ño Car­los Cruz-Diez, que em­pe­zó sus ac­ti­vi­da­des en 1997, cuen­ta con dos nue­vas pie­zas do­na­das por el au­tor: Laby­rint­he Trans­chro­mies Ra­chel y Co­lor al es­pa­cio (2017), es­ta úl­ti­ma no es­tá ex­pues­ta to­da­vía. “Es­tas obras son an­ti­guas, pe­ro pa­pá las ha adap­ta­do es­pe­cial­men­te pa­ra el mu­seo”, se­ña­ló Cruz.

Afir­mó que el ar­tis­ta tie­ne muy bue­nas re­la­cio­nes con el mu­seo y la Fun­da­ción Mu­seos Na­cio­na­les. No ha ha­bi­do con­flic­tos por di­fe­ren­cias po­lí­ti­cas. “Ellos no ha­cen pro­se­li­tis­mo con su obra, más bien se sien­te un apo­yo. Y el tra­ba­jo de pa­pá no tie­ne na­da que ver con po­lí­ti­ca. Es hu­ma­nis­ta. Creo que en el mu­seo hay gen­te sú­per pre­pa­ra­da”, di­jo Cruz.

Coin­ci­de con Yen­nai Quin­te­ro, di­rec­to­ra del Mu­seo de la Es­tam­pa des­de 2014: “La re­la­ción con Cruz-Diez es muy fa­mi­liar. Se le sue­le in­for­mar so­bre ca­da una de las medidas que to­ma­mos”. Ase­gu­ró que en la ins­ti­tu­ción, don­de tra­ba­jan al me­nos 48 per­so­nas, se ha du­pli­ca­do la can­ti­dad de vi­si­tas des­pués de que se anun­ció la rei­nau­gu­ra­ción. “La sa­la per­ma­nen­te es un pro­yec­to que tie­ne tres años de ges­ta­do. Es un es­pa­cio que de ma­ne­ra con­ti­nua se va a re­fres­car en es­ta se­gun­da fa­se pa­ra tra­ba­jar con la do­na­ción reciente de las pie­zas del maes­tro”, in­for­mó.

Cruz di­jo que pe­rió­di­ca­men­te al­gún fa­mi­liar del au­tor vi­si­ta el mu­seo. “Yo ten­go tiem­po sin ir por­que he via­ja­do mu­cho. Mi so­brino Ga­briel Cruz es quien es­tu­vo allí ha­ce po­cos me­ses. Siem­pre hay al­guien de la fa­mi­lia que se da una vuel­ta. Tam­bién van her­ma­nos míos que tra­ba­jan en Pa­na­má”, pre­ci­só.

Cle­men­te Mar­tí­nez, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Fun­da­ción Mu­seos Na­cio­na­les, que tam­bién se en­car­gó de la mu­seo­gra­fía de la mues­tra, di­jo que es­pe­ran lo­grar que to­das las ins­ti­tu­cio­nes de la Fun­da­ción Mu­seos Na­cio­na­les sean co­mo la de la Es­tam­pa y del Di­se­ño, una de las que se en­cuen­tra en me­jo­res con­di­cio­nes. Re­cal­có que allí ha si­do más sen­ci­llo el man­te­ni­mien­to por­que es un es­pa­cio pe­que­ño si se com­pa­ra, por ejem­plo, con la Ga­le­ría de Ar­te Na­cio­nal. “Los mu­seos más gran­des tie­nen más di­fi­cul­ta­des de ac­ce­so, man­te­ni­mien­to y pro­gra­ma­ción”.

Re­co­no­ció que la cri­sis eco­nó­mi­ca di­fi­cul­ta el desa­rro­llo de ex­po­si­cio­nes. Sin em­bar­go, con­si­de­ra que no es im­po­si­ble. “La cri­sis nos pe­ga a to­dos. Es­ta­mos acos­tum­bra­dos a com­prar ma­te­ria­les en el ex­te­rior, pe­ro aho­ra so­mos más crea­ti­vos. He­mos aho­rra­do en al­gu­nos gas­tos. Tam­bién apren­di­mos a en­se­ñar y a bus­car otras formas de es­ta­ble­cer una lec­tu­ra mu­seo­grá­fi­ca dis­tin­ta”.

Cruz in­for­mó que im­pul­san un pro­yec­to con la em­pre­sa InSi­tu pa­ra res­tau­rar to­das las obras mo­nu­men­ta­les del ar­tis­ta ci­né­ti­co que es­tán en el mun­do. En to­tal suman 150: 100 se en­cuen­tran en Venezuela y 50 en otros paí­ses. En­tre ellas men­cio­na los si­los de La Guai­ra y la Cro­mo in­ter­fe­ren­cia de co­lor adi­ti­vo, en el ae­ro­puer­to Si­món Bo­lí­var. “To­do se da­ña, se de­te­rio­ra y eso nun­ca se tie­ne en cuen­ta. No es un mal nues­tro, es al­go que ocu­rre en to­do el mun­do. Al­guien ha­ce un edi­fi­cio y na­die po­ne en el pre­su­pues­to que hay que res­tau­rar­lo. Si no hu­bie­ra res­tau­ra­ción, el Mu­seo del Lou­vre no ten­dría obras. Na­da es eterno. Es­te plan es im­por­tan­te por­que esas obras no son de no­so­tros, sino del pue­blo ve­ne­zo­lano”, ex­pre­só.

La cri­sis nos pe­ga a to­dos Es­ta­mos acos­tum­bra­dos a com­prar ma­te­ria­les en el ex­te­rior, pe­ro aho­ra so­mos más crea­ti­vos. He­mos aho­rra­do en al­gu­nos gas­tos”

Cle­men­te Mar­tí­nez, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Fun­da­ción Mu­seos Na­cio­na­les

La pie­za Laby­rint­he Trans­chro­mies Ra­chel (crea­da en 1965 y readap­ta­da en 2017) fue do­na­da re­cien­te­men­te al mu­seo por Car­los Cruz-Diez

Los asis­ten­tes a la ex­po­si­ción pue­den in­ter­ac­tuar con la pie­za

La Cá­ma­ra de cro­mo­sa­tu­ra­ción es­tu­vo ce­rra­da du­ran­te dos años por­que las ge­la­ti­nas que per­mi­ten su fun­cio­na­mien­to se ven­cie­ron

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.