DI­MAS RI­VAS TO­RRES Y GEOR­GIAN­NA REYES PRONUNCIARON EL «SÍ, QUIE­RO» EN LA IGLE­SIA SAN LUIS GON­ZA­GA DE CA­RA­CAS

«Fue el me­jor día de nues­tras vi­das. Lo dis­fru­ta­mos a ple­ni­tud y sa­be­mos que es­ta nue­va eta­pa es­ta­rá lle­na de di­cha y amor pa­ra siem­pre»

Hola! (Venezuela) - - Panorama - Tex­to: VA­NES­SA AL­VES DA COS­TA Fo­tos: LEONEL LON­GO

EL PAI­SA­JE de un res­plan­de­cien­te cie­lo acom­pa­ñó a Geor­gian­na Reyes y a Di­mas Ri­vas el día más im­por­tan­te de sus vi­das. La Igle­sia San Luis Gon­za­ga de Chuao fue el tem­plo ele­gi­do por los con­tra­yen­tes pa­ra com­pro­me­ter sus vi­das en el al­tar fren­te a Dios. Des­de el pri­mer mi­nu­to de ese día la fe­li­ci­dad no se hi­zo es­pe­rar y dis­fru­ta­ron ca­da ins­tan­te an­tes y des­pués de de­cir­se el sí quie­ro. Geor­gian­na, hi­ja de la re­co­no­ci­da di­se­ña­do­ra Georgia Reyes, lu­ció un ves­ti­do de en­sue­ño, el atuen­do ideal que la con­vir­tió en

Des­de que ten­go me­mo­ria he vis­to a mi ma­dre en­tre­gar los mas be­llos ves­ti­dos de no­via, pe­ro sin du­da ver­la tra­ba­jar con el mío fue uno de los pro­ce­sos mas gra­ti­fi­can­tes y emo­ti­vos que he vi­vi­do en los úl­ti­mos tiempos »

pro­ta­go­nis­ta de su bo­da, un tra­je ele­gi­do por ella y por su ma­dre del que cui­da­ron ca­da de­ta­lle.

En la ma­ña­na la be­lla no­via y su ma­dre se reunie­ron con las in­te­gran­tes del cor­te­jo pa­ra pre­pa­rar­se mien­tras Geor­gian­na con­ta­ba los mi­nu­tos que fal­ta­ban pa­ra en­con­trar­se en el al­tar con su gran amor. El tiem­po se fue vo­lan­do y des­pués de una her­mo­sa se­sión de fo­tos en las áreas del JW Ma­rriott la no­via to­mó su bou­quet y se di­ri­gió jun­to con sus acom­pa­ñan­tes a la igle­sia San Luis

Gon­za­ga en Chuao, se­gu­ra que des­de el cie­lo su pa­dre, Jo­sé Luis Reyes, le da­ba su ben­di­ción. En­tró a la igle­sia del bra­zo de su her­mano Jo­sé Luis, que no de­jó de mos­trar la di­cha y el afec­to que sien­te por Geor­gian­na que, por fin, se en­con­tró con Di­mas, su gran amor. Al ter­mi­nar la ben­di­ción del pa­dre, los re­cién ca­sa­dos se be­sa­ron y es­tu­vie­ron mi­rán­do­se a los ojos un buen ra­to, re­afir­man­do que es­ta es la me­jor de­ci­sión que han to­ma­do en sus vi­das.

Ape­nas ter­mi­na­ron el ac­to re­ci­bie­ron los ca­lu­ro­sos abra­zos, las fe­li­ci­ta­cio­nes y las ben­di­cio­nes de fa­mi­lia­res y ami­gos, se to­ma­ron de la mano y se fue­ron a ce­le­brar con sus se­res que­ri­dos.

Dis­fru­ta­ron de un festejo sin igual. Ce­le­bra­ron en un bos­que en­can­ta­do, co­mo en un cuen­to de ha­das. Los cen­tros de me­sa es­ta­ban cu­bier­tos de hie­dra, uñas de dan­ta y fi­cus, que le brin­da­ron un am­bien­te ele­gan­te y dis­tin­gui­do al sa­lón, ves­ti­do de un ma­ra­vi­llo­so ver­dor y re­ple­to de can­de­la­bros col­gan­tes. Pi­lar Mar­tí­nez fue la en­car­ga­da de ese her­mo­so di­se­ño y se es­me­ró pa­ra sor­pren­der a los no­vios y a ca­da uno de los in­vi­ta­dos.

Des­pués de en­trar al sa­lón y de re­ci­bir los aplau­sos por su en­la­ce ma­tri­mo­nial, los re­cién ca­sa­dos ca­mi­na­ron has­ta el cen­tro de la pis­ta pa­ra bai­lar “Per­fect”, te­ma de Ed Shee­ran que no han de­ja­do de com­par­tir ape­nas lo es­cu­cha­ron por pri­me­ra vez. Ame­ni­zó es­ta ce­le­bra­ción el DJ Ga­to Hou­se, que en­can­tó a los asis­ten­tes con su mú­si­ca.

“SOÑÉ CON ÉL TO­DA MI VI­DA”

Geor­gian­na so­ñó des­de pe­que­ña con el ves­ti­do que lu­ció en su bo­da, un di­se­ño de su ma­dre que ape­nas se en­te­ró de los pla­nes de bo­da de su hi­ja acep­tó ha­cer el ves­ti­do y con­cen­tró gran par­te de su tiem­po en crear es­ta ma­ra­vi­llo­sa pie­za com­pues­ta por una am­plia fal­da con­fec­cio­na­da en en­ca­je de chan­ti­llí fran­cés co­lor blan­co ro­to. Arri­ba, man­gas lar­gas y cuello off shoul­ders, un

A la iz­quier­da, Geor­gian­na, en­tró al tem­plo del bra­zo de su her­mano Jo­sé Luis Reyes pa­ra en­con­trar­se con su no­vio en el al­tar. Arri­ba, la pa­re­ja jun­to con la ma­dre de la flfl aman­te no­via, la di­se­ña­do­ra Georgia Reyes, y Ale­xan­der Pé­rez. Aba­jo, la fa­mi­lia del no­vio, su ma­dre, Mar­le­ne To­rres de Ri­vas, su her­ma­na, Mardy Ri­vas y su pa­dre, Di­mas Ri­vas, quie­nes le die­ron a Geor­gian­na la bien­ve­ni­da for­mal a la fa­mi­lia

sor la la de­co­ra­ción se ins­pi­ró en un bos­que en­can­ta­do,de­co­ra­ción se ins­pi­ró en un bos­que en­can­ta­do, sor­pren­dió a los no­vios y los hi­zo vi­vir un cuen­to de ha­das. El sa­lón se lle­nó de can­de­la­bros col­gan­tes y los cen­tros de me­sa lu­cie­ron un ma­ra­vi­llo­so ver­dor

di­se­ño re­ca­ma­do con mi­les de bo­to­nes y flo­res cor­ta­das a mano, que ofre­cie­ron un efec­to de fi­li­gra­na que hi­zo sen­tir a la no­via la más be­lla y fe­liz del mun­do. El no­vio en­car­gó su tra­je a Jor­ge Jai­mes, re­co­no­ci­do sas­tre que lo ase­so­ró y ati­nó con un con­jun­to ele­gan­te y muy acor­de con el im­por­tan­te acon­te­ci­mien­to de su vi­da.

“Fue un mo­men­to muy fe­liz, abru­ma­dor y muy sen­ti­men­tal pa­ra no­so­tros. Es­te día lo es­pe­ra­mos con an­sias y su­peró nues­tras ex­pec­ta­ti­vas. No pu­di­mos con­te­ner la emo­ción y las lá­gri­mas, fue una sen­sa­ción in­des­crip­ti­ble y her­mo­sa, es co­mo si el tiem­po se pa­ra­li­zó al es­tar uno fren­te al otro. Dis­fru­ta­mos mu­cho es­te día, fue per­fec­to, tal cual lo pla­nea­mos”, co­men­ta­ron los fe­li­ces es­po­sos.

cor­te l el ves­ti­do, de ves­ti­do, de cor­te ro­mán­ti­co, fue el que Geor­gian­na so­ñó des­de pe­que­ña. Siem­pre ima­gi­nó que es­te se­ría un día es­pe­cial pe­ro su­peró sus ex­pec­ta­ti­vas

Arri­ba, la mi­ra­da com­pli­ce de los no­vios al lle­gar a la re­cep­ción. A la de­re­cha, su pri­mer bai­le co­mo es­po­sos con el te­ma “Per­fect” de Ed Shee­ran. En es­ta ima­gen, la her­mo­sa me­sa de los pos­tres con la flfl orea­da tor­ta de cin­co pi­sos pa­ra ce­le­brar su unión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.