So­li­ci­tan pron­ta re­pa­ra­ción del dis­tri­bui­dor Las Chi­me­neas

Ma­nuel Aguirre de PJ ex­ten­dió el lla­ma­do a las au­to­ri­da­des

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, agos­to 27.- El se­cre­ta­rio de ac­ti­vis­mo de Pri­me­ro Jus­ti­cia en Ca­ra­bo­bo, Ma­nuel Aguirre, con­ti­núa ana­li­zan­do y de­nun­cian­do el es­ta­do de las vías en la re­gión. En es­ta opor­tu­ni­dad, se re­fi­rió al mal es­ta­do en que se en­cuen­tra el dis­tri­bui­dor Las Chi­me­neas ubi­ca­do en el mu­ni­ci­pio Va­len­cia.

El di­ri­gen­te po­lí­ti­co de la tol­da au­ri­ne­gra ase­gu­ró que los ca­ra­bo­be­ños con­ti­núan ex­pues­tos a las ma­las po­lí­ti­cas pú­bli­cas del Go­bierno. Pre­ci­só que el dis­tri­bui­dor Las Chi­me­neas pre­sen­ta múl­ti­ples fa­llas por fal­ta de man­te­ni­mien­to, “el des­cui­do en la aten­ción a los man­te­ni­mien­tos via­les de la re­gión ex­po­ne tan­to los vehícu­los co­mo la se­gu­ri­dad per­so­nal de quie­nes tran­si­tan por las prin­ci­pa­les vías de la re­gión”.

De­ta­lló que en el ca­so de es­te dis­tri­bui­dor ubi­ca­do en Va­len­cia, los pa­ños de con­cre­to pre­sen­tan fa­llas en las jun­tas de di­la­ta­ción así co­mo tam­bién hay pro­ble­mas en el dre­na­je, lo que au­men­ta el tiem­po de uso del dis­tri­bui­dor, “el agua acu­mu­la­da si­gue des­gas­tan­do las ca­pas as­fál­ti­cas y po­ne en pe­li­gro a to­dos los ca­ra­bo­be­ños y sus vehícu­los”.

Des­ta­có que es­to no só­lo ge­ne­ra un em­bo­te­lla­mien­to vehi­cu­lar en la Au­to­pis­ta Re­gio­nal del Cen­tro, sino que ade­más oca­sio­na ac­ci­den­tes pa­ra las per­so­nas que no co­no­cen las fa­llas de la vía, y aun más gra­ve, ex­po­ne la vi­da de quie­nes tran­si­tan en la no­che que por te­ner que dis­mi­nuir la ve­lo­ci­dad pa­ra no ser afec­ta­dos arries­gan su vi­da al ex­po­ner­se a la cri­mi­na­li­dad”, ma­ni­fes­tó el tam- bién ingeniero ci­vil.

Aguirre ale­gó que a to­do lo ex­pues­to se le su­ma la es­ca­sez de re­pues­tos en el sec­tor au­to­mo­tor y aler­tó que un amor­ti­gua­dor pue­de es­tar cer­cano a cos­tar un suel­do mí­ni­mo y un cau­cho has­ta tres suel­dos mí­ni­mos -si la per­so­na lo con­si­gue-. “Los ca­ra­bo­be­ños no só­lo es­tán afec­ta­dos por la in­se­gu­ri­dad y el pe­li­gro que ge­ne­ra el es­ta­do de las vías, sino tam­bién por el gol­pe que re­pre­sen­ta al bol­si­llo que se ve ca­da día más afec­ta­do por la in­fla­ción”.

El di­ri­gen­te de Pri­me­ro Jus­ti­cia reali­zó un lla­ma­do a las au­to­ri­da­des a rea­li­zar un man­te­ni­mien­to in­te­gral y po­ner­les la lu­pa a es­tos pro­ble­mas que afec­tan a los ca­ra­bo­be­ños.

En ho­ras pi­co se ge­ne­ra un em­bo­te­lla­mien­to en la ARC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.