Ra­joy pi­dió un Go­bierno ur­gen­te en la pri­me­ra se­sión de in­ves­ti­du­ra

Hoy se da­rá una vo­ta­ción en Con­gre­so

Notitarde - - Internacional -

Ma­drid, agos­to 30 ( DPA).El de­ba­te de in­ves­ti­du­ra del pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, Ma­riano Ra­joy, arran­có ayer tar­de en el Con­gre­so de los dipu­tados es­pa­ñol con po­cas es­pe­ran­zas de ser exi­to­so, ya que el can­di­da­to del Par­ti­do Po­pu­lar (PP) no cuen­ta con los apo­yos su­fi­cien­tes.

Re­ci­bi­do en­tre los aplau­sos de unos y el si­len­cio de otros, Ra­joy ini­ció su dis­cur­so, que du­ró unos 80 mi­nu­tos, ex­pli­can­do por qué de­ci­dió acep­tar el en­car­go que ha­ce unas se­ma­nas le hi­zo el rey Fe­li­pe VI.

Tres fue­ron los mo­ti­vos que ar­gu­men­tó. El pri­me­ro, que Es­pa­ña “ne­ce­si­ta un Go­bierno con ur­gen­cia”. Tam­bién que “los es­pa­ño­les han ele­gi­do al Par­ti­do Po­pu­lar” y, por úl­ti­mo, que “no exis­te una al­ter­na­ti­va ra­zo­na­ble”. La pro­pues­ta del PP, aña­dió, es “la úni­ca que pa­re­ce via­ble”.

Por­que en Es­pa­ña, ar­gu­men­tó, se ne­ce­si­ta un Go­bierno que ins­pi­re con­fian­za “en to­das di­rec­cio­nes” y pue­da tran­qui­li­zar a “to­do el mun­do”. “Cuan­to me­nos só­li­do y es­ta­ble sea” el Go­bierno, “peor irán las co­sas pa­ra Es­pa­ña”, ase­gu­ró, re­fi­rién­do­se a una po­si­ble al­ter­na­ti­va que in­clu­ya a par­ti­dos co­mo Po­de­mos.

“Otra al­ter­na­ti­va a la mía se­ría un Go­bierno de mil co­lo­res, ra­di­cal, in­efi­caz, con­di­cio­na­do, que ade­más es­ta­ría hi­po­te­ca­do por exis­ten­cias de par­ti­dos que quie­ren desafiar a las ins­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas y rom­per la uni­dad”, di­jo.

Ra­joy fue el úni­co que ha­bló en el pri­mer día de es­ta in­ves­ti­du­ra y hoy miér­co­les in­ter­ven­drán el res­to de los gru­pos po­lí­ti­cos, an­tes de la pri­me­ra vo­ta­ción que se ce­le­bra­rá a úl­ti­ma ho­ra de la tar­de. El PP so­lo cuen­ta con el apo­yo de los 32 dipu­tados de Ciu­da­da­nos y uno de Coa­li­ción Ca­na­ria, por lo que los 170 vo­tos fa­vo­ra­bles no le se­rán su­fi­cien­tes. Ade­más, en es­ta pri­me­ra vo­ta­ción Ra­joy ne­ce­si­ta­ría una ma­yo­ría ab­so­lu­ta pa­ra pro­cla­mar­se pre­si­den­te.

Ha­brá, por tan­to, una se­gun­da vo­ta­ción el pró­xi­mo vier­nes, 48 ho­ras des­pués de la pri­me­ra, en la que Ra­joy so­lo ne­ce­si­ta­ría una ma­yo­ría sim­ple, pe­ro el Psoe in­sis­te en que su “no” es de­fi­ni­ti­vo e irre­vo­ca­ble.

Tras el pro­ba­ble fra­ca­so de es­ta in­ves­ti­du­ra se abri­ría un pro­ce­so de dos me­ses en el que po­dría pre­sen­tar­se cual­quier can­di­da­to, o el pro­pio Ra­joy. De no ser exi­to­sa nin­gu­na in­ves­ti­du­ra, se­rían con­vo­ca­das unas ter­ce­ras elec­cio­nes.

Ma­riano Ra­joy, pre­si­den­te del Go­bierno es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.