“Es una bue­na op­ción lle­var los li­bros a for­ma­to di­gi­tal”

Notitarde - - Ciudad - Sil­ma­ri Ri­vas Ru­bin

Brin­dar a to­do pú­bli­co, a la po­bla­ción en ge­ne­ral, la opor­tu­ni­dad de com­pren­der un te­ma tan com­ple­jo co­mo el de las fi­nan­zas del país, es lo que se ha pro­pues­to aho­ra el in­ves­ti­ga­dor Gio­van­ni Gó­mez Ysea, me­dian­te la di­gi­ta­li­za­ción de su li­bro “La Pie­dra de Sí­si­fo”, so­bre “la mal­di­ción de la Deu­da Pú­bli­ca en Ve­ne­zue­la (1976-2038)”.

La pu­bli­ca­ción es­ta­rá en Ti­po Im­pren­ta (ti­poim­pren­ta.blogs­pot.com), una pla­ta­for­ma di­gi­tal de dis­tri­bu­ción y ven­ta de li­bros elec­tró­ni­cos crea­da re­cien­te­men­te. La obra es el re­sul­ta­do de su te­sis de ma­gís­ter en Eco­no­mía In­ter­na­cio­nal y fue pu­bli­ca­da en 2013 por la Aso­cia­ción de Pro­fe­so­res de la Universidad de Ca­ra­bo­bo (Apuc).

En es­te li­bro, Gó­mez Ysea, re­la­ta las ne­go­cia­cio­nes y re­ne­go­cia­cio­nes que se han he­cho de la deu­da ex­ter­na ve­ne­zo­la­na; y ex­pli­ca por qué con los pre­cios altos del pe­tró­leo en dos opor­tu­ni­da­des el país ha te­ni­do los ma­yo­res ni­ve­les de en­deu­da­mien­to.

Es­ta pu­bli­ca­ción era bá­si­ca en sus cla­ses de mer­ca­do de ca­pi­ta­les, en el post­gra­do de fi­nan­zas; y ac­tual­men­te lo uti­li­za pa­ra la cá­te­dra de His­to­ria Con­tem­po­rá­nea, en la Universidad de Ca­ra­bo­bo, don­de es pro­fe­sor ex­clu­si­vo des­de ha­ce más de 10 años, en la Fa­cul­tad de Edu­ca­ción y Cien­cias So­cia­les.

Por tra­tar­se de un asun­to com­pli­ca­do, la obra tie­ne glo­sa­rio, apén­di­ce, ins­truc­cio­nes ne­ta­men­te pa­ra es­tu­dian­tes de eco­no­mía, ad­mi­nis­tra­ción, con­ta­du­ría o pa­ra quie­nes qui­sie­ran sa­ber to­do el pro­ce­so de la deu­da pú­bli­ca ex­ter­na de Ve­ne­zue­la. “Es un te­ma que de­be in­tere­sar hoy en día a to­dos los ve­ne­zo­la­nos, por­que dia­ria­men­te pa­ga­mos más de 500 mi­llo­nes de bo­lí­va­res en deu­da ¡to­dos los san­tos días! No te in­clu­ye la deu­da de Pdv­sa ni la de otros en­tes, sino la pú­bli­ca, la que pres­cri­be el Mi­nis­te­rio de Fi­nan­zas”, co­men­tó.

“Abar­ca des­de 1976, cuan­do em­pe­za­ron esos ni­ve­les de en­deu­da­mien­to, has­ta el año 2038, por­que pa­ra ese año ven­cen los úl­ti­mos bo­nos de deu­da pú­bli­ca que se han emi­ti­do.” Des­cri­bió el pro­pio, au­tor, quien no ocul­ta lo en­tu­sias­ma­do que es­tá con la di­gi­ta­li­za­ción del li­bro, don­de ade­más pre­sen­ta el “Plan Gó­mez Ysea”, su pro­pues­ta pa­ra dis­cu­tir y co­men­zar ver­da­de­ra­men­te a so­lu­cio­nar ese te­rri­ble pro­ble­ma, me­dian­te la re­com­pra de bo­nos, trans­for­ma­ción de la deu­da ex­ter­na en in­ver­sión ex­tra­je­ra y una po­lí­ti­ca fis­cal dis­ci­pli­na­da. ¿Có­mo lo­gró que su pu­bli­ca­ción es­té en es­ta pla­ta­for­ma di­gi­tal?

-Por me­dio del edi­tor Trotsky Vargas. De­bo de­cir que a él tam- bién le de­bo la por­ta­da de mi li­bro. Se ins­pi­ró en el cua­dro del pin­tor ita­liano del re­na­ci­mien­to Ti­ziano Ve­ce­lli que se en­cuen­tra en el Mu­seo del Pra­do, Madrid, Es­pa­ña. Trotsky me co­men­tó su idea fa­bu­lo­sa de di­gi­ta­li­zar unos li­bros. Es­ta es una bue­na op­ción pa­ra la UC y pa­ra la Apuc, que aho­ra tie­ne la opor­tu­ni­dad de se­guir edi­tan­do li­bros de es­ta ma­ne­ra.

Hoy en día, con lo cos­to­so que es­tá lo del pa­pel, con lo que cues­ta re­pro­du­cir un li­bro, es una bue­na po­si­bi­li­dad lle­var es­te ti­po de pu­bli­ca­ción a for­ma­to di­gi­tal. Ade­más, ac­tual­men­te, los mu­cha­chos, que se la pa­san to­do el tiem­po en una so­la na­ve­ga­de­ra por In­ter­net, pue­den ba­jar el li­bro, in­clu­so a sus te­lé­fo­nos. -¿Qué opor­tu­ni­da­des ve us­ted con la di­gi­ta­li­za­ción de su li­bro?

-De ese li­bro se edi­ta­ron 500 ejem­pla­res, ya de­ben que­dar unos 40 y es­tá vi­gen­te. Qui­sie­ra que se plan­tea­ra su dis­cu­sión en to­das las uni­ver­si­da­des, en las co­mi­sio­nes de fi­nan­zas de la po­lí­ti­ca, en­tre la gen­te co­mún (…) Con es­ta pro­pues­ta se rom­pen las fron­te­ras y es­to per­mi­te a los con­tac­tos del ex­te­rior la po­si­bi­li­dad de ba­jar­lo. -¿Con­si­de­ra que los li­bros di­gi­ta­les es­ti­mu­lan la lec­tu­ra?

-Com­ple­ta­men­te, por­que aho­ra –so­bre to­do los jó­ve­nes– no pue­den vi­vir sin una ta­ble­ta o sin el ce­lu­lar.

El pro­fe­sor, a pro­pó­si­to que Sí­si­fo fue un ban­do­le­ro de la épo­ca grie­ga cas­ti­ga­do a car­gar una in­men­sa pie­dra has­ta lo más al­to de una mon­ta­ña, pe­ro la pie­dra se le ha­cía más gran­de en la me­di­da en que avan­za­ba y se le caía jus­ta­men­te cuan­do iba a co­lo­car­la en la ci­ma, por lo que te­nía que vol­ver a co­men­zar. “¡Eso es lo que se co­no­ce co­mo la mal­di­ción del Sí­si­fo!”.

So­ció­lo­go con post­gra­do en eco­no­mía in­ter­na­cio­nal

Gó­mez Ysea es tres ve­ces gra­dua­do por la Universidad Cen­tral de Ve­ne­zue­la. Es so­ció­lo­go con post­gra­do en eco­no­mía in­ter­na­cio­nal y doc­to­ra­do en cien­cias so­cia­les. Na­ció en Ca­bi­mas, es­ta­do Zu­lia, pe­ro hi­zo la ma­yor par­te de su vi­da en Ca­ra­cas, don­de es­tu­dió; y lue­go se re­si­den­ció en Va­len­cia. En la ca­pi­tal ca­ra­bo­be­ña co­men­zó a dar cla­ses en el Ins­ti­tu­to Nue­vas Pro­fe­sio­nes, tam­bién im­par­tió sus co­no­ci­mien­tos en las au­las de la Universidad Tec­no­ló­gi­ca del Cen­tro, así co­mo en la Universidad Jo­sé An­to­nio Páez, an­tes de ser pro­fe­sor ex­clu­si­vo de la Universidad de Ca­ra­bo­bo, con lo que se sien­te bas­tan­te con­ten­to.

Ade­lan­ta su se­gun­da pu­bli­ca­ción

Ade­lan­tó que tra­ba­ja en su se­gun­do li­bro, que se­rá di­gi­tal. Tra­ta­rá so­bre la his­to­ria del pe­tró­leo en Ve­ne­zue­la, des­de 1920, cuan­do se pu­bli­có la Ley Pe­tro­le­ra; has­ta 2015, que se die­ron los con­ve­nios con Chi­na. “Na­ció por mi te­sis doc­to­ral. Ya es­ta­mos ha­cien­do la ver­sión fi­nal pa­ra su­bir­lo a la pla­ta­for­ma”, di­jo.

Tam­bién es coor­di­na­dor del di­plo­ma­do de ci­ne­ma­to­gra­fía de la UC, a tra­vés de la Fun­da­ción Cen­tro de Es­tu­dios de las Amé­ri­cas y del Ca­ri­be (Fun­da­ce­lac), don­de han he­cho sie­te cohor­tes y un cor­to­me­tra­je por ca­da cur­so. Asi­mis­mo, ha desa­rro­lla­do pro­yec­tos ci­ne­ma­to­grá­fi­cos, en­tre los cua­les es­tá el cor­to­me­tra­je “Un hom­bre de bien”.

El in­ves­ti­ga­dor brin­da la opor­tu­ni­dad de com­pren­der de ma­ne­ra sen­ci­lla el pro­ble­ma fi­nan­cie­ro del país a cau­sa de la Deu­da Ex­ter­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.