Pa­pa se des­pi­dió de Georgia y so­li­ci­tó uni­dad con or­to­do­xos

El Pon­tí­fi­ce vi­si­tó a en­fer­mos y an­cia­nos du­ran­te su cor­ta es­ta­día

Notitarde - - Internacional -

Ti­flis, oc­tu­bre 1 (EFE/ Reuters).- Pa­pa Francisco con­clu­yó su vi­si­ta a Georgia con una nue­va pe­ti­ción a los or­to­do­xos de eli­mi­nar los obs­tácu­los pa­ra con­ti­nuar con la uni­dad de los cris­tia­nos, aun­que di­jo que el ca­mino es ar­duo.

La so­li­ci­tud sur­ge an­te la au­sen­cia de la de­le­ga­ción de la Igle­sia Or­to­do­xa en la mi­sa pa­pal de la ma­ña­na del sá­ba­do.

El Pon­tí­fi­ce lle­gó el vier­nes a Georgia con la mi­sión de tra­zar puen­tes con los or­to­do­xos geor­gia­nos, una de las igle­sias más rí­gi­das, y en sus dos dis­cur­sos an­te el pa­triar­ca, Elias II, ex­hor­tó siem­pre a pen­sar “que son más co­sas las que unen que las que di­vi­den” a los ca­tó­li­cos y a los or­to­do­xos.

En su vi­si­ta a la ca­te­dral or­to­do­xa de Sve­tits­jo­ve­li, un im­po­nen­te edi­fi­cio del si­glo XI, en la lo­ca­li­dad de Mis­je­ta, Francisco re­cor­dó “el gran do­lor por las di­vi­sio­nes de los cris­tia­nos ha­bi­das a lo lar­go de la his­to­ria”.

El Pa­pa ofi­ció una mi­sa pa­ra una mul­ti­tud inusual­men­te pe­que­ña de ape­nas unos po­cos mi­les de per­so­nas en Georgia, ya que la po­bla­ción es en su ma­yo­ría cris­tia­na or­to­do­xa y me­nos de un 1% de sus ha­bi­tan­tes son ca­tó­li­cos, se­gún ci­fras ofi­cia­les.

Des­bor­dó bon­dad

Pa­pa Francisco vi­si­tó el gran cen­tro mé­di­co que ges­tio­nan los pa­dres Ca­mi­los en la pe­ri­fe­ria de Ti­flis, de­di­ca­do a las per­so­nas más ne­ce­si­ta­das, y en su dis­cur­so afir­mó que los en­fer­mos y los an­cia­nos son “los pre­di­lec­tos de Je­sús”.

En su úl­ti­ma jor­na­da de via­je a Georgia, Francisco vi­si­tó el gran cen­tro am­bu­la­to­rio de los Ca­mi­lianos, una or­den que se ocu­pa de dar asis­ten­cia a en­fer­mos, que se en­cuen­tra en la pe­ri­fe­ria y pue­de dar asis­ten­cia de for­ma gra­tui­ta a cer­ca 400.000 per­so­nas al año, en­tre ellas las más po­bres y ne­ce­si­ta­das.

Su San­ti­dad re­cor­dó a los en­fer­mos: “Dios nun­ca los aban­do­na, siem­pre es­tá cer­ca pa­ra dar­les for­ta­le­za en mo­men­tos de di­fi­cul­tad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.