Mo­de­lo li­ga­da a nar­co­tra­fi­can­te: “Me arre­pien­to de mi re­la­ción”

Fue de­te­ni­da en 2012 jun­to a su no­vio Emi­li­ano Za­pa­ta

Notitarde - - Sucesos -

Ca­ra­cas, oc­tu­bre 01.- La mo­de­lo Kar­la Osu­na, quien en­fren­ta un pro­ce­so pe­nal des­de el año 2012, cuan­do fue de­te­ni­da jun­to a su no­vio acu­sa­do de nar­co­trá­fi­co, ase­gu­ró que sien­te un gran arre­pen­ti­mien­to por to­do lo que pro­vo­có su re­la­ción con Emi­li­ano Za­pa­ta.

Osu­na lo­gró su li­ber­tad con­di­cio­nal ha­ce más de dos años, pe­ro aún es­pe­ra la de­ci­sión fi­nal del tribunal que la acu­só de trá­fi­co de sus­tan­cias es­tu­pe­fa­cien­tes y psi­co­tró­pi­cas, en la mo­da­li­dad de ocul­ta­mien­to, y de aso­cia­ción pa­ra de­lin­quir, en ca­li­dad de cóm­pli­ce, así lo re­se­ñó el dia­rio Pa­no­ra­ma.

El 30 de no­viem­bre del 2012 Emi­li­ano Za­pa­ta hu­yó de la Pe­ni­ten­cia­ría Ge­ne­ral de Ve­ne­zue­la en compañía de su so­cio, Eddy Blan­co. Osu­na no su­po más de él. Pre­via­men­te com­par­tie­ron abo­ga­do y acu­dían jun­tos a los tri­bu­na­les.

“Me hi­zo la vi­da im­po­si­ble, por­que des­pués que ellos se fue­ron to­do me ca­yó en­ci­ma a mí. No le guar­do ren­cor. En es­tos mo­men­tos, en ver­dad, no me im­por­ta si ellos es­tán pre­sos o no. Lo úni­co que me im­por­ta es sa­lir, ter­mi­nar con to­do es­to y no me im­por­ta qué pue­da pa­sar con to­do ese gen­tío”, in­di­có Osu­na al me­dio zu­liano.

Osu­na se en­con­tra­ba con Za­pa­ta en el mo­men­to que fue­ron sor­pren­di­dos por un nu­me­ro­so gru­po de fun­cio­na­rios del Cicpc en el ho­tel Mon­ta­ña Sui­tes, en Ca­ra­cas. Ella des­mien­te ca­te­gó­ri­ca­men­te que ha­yan si­do de­te­ni­dos en una po­sa­da en Hi­gue­ro­te, co­mo in­di­ca la ver­sión ofi­cial.

De Ca­ra­cas fue­ron tras­la­da­dos has­ta Hi­gue­ro­te, en Mi­ran­da. En un pri­mer mo­men­to los efec­ti­vos le di­je­ron que in­ves­ti­ga­ban un se­cues­tro que in­vo­lu­cra­ba a Za­pa­ta. Al día si­guien­te le die­ron la ver­sión de los 200 ki­los en­con­tra­dos en un vehícu­lo del hom­bre.

Sus si­tios de re­clu­sión fue­ron el Inof y la cár­cel de má­xi­ma se­gu­ri­dad de Co­ro, es­ta­do Fal­cón. Se apo­yó en la amis­tad de los pra­nes del pe­nal, en­tre ellos el mis­mo “Orien­te”, quien li­de­ró la to­ma del in­ter­na­do ju­di­cial de El Ro­deo en el año 2011.

“Éra­mos co­mo 17 hom­bres y yo, ca­da uno en su cel­da. Con­mi­go fue­ron hom­bres sú­per res­pe­tuo­sos. Eran los que me es­cu­cha­ban llo­ran­do y me de­cían cál­ma­te, no llo­res, cuan­do me da­ban esos ata­ques en los que sen­tía que me es­ta­ba vol­vien­do lo­ca. Ellos eran los que me cal­ma­ban”, agre­gó Osu­na.

Ac­tual­men­te Kar­la Osu­na tie­ne 24 años y una hi­ja de año y me­dio. Si­gue a la es­pe­ra de la de­ci­sión fi­nal del tribunal que lle­va su ca­so.

La jo­ven era la ima­gen de una em­pre­sa de be­bi­das al­cohó­li­cas y mo­de­ra­do­ra de un pro­gra­ma por ca­ble, ade­más es­tu­dian­te de Co­mu­ni­ca­ción So­cial en la Universidad San­ta Ma­ría. Sus ex­com­pa­ñe­ros in­ten­ta­ron im­pe­dir su re­gre­so a la ca­sa de es­tu­dios por­que la con­si­de­ra­ron “per­so­na no dig­na”. (El Na­cio­nal)

Ac­tual­men­te Kar­la Osu­na tie­ne 24 años y una hi­ja de 2 años y me­dio. Es­tá a la es­pe­ra de la de­ci­sión fi­nal del tribunal que lle­va su ca­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.