De un ti­ro ma­ta­ron a jar­di­ne­ro en Güi­güe

Lue­go de ce­nar con sus nie­tas e hi­ja, sa­lió con su ma­che­te en su bi­ci­cle­ta y fue ha­lla­do muer­to en Bo­ca de Río

Notitarde - - Sucesos -

Car­los Ar­ve­lo, oc­tu­bre 1 (Ana M. Ra­mos López).- Unas ho­ras des­pués de ha­ber com­par­ti­do con sus nie­tas e hi­ja en su vi­vien­da, un hom­bre fue ata­ca­do a tiros a eso de las 11 de la no­che del miér­co­les en el sec­tor Bo­ca de Río de la pa­rro­quia Güi­güe en el mu­ni­ci­pio Car­los Ar­ve­lo.

Los pa­rien­tes que se en­con­tra­ban en las cer­ca­nías de la mor­gue de Va­len­cia, de­ta­lla­ron que Jo­sé Án­gel Ran­gel (53) man­te­nía una bue­na re­la­ción con su fa­mi­lia, por ello una hi­ja que vi­ve muy cer­ca del sec­tor Bo­li­va­riano, zo­na don­de es­ta­ba re­si­den­cia­da la víc­ti­ma, lo vi­si­tó con sus dos hi­jas pa­ra ce­nar.

Lue­go de con­ver­sar un ra­to, la mu­jer se des­pi­dió de su pa­dre, esa fue la úl­ti­ma vez que lo vio. Du­ran­te esa mis­ma no­che co­men­zó la bús­que­da de Ran­gel, quien sa­lió de su ca­sa ha­cia rum­bo des­co­no­ci­do.

Fue has­ta las 4 de la tar­de de ayer, cuan­do un fa­mi­liar fue no­ti­fi­ca­do so­bre el ha­llaz­go del cuer­po que fue en­con­tra­do en la vía pú­bli­ca de Bo­ca de Río, cer­ca del ce­men­te­rio, con un im­pac­to de ba­la en el pe­cho.

“Mi pa­pá era una per­so­na muy tran­qui­la, con lo úni­co que an­da­ba en­ci­ma era con su bi­ci­cle­ta y su ma­che­te”, ex­pli­có la en­tre­vis­ta­da tras pre­ci­sar que Ran­gel tra­ba­ja­ba co­mo jar­di­ne­ro en el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de la Vi­vien­da.

Mu­rió al caer de uni­dad co­lec­ti­va

Víc­tor Yos­nei­ber Se­rrano Co­li­na, de 20 años, mu­rió lue­go de caer de una uni­dad co­lec­ti­va que es­ta­ba en mo­vi­mien­to, a eso de la 1 de la tar- de del vier­nes so­bre el puen­te San Blas, sen­ti­do Va­len­cia-Ma­ra­cay, a po­cos me­tros del dis­tri­bui­dor, mu­ni­ci­pio Va­len­cia.

Se­gún lo ex­pli­ca­do por los fa­mi­lia­res, el jo­ven sa­lió de su ca­sa, ubi­ca­da en el sec­tor Las Flo­res de Va­len­cia, pa­ra com­prar­le una tor­ta a su hi­ja que ha­bía cum­pli­do un año el pa­sa­do lu­nes. Tam­bién se en­con­tra­ba en los pre­pa­ra­ti­vos del bau­ti­zo de la pe­que­ña.

Des­pués de sa­lir no su­pie­ron na­da más de él, sino has­ta las 4 de la tar­de, que fue­ron in­for­ma­dos so­bre lo ocu­rri­do a tra­vés de fun­cio­na­rios del Cuer­po de Po­li­cía Na­cio­nal Bo- li­va­ria­na, quie­nes es­tu­vie­ron pre­sen­tes en el lu­gar. Víc­tor Se­rrano tra­ba­ja­ba co­mo al­ba­ñil.

Un gru­po de per­so­nas que se en­con­tra­ba cer­ca del lu­gar de los he­chos co­men­tó que Se­rrano ha­bía co­me­ti­do un atra­co en el co­lec­ti­vo, acom­pa­ña­do por otro hom­bre. Lue­go de que pre­sun­ta­men­te co­me­tió el ro­bo, se dis­pu­so a ba­jar de la uni­dad, mo­men­to en el que per­dió el con­trol e im­pac­tó la ca­be­za con­tra la ace­ra. Es­ta ver­sión fue des­men­ti­da por lo fa­mi­lia­res.

Lo ma­ta­ron pa­ra ro­bar­lo

Pa­rien­tes de Dar­win Guz­mán Ri- vas (29) no es­tán se­gu­ros de que fue lo que su­ce­dió en el mo­men­to en el que es­te jo­ven fue ba­lea­do en el pe­cho y en el es­tó­ma­go. Los do­lien­tes, por ser oriun­dos de la Is­la de Mar­ga­ri­ta, no sa­ben con exac­ti­tud dón­de ocu­rrió el he­cho, so­lo ex­pli­ca­ron que fue en Va­len­cia.

Se­gún lo re­la­ta­do por los en­tre­vis­ta­dos, Guz­mán tra­ba­ja­ba con un ca­mión rea­li­zan­do mu­dan­zas. A las 8 de la no­che del do­min­go pa­sa­do se mo­vi­li­za­ba por una ar­te­ria vial cuan­do fue in­ter­cep­ta­do por va­rios de­lin­cuen­tes que le dis­pa­ra­ron pa­ra qui­tar­le lo que lle­va­ba en el ca­mión.

Fue tras­la­da­do en vehícu­lo par­ti- cu­lar a la Ciu­dad Hos­pi­ta­la­ria Dr. En­ri­que Te­je­ra (Chet), don­de fa­lle­ció cer­ca de las 8:00 a.m. de ayer.

Sin em­bar­go, otra ver­sión su­mi­nis­tra­da por los do­lien­tes, in­di­ca que el jo­ven man­te­nía una re­la­ción sen­ti­men­tal con una mu­jer con amis­ta­des de­lic­ti­vas, por lo que no des­car­tan nin­gu­na hi­pó­te­sis.

Fue a tra­vés de es­ta no­via que Dar­win ha­bría to­ma­do la de­ci­sión de re­si­den­ciar­se des­de ha­ce 6 me­ses en Va­len­cia. La mu­cha­cha su­pues­ta­men­te le ofre­ció una opor­tu­ni­dad la­bo­ral en el ne­go­cio de su fa­mi­lia.

Otros ca­sos

Dos muer­tes vio­len­tas ocu­rrie­ron al sur de Va­len­cia por di­fe­ren­tes he­chos, uno de ellos se re­gis­tró a las 3:30 de la tar­de del vier­nes, en el ba­rrio Jo­sé Leo­nar­do Chi­ri­nos, pa­rro­quia Mi­guel Pe­ña, allí ase­si­na­ron a tiros a Gua­da­lu­pe Chi­pán, de 30 años.

Mien­tras que en el sec­tor Las Pal­mi­tas, pa­rro­quia Ra­fael Ur­da­ne­ta, fue ul­ti­ma­do de va­rios dis­pa­ros, Alberto Jo­sé Sán­chez Al­va­ra­do, de 52 años. Los fun­cio­na­rios de la ba­se Va­len­cia del Cuer­po de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas, Pe­na­les y Cri­mi­na­lís­ti­cas, rea­li­za­ron el le­van­ta­mien­to del ca­dá­ver ha­cia la mor­gue, pa­ra que se le prac­ti­ca­ra la au­top­sia que es­ta­ble­ce la ley.

En otro he­cho, del cual se des­co­no­cen ma­yo­res de­ta­lles, mu­rió de va­rios im­pac­tos de ba­la, el jo­ven Gil­ber­to Jo­sé Cas­ti­llo To­var (20), a eso de las 2:30 de la tar­de del vier­nes, en la vía pú­bli­ca del ba­rrio Bru­sual, pa­rro­quia Aguas Ca­lien­tes del mu­ni­ci­pio Die­go Iba­rra.

Uno de los ca­dá­ve­res in­gre­sa­dos a la mor­gue se tra­tó de un jo­ven que ca­yó de un au­to­bús en mo­vi­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.