Bo­ca­na­da de ai­re fres­co

Notitarde - - Naguanagua-La Entrada-San Diego - Ale­jan­dro Feo La Cruz Twit­ter: @afeo­la­cruz

El tra­ji­nar dia­rio en oca­sio­nes nos im­pi­de per­ca­tar­nos de lo cer­ca que pue­den es­tar las so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas. Es­to pue­de ge­ne­rar que a la ho­ra de re­sol­ver nos com­pli­que­mos más de la cuen­ta, o co­mo de­ci­mos en el ar­got po­pu­lar, nos aho­gue­mos en un va­so de agua.

Pe­ro siem­pre hay un ca­ble a tie­rra que nos ha­ce ba­jar el rit­mo de la mar­cha, pa­ra ob­ser­var con de­te­ni­mien­to lo que su­ce­de a nues­tro al­re­de­dor. De es­ta ma­ne­ra nues­tros aná­li­sis pue­den ser más diá­fa­nos y las res­pues­tas mu­cho más efec­ti­vas.

Re­cien­te­men­te asis­ti­mos a la pre­sen­ta­ción del pro­yec­to de guía de es­tu­dio pa­ra la for­ma­ción de Con­se­jos Co­mu­na­les, de los alum­nos de in­ge­nie­ría de la Uni­ver­si­dad de Ca­ra­bo­bo, cur­san­tes de la cá­te­dra de tra­ba­jo co­mu­ni­ta­rio.

Es­ta pro­pues­ta, ade­más de col­mar nues­tras ex­pec­ta­ti­vas, fue una bo­ca­na­da de ai­re fres­co en me­dio del can­de­le­ro po­lí­ti­co en el que nos desen­vol­ve­mos. Sa­li­mos for­ta­le­ci­dos de ese au­di­to­rio.

Sen­ta­dos en un pu­pi­tre, com­par­ti­mos con pro­fe­so­res y alum­nos el plan­tea­mien­to de los po­nen­tes, que de­mos­tra­ron las fre­cuen­tes fa­llas de los Con­se­jos Co­mu­na­les. Pi­fias que, en nues­tra opi­nión, no ocu­rren por­que to­da nues­tra gen­te es­té co­rrom­pi­da o ten­ga ma­las in­ten­cio­nes.

El pro­yec­to pre­sen­ta­do por los es­tu­dian­tes ucis­tas per­si­gue la idea del res­ca­te del hu­ma­nis­mo en la so­cie­dad ve­ne­zo­la­na. Por eso ofre­ci­mos nues­tro apo­yo. Qui­sié­ra­mos ser el mu­ni­ci­pio pi­lo­to pa­ra po­ner en prác­ti­ca to­da la guía y ba­jar la in­for­ma­ción a to­dos los con­se­je­ros de la ju­ris­dic­ción.

Ese gru­po de es­tu­dian­tes sal­vó mi día, la se­ma­na y pro­ba­ble­men­te lo que res­ta de mes. Ra­ti­fi­ca­mos que la ma­yor for­ta­le­za del país es­tá en su gen­te y que, más que en otro la­do, en la Uni­ver­si­dad de Ca­ra­bo­bo la es­pe­ran­za se sien­te.

¡ Des­de Na­gua­na­gua en Ca­ra­bo­bo la es­pe­ran­za se sien­te!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.