Chi­na en­fren­ta­rá el “default” ve­ne­zo­lano

Notitarde - - Internacional - Bea­triz de Ma­jo C.

Le cues­ta a uno com­pren­der que Chi­na se ha­ya ex­pues­to de ma­ne­ra tan no­to­ria en sus em­prés­ti­tos a Ve­ne­zue­la du­ran­te pe­rio­dos tan ex­ten­di­dos de tiem­po y con mon­tos tan sig­ni­fi­ca­ti­vos. . Des­de 2007, los ban­cos es­ta­ta­les chi­nos le pres­ta­ron a Ve­ne­zue­la 60.000 mi­llo­nes de dó­la­res y en la cuen­ta hay mas de 20.000 im­pa­ga­dos.

No hay sino que ob­ser­var el desem­pe­ño eco­nó­mi­co de la “po­ten­cia pe­tro­le­ra” ve­ne­zo­la­na pa­ra en­ten­der que el país, ba­jo la ad­mi­nis­tra­ción Cha­vez y Ma­du­ro, ha­bía iniciado un pe­li­gro­so ca­mino de re­tro­ce­so y de vul­ne­ra­bi­li­dad que po­nía en pe­li­gro su ca­pa­ci­dad de pa­go.

Era sa­bi­do que la caí­da in­ter­na­cio­nal de los pre­cios del cru­do im­pac­ta­ria se­ve­ra­men­te a Ve­ne­zue­la quien ter­mi­na­ría de­jan­do pa­ra más tar­de el cum­pli­mien­to de sus com­pro­mi­sos fi­nan­cie­ros con ter­ce­ros.

Cum­plir con sus obli­ga­cio­nes de pa­go ex­ter­nas con ba­rri­les de pe­tró­leo fue, en su mo­men­to, una de­ci­sión muy equi­vo­ca­da, una su­pre­ma irres­pon­sa­bi­li­dad com­par­ti­da, ade­más, aun­que no to­dos los em­prés­ti­tos abra­za­ron es­te es­que­ma.

¿Pri­vó en Chi­na la so­li­da­ri­dad ideo­ló­gi­ca a la ho­ra de com­pro­me­ter, a lo lar­go de los años, mon­tos de ayu­da fi­nan­cie­ra gro­se­ros y gi­gan­tes­cos en la me­di­da en que veía al país an­ti­llano de­ba­tir­se con una co­lo­sal cri­sis de in­gre­sos?

Era so­lo evi­den­te que la caí­da de los pre­cios del cru­do uni­do al de­te­rio­ro de la pro­duc­ción de PDV­SA pon­dría al país de ro­di­llas, y jun­to con ello, ame­na­za­ría los pa­gos a Chi­na. Lo que ha ocu­rri­do es que otra can­ti­dad de bue­nos “ne­go­cios” e intercambios y pro­yec­tos, se iban dan­do con el go­bierno ve­ne­zo­lano lo que ex­pli­ca­ban ese gé­ne­ro de una con­duc­ta dís­co­la por par­te de sus so­cios de Asia.

Aho­ra la con­se­cuen­cia es que Chi­na no otor­ga­rá nue­vos cré­di­tos a Ve­ne­zue­la, co­mo lo re­se­ña la pren­sa in­ter­na­cio­nal. Ve­ne­zue­la no tie­ne, ni ten­drá, co­mo ha­cer­le fren­te a sus obli­ga­cio­nes ac­tua­les. Así que quien es­ta­rá de pri­me­ro en la fi­la de la re­es­truc­tu­ra­ción de la deu­da glo­bal ex­ter­na que se anun­cia­rá en Ve­ne­zue­la con gran­des de­ci­be­les den­tro del me­diano pla­zo se­rá Chi­na. Y ella ter­mi­na­rá pa­gan­do los pla­tos ro­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.