#EnAA Po­de­mos Ayu­dar­te

Notitarde - - Ciudad - Cecilia (*) Hoy no be­bo, hoy soy li­bre Tlf: 0414-4294258, 04244613473

Se sa­be que el al­coho­lis­mo es una en­fer­me­dad fí­si­ca, men­tal, espiritual, emo­cio­nal, fa­mi­liar y social. Sa­be­mos que es pro­gre­si­va y mor­tal y que no tie­ne cu­ra: so­lo se puede de­te­ner. El en­fer­mo al­cohó­li­co que de­ja de be­ber y que si­gue un pro­gra­ma de crecimiento per­so­nal como el de Al­cohó­li­cos Anó­ni­mos, puede te­ner una vida sa­na, pro­duc­ti­va y fe­liz, pe­ro se­gui­rá sien­do al­cohó­li­co to­da su vida.

Se han in­ves­ti­ga­do, por supuesto, los an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res. Se ha encontrado que el al­cohó­li­co puede te­ner o no una fa­mi­lia de ori­gen dis­fun­cio­nal. Por supuesto, los mal­tra­tos, la so­le­dad, la fal­ta de pro­tec­ción, la fal­ta de valores, el medio am­bien­te hos­til, la in­fluen­cia de su­pues­tos ami­gos que con­su­men dro­gas y al­cohol y fac­to­res personales como una po­bre au­to­es­ti­ma son fac­to­res que ace­le­ran el pro­ble­ma y que el al­coho­lis­mo se desa­rro­lle con más ra­pi­dez. Al­gu­nos in­ves­ti­ga­do­res con­si­de­ran que hay un fac­tor con­gé­ni­to re­la­cio­na­do con la in­su­fi­cien­cia de cier­tas sus­tan­cias en el ce­re­bro, lo que ex­pli­ca­ría cier­tos ras­gos de la per­so­na­li­dad que se pre­sen­tan en el al­cohó­li­co aún an­tes de co­men­zar su carrera de em­bria­guez y que per­ma­ne­cen una vez que de­ja de con­su­mir al­cohol, a me­nos que entre en un pro­ce­so que lo lle­ve a mejores estados de con­cien­cia y ma­du­rez. Los al­cohó­li­cos que se han re­cu­pe­ra­do ple­na­men­te (es de­cir, no só­lo fí­si­ca­men­te) saben, con to­da se­gu­ri­dad, que no es suficiente con de­jar de be­ber, independientemente de si esta per­so­na­li­dad tie­ne su ori­gen en un fac­tor con­gé­ni­to, conocerla nos puede per­mi­tir pre­ve­nir el pro­ble­ma, por un la­do, y lo­grar una me­jor re­cu­pe­ra­ción, por el otro.

En cuan­to a la pre­ven­ción, cuando los pa­dres o edu­ca­do­res, o la per­so­na mis­ma de­tec­tan pro­ble­mas, vale la pena bus­car un modo de su­pe­rar es­tos, desa­rro­llan­do en la per­so­na la au­to­es­ti­ma, la capacidad de co­mu­ni­car­se, la capacidad de amar y de re­ci­bir amor, entre otras co­sas. Esto lo con­si­guen en un gru­po de AA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.