Des­ta­pan “olla de po­li­cías ma­to­nes” de Na­gua­na­gua

Cicpc ins­tru­ye los ex­pe­dien­tes

Notitarde - - Sucesos -

Va­len­cia, oc­tu­bre 5 ( Gus­ta­vo Rodríguez).El re­cien­te cri­men de un hu­mil­de co­mer­cian­te de fru­tas y ver­du­ras ta­chi­ren­se ocu­rri­do en la ur­ba­ni­za­ción Pre­bo, al nor­te de Va­len­cia, sa­cu­de los ci­mien­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Na­gua­na­gua.

La muer­te del des­va­li­do tra­ba­ja­dor in­for­mal per­mi­tió des­ta­par una ban­da con­for­ma­da por de­lin­cuen­tes co­mu­nes y agen­tes que al­gu­na vez ju­ra­ron de­fen­der la ley y pro­te­ger a los ciu­da­da­nos.

Fuentes vin­cu­la­das con las in­ves­ti­ga­cio­nes re­ve­la­ron que la noche del pasado 6 de septiembre lle­ga­ron unos asal­tan­tes ar­ma­dos a la ca­lle 129 de la re­fe­ri­da ur­ba­ni­za­ción, si­tua­da en la pa­rro­quia San José. Los an­ti­so­cia­les ves­ti­dos de ci­vil des­po­ja­ron a dos her­ma­nos co­mer­cian­tes del di­ne­ro y les dis­pa­ra­ron.

Los alar­ma­dos ve­ci­nos so­co­rrie­ron a los agra­via­dos y los tras­la­da­ron hasta la Ciudad Hos­pi­ta­la­ria Dr. En­ri­que Te­je­ra. Al lle­gar las co­mi­sio­nes de la po­li­cía cien­tí­fi­ca los mo­ra­do­res les in­di­ca­ron que a los ase­si­nos se les ca­yó un car­ga­dor de pis­to­la. Ho­ras des­pués fa­lle­ció Sa­muel Je­sús Cano To­rreal­ba, de 30 años, oriun­do de El Co­bre, capital del mu­ni­ci­pio José María Var­gas, del Tá­chi­ra. En la igle­sia San An­to­nio los ve­ci­nos rea­li­za­ron mi­sas por el des­can­so del des­ven­tu­ra­do ta­chi­ren­se, mien­tras que in­ten­ta­ban con­tac­tar a sus fa­mi­lia­res para in­for­mar­les sobre el la­men­ta­ble desen­la­ce.

Tras­cen­dió que el “pei­ne” del ar­ma in­cau­ta­do en Pre­bo, al ser so­me­ti­do a ex­per­ti­cias arro­jó que ha­bía si­do tro­que­la­do por el Vi­ce­mi­nis­te­rio del Sistema In­te­gra­do de Po­li­cía (Vi­si­pol) ba­jo el ró­tu­lo 4002 y asig­na­do a la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Na­gua­na­gua. El pasado mar­tes los de­tec­ti­ves del Cicpc acu­die­ron a la se­de policial don­de so­li­ci­ta­ron la en­tre­ga de una serie de pis­to­las mar­ca Glock para so­me­ter­las a pe­ri­ta­jes de com­pa­ra­ción ba­lís­ti­ca. Los in­ves­ti­ga­do­res sos­pe­chan que las re­sul­tas les podrían per­mi­tir el es­cla­re­ci­mien­to de una ca­de­na de crí­me­nes ocu­rri­dos en la en­ti­dad.

El co­mer­cian­te que re­sul­tó he­ri­do en el ro­bo de Pre­bo cons­ti­tu­ye ahora un tes­ti­go esen­cial mien­tras que la ca­ce­ri­na se­ría la “prue­ba rei­na”, re­fi­rió un in­ves­ti­ga­dor.

El je­fe de la De­le­ga­ción del Cicpc en Ca­ra­bo­bo, co­mi­sa­rio Her­nán Me­di­na, con­fir­mó que su des­pa­cho ade­lan­ta un ex­pe­dien­te re­la­cio­na­do con el ro­bo y pos­te­rior ho­mi­ci­dio, cu­yas in­da­ga­cio­nes apun­tan ha­cia fun­cio­na­rios de Po­li-Na­gua­na­gua.

El fun­cio­na­rio también re­co­no­ció ha­ber­se efec­tua­do una ex­per­ti­cia de re­co­no­ci­mien­to téc­ni­co en el par­que de ar­mas del or­ga­nis­mo policial, vin­cu­la­da con otras de­nun­cias y ex­pe­dien­tes abier­tos don­de se se­ña­la a agen­tes de la po­li­cía na­gua­na­güen­se “in­cur­sos en otros ca­sos de ho­mi­ci­dio”. Fuentes no ofi­cia­les han es­ti­ma­do ca­sos de fun­cio­na­rios que han si­do des­ti­tui­dos y lue­go re­in­cor­po­ra­dos por los or­ga­nis­mos ju­ris­dic­cio­na­les de­bi­do a in­con­sis­ten­cias en la ins­truc­ción de los ex­pe­dien­tes. En ello se­rían co­rres­pon­sa­bles los je­fes po­li­cia­les.

Como reac­ción a esta ca­de­na de even­tos, el di­rec­tor de la Po­li­cía de Na­gua­na­gua, Ale­xan­der Már­quez, in­for­mó que esa institución man­tie­ne una política de coope­ra­ción con las au­to­ri­da­des na­cio­na­les y re­gio­na­les. In­di­có que a pe­sar de la cons­tan­te re­vi­sión de la con­duc­ta de los gen­dar­mes, las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les so­li­ci­ta­ron el re­en­gan­che de más de vein­te efec­ti­vos que ha­bían si­do ex­tra­ña­dos de las fi­las po­li­cia­les.

Már­quez también de­nun­ció que el Tri­bu­nal Su­pe­rior en lo Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo de la re­gión Cen­tro Nor­te se dis­po­ne a sen­ten­ciar la re­in­cor­po­ra­ción de otros diez agen­tes que fue­ron ex­pul­sa­dos. Ci­tó el ca­so del po­li­cía José Can­ti­lla, quien 24 ho­ras des­pués de ha­ber si­do re­en­gan­cha­do se vio in­vo­lu­cra­do en un ase­si­na­to.

“Ha­ce­mos esta de­nun­cia para aler­tar a la opi­nión pública an­te esta si­tua­ción don­de el Poder Ju­di­cial obs­tru­ye el tra­ba­jo de de­pu­ra­ción”, con­clu­yó. A los ve­ci­nos de Pre­bo les preo­cu­pa que el al­cal­de la Na­gua­na­gua aún no se ha pro­nun­cia­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.