En­lo­que­ció la MUD

Notitarde - - Ciudad - Dip. Saúl Ortega Dip. AN Saul Ortega @sau­lor­te­gap­suv

No se por qué ra­zón lle­gue a pen­sar que en la coa­li­ción opo­si­to­ra po­día ha­ber un de­ba­te que les per­mi­tie­ra evaluar y va­lo­rar tan­to el momento como la co­yun­tu­ra política, o lo que es lo mis­mo darle una opor­tu­ni­dad a la política, pe­ro el anun­cio he­cho público por los vo­ce­ros que he­mos vis­to, es la ma­yor irres­pon­sa­bi­li­dad que se co­noz­ca en la lu­cha política en la vida re­pu­bli­ca­na, la pri­me­ra lo­cu­ra o irra­cio­na­li­dad la ob­ser­va­mos cuando anun­cian que acep­tan re­co­ger las fir­mas del 20% pe­ro des­co­no­cen el cro­no­gra­ma pro­pues­to por el poder electoral, de he­cho afir­man que las fir­mas es para pro­mo­ver un pa­ro, des­co­no­cien­do y apar­tán­do­se de la hi­po­té­ti­ca vía electoral, los nue­vos anun­cios de pro­mo­ver ma­dru­go­na­zo, tran­ca­zo y se­má­fo­ro, es el re­co­no­ci­mien­to que esa coa­li­ción es pri­sio­ne­ra de la vio­len­cia im­pues­ta por los lí­de­res ne­ga­ti­vos Hen­ri­que Ca­pri­les y Leo­pol­do Ló­pez, quienes han se­cues­tra­do con el chan­ta­je político a es­te ac­tor de­no­mi­na­do MUD, de­vi­nien­do en un liderazgo in­ca­paz de com­pro­me­ter­se con los in­tere­ses del pue­blo y de la nación venezolana, los seu­do­lí­de­res han im­pues­to la gua­rim­ba, la vio­len­cia para sa­tis­fa­cer las am­bi­cio­nes e in­tere­ses de es­tos lí­de­res ne­ga­ti­vos que so­lo bus­can el poder político para in­cor­po­rar a Ve­ne­zue­la a la or­gía de pri­va­ti­za­cio­nes y poder subas­tar al país a sus fi­nan­cis­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, esta con­duc­ta política puede ser per­fec­ta­men­te ca­li­fi­ca­da por un psi­quia­tra en el campo de la lo­cu­ra, su irres­pon­sa­bi­li­dad nos pro­me­te con agenda y to­do 12 de oct, al­te­ra­ción de la paz y la tran­qui­li­dad com­pro­me­tien­do las na­vi­da­des como en el pasado ya lo han he­cho, to­mar se­má­fo­ros ge­ne­ran­do caos en el tran­si­to, sa­bo­teos y en las zo­nas don­de han ac­tua­do con ma­yor im­pu­ni­dad blo­quear ur­ba­ni­za­cio­nes, mo­vi­li­zar pa­ra­mi­li­ta­res y com­po­nen­tes del ham­pa co­mún con fi­nes po­lí­ti­cos, esta cla­ro que usa­ran las fir­mas como ex­cu­sa para jus­ti­fi­car la vio­len­cia con más muer­te, más do­lor, esta es la verdadera agenda im- pues­ta por Ló­pez y Ca­pri­les.

La­men­ta­ble­men­te he­mos ob­ser­va­do que algunas per­so­nas a ve­ces acompañan estas lo­cu­ras que mu­chas ve­ces ter­mi­nan per­ju­di­cán­do­los como fue el ca­so en 2014 con la sa­li­da pro­mo­vi­da por Ló­pez, más preo­cu­pan­te es que tan­to tra­ba­ja­do­res y gen­te hu­mil­de ter­mi­ne acom­pa­ñan­do esta bar­ba­rie an­ti­de­mo­crá­ti­ca que de he­cho esta di­ri­gi­da en con­tra de sus in­tere­ses, po­de­mos com­pren­der el des­con­ten­to por algunas si­tua­cio­nes, pe­ro es el go­bierno el que hace un gran esfuerzo por pro­te­ger y ayu­dar a es­tos sec­to­res, en con­tra­rio la MUD apo­ya a los sec­to­res que pro­mue­ven la gue­rra eco­nó­mi­ca y la es­pe- cu­la­ción, es­tán en con­tra de la es­ta­bi­li­dad en el tra­ba­jo, con­tra la me­jo­ra en los sa­la­rios, con­tra de­re­chos a la vi­vien­da, la edu­ca­ción y la sa­lud, hay que su­pe­rar la fal­ta de con­cien­cia en es­tos sec­to­res con el de­ba­te político, y pre­pa­rar a nues­tro pue­blo para de­rro­tar la vio­len­cia ga­ran­ti­zar la paz y a unas na­vi­da­des tran­qui­las, y se­guir su­peran­do las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas con la participación de to­do el pue­blo, de­fen­der lo al­can­za­do en el campo de las le­yes para el pue­blo ame­na­za­das por el par­la­men­to Ade­co­bur­gues. Un co­men­ta­rio es la preo­cu­pa­ción por las ame­na­zas que es­tán presentes y que ame­na­zan la paz en Co­lom­bia la de­re­cha nar­co­pa­ra­mi­li­tar del Uri­bis­mo puede hacer fra­ca­sar el esfuerzo mas se­rio de al­can­zar es­te an­he­lo don­de no so­lo es­tán com­pro­me­ti­dos los co­lom­bia­nos sino también la co­mu­ni­dad internacional.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.