La “al­fom­bra ver­de” de Fi­luc 2016, una in­vi­ta­ción abier­ta a con­vi­vir y leer

Da­río Min­dio­la, ga­na­dorg del VI Con­cur­so Ima­geng Grá­fi­ca de la Fe­ria

Notitarde - - Ciudad - Da­nie­la Chi­ri­nos Arrie­ta

Da­río Min­dio­la lo pen­só así: To­mar un mon­tón de per­so­nas de dos na­cio­na­li­da­des en par­ti­cu­lar, fran­ce­sa y ve­ne­zo­la­na, que le­ye­ran dis­tin­tos tex­tos y con­ver­tir­los en una “pla­ta­for­ma de co­ne­xión cul­tu­ral” que tu­vie­se co­mo fon­do la “fu­sión” de los co­lo­res de sus res­pec­ti­vas ban­de­ras -y el ADN de ca­da país-. Así crea­ría una “mez­co­lan­za” que apun­ta­ra a la glo­ba­li­za­ción, tér­mino que pa­ra él es­tá li­ga­do a la ne­ce­si­dad de co­nec­tar­nos “ba­jo una plu­ra­li­dad et­no­grá­fi­ca” que, a su jui­cio, es vi­tal pa­ra la con­vi­ven­cia y el en­ri­que­ci­mien­to del sa­ber. A esa pro­pues­ta la lla­mó Leer

jun­tos en la al­fom­bra ver­de y la postuló pa­ra el VI Con­cur­so Ima­gen Grá­fi­ca de la Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro de la Uni­ver­si­dad de Ca­ra­bo­bo (Fi­luc). El ju­ra­do ca­li­fi­ca­dor, que es­tu­vo con­for­ma­do por Katy­na Hen­rí­quez Con­sal­vi, Ma­ria­ne­la Bal­bi y Ri­car­do Ji­mé­nez, re­vi­só 32 pro­yec­tos an­tes de de­ci­dir que el ga­na­dor se­ría el pre­sen­ta­do por el ar­qui­tec­to ma­ra­bino, egre­sa­do de la Uni­ver­si­dad del Zu­lia (LUZ, 2009) y es­tu­dian­te de dos años de Di­se­ño Grá­fi­co en la Uni­ver­si­dad Dr. Ra­fael Be­llo­so Cha­cín (Ur­be).

Da­río se en­te­ró de es­ta con­vo­ca­to­ria na­ve­gan­do en In­ter­net. Prin­ci­pal­men­te, lo mo­ti­vó el te­ma cen­tral: Bi­blio­te­cas en la mi­ra, que es el le­ma de Fi­luc 2016. La su­ya en par­ti­cu­lar, es­tá “par­ti­da” en cua­tro ciu­da­des: Ca­ra­cas -don­de re­si­de-, Ca­bi­mas, Ma­ra­cai­bo y Cór­do­ba (Ar­gen­ti­na). “Al­gún día jun­ta­ré esos pe­da­zos”, di­ce.

Co­mo lec­tor es un po­co des­or­de­na­do, pue­de leer has­ta cua­tro tí­tu­los a la vez -“un par de días to­mo uno, lue­go voy a otro, des­pués a otro o regreso al pri­me­ro y así”. Sus pre­fe­ren­cias se in­cli­nan por obras co­mo Apa­rien­cia des­nu­da de Oc­ta­vio Paz que re­cién ter­mi­nó de leer; Subidos de tono un com­pen­dio de au­to­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos en el que es­tá su­mi­do jus­to aho­ra; Sie

te días en el mun­do del ar­te de Sa­rah Thor­ton, que aca­ba de co­men­zar a re­leer; y Pim, Pam, Pum, de Ale­jan­dro Re­bo­lle­do. La 17º edi­ción de Fi­luc se inau- gu­ra­rá es­te 15 de oc­tu­bre en el Cen­tro In­ter­na­cio­nal de Even­tos múl­ti­ples (Ciem) de Na­gua­na­gua. Da­río es­ta­rá pre­sen­te.

To­dos es­ta­mos re­pre­sen­ta­dos

En la al­fom­bra ver­de de Da­río es­tá re­pre­sen­ta­da la ex­pe­rien­cia de to­do lec­tor, no so­lo la pro­pia. Ahí apa­re­cen son­rien­tes, de pie, tum­ba­dos, sen­ta­dos, cien­tos de lec­to­res abra­za­dos a esos to­mos que les per­mi­ten es­ca­par del contexto real pa­ra “zam­bu­llir­se” en uno ima­gi­na­rio.

El tra­zo es un tri­bu­to al gé­ne­sis del co­mics pa­ri­sino de prin­ci­pios del si­glo XX. El ver­de del fon­do no es uno cual­quie­ra, es oli­vo ama­ri­llen­to, ter­cia­rio, re­sul­ta­do de la fu­sión de los co­lo­res de las ban­de­ras de Fran­cia y Venezuela. Tam­bién in­cor­po­ró con­so­nan­tes, ca­rac­te­res es­pe­cia­les y una que otra vo­cal.

- ¿Hay al­gún men­sa­je “ci­fra­do” en los gra­fis­mos del di­se­ño que pre­sen­tó pa­ra Fi­luc 2016?

- En prin­ci­pio me in­tere­só es­ta­ble­cer un mix de sím­bo­los al­fa­bé­ti­cos pa­ra atri­buir una sig­ni­fi­can­cia se­mán­ti­ca en­tre los dos paí­ses. Al fi­nal com­pren­dí que el pro­ce­so se ha­bía con­ver­ti­do en al­go ca­pri­cho­so y no tan fá­cil de di­ge­rir, por eso me cen­tré en es­ta­ble­cer ne­xos por iden­ti­dad, pe­so vi­sual, apor­te cro­má­ti­co, equi­li­brio for­mal y des­crip­ción ti­po­grá­fi­ca. El di­se­ño de­be ser sim­ple, cau­te­lo­so y co­mu­ni­ca­ti­vo.

Fran­cia in­flu­yen­te

No ha vi­si­ta­do Fran­cia -país in­vi­ta­do de ho­nor de Fi­luc 2016- pe­ro és­ta ha es­ta­do muy pre­sen­te en su vi­da. La ma­dre de Da­río es poe­ta y es­cri­to­ra, por eso cre­ció en una ca­sa con una bi­blio­te­ca de unos 5 me­tros de an­cho. De los tí­tu­los ahí or­de­na­dos re­cuer­da dos se­ries en par­ti­cu­lar, una lla­ma­da Gran en­ci­clo­pe­dia de los pe­que­ños -“o al­go así”- y otra de ori­gen fran­cés, En

ci­clo­pe­dia bá­si­ca Ar­gos.

De ni­ño pa­sa­ba ho­ras ad­mi­ran­do ca­da “di­bu­ji­to” que acom­pa­ña­ba los tex­tos y es­ta­ban ins­pi­ra­dos en el es­ti­lo de Mi­ros­lav Sas­queek. “Él ex­pli­co que unos de sus tra­ba­jos más exi­to­sos se con­cen­tran en el li­bro guía

Es­to es Fran­cia, cu­yo ar­te se ba­só en las pin­tu­ras de Ame­deo Mo­di­glia­ni, ar­tis­ta im­por­tan­te en Pa­rís a prin­ci­pio del si­glo XX”.

Por Ed Be­ne­dict, Da­río se in­tere­só en la geo­me­tría eu­cli­dia­na. Años des­pués to­mó con­cien­cia de la re­la­ción de la lí­nea y el vo­lu­men de sus tra­zos con la arquitectura, por eso “tien­do a rein­ci­dir en la for­ma sim­ple, el co­lor y la

com­po­si­ción kan­disk­ya­na”.

- No co­no­ce Fran­cia pe­ro ha es­ta­do cer­ca de su cul­tu­ra. Co­men­te. - Me sien­to re­la­cio­na­do con Fran­cia des­de dis­tin­tas aris­tas. La Es­cue­la de Arquitectura de LUZ di­fun­dió un es­pe­cial in­te­rés en la arquitectura de Le Cor­bu­sier; uno de mis ar­qui­tec­tos pre­di­lec­tos es Jean Nou­vel; mi prác­ti­ca en el ar­te con­tem­po­rá­neo se la de­bo, en par­te, a las teo­rías de Mar­cel Du­champ; el pri­mer li­bro que leí de cha­mo fue uno de Saint Exu­pery y jus­to aho­ra ten­go un “mal­pe­gue” con una can­ción de Daft Punk. To­dos ellos son fran­ce­ses. Des­co­noz­co mu­cho la li­te­ra­tu­ra fran­ce­sa, es la­men­ta­ble, pe­ro me he to­pa­do con tex­tos de Víc­tor Hu­go, Ver­ne y Bau­de­lai­re.

Ar­qui­tec­to-di­se­ña­dor y vi­ce­ver­sa

En su por­ta­fo­lio hay co­mics, ilus­tra­cio­nes edi­to­ria­les, acua­re­las, y di­bu­jos en gra­fi­to. El co­lor re­sal­ta en la ma­yo­ría. “In­dis­cu­ti­ble­men­te sí” - afin­ca- hay una in­fluen­cia de Ma­ra­cai­bo en sus pro­pues­tas, aun­que con­fie­sa que le in­tere­sa el “re­tro- mo­der­nis­mo” de De­rek Ya­ni­ger, el co­lo­ri­do de Shag, o la geo­me­tría de Ale Gior­gi­ni.

Co­mo ar­qui­tec­to tra­ba­ja en el sec­tor pri­va­do con pro­yec­tos co­mer­cia­les, y de for­ma in­de­pen­dien­te, con re­si­den­cia­les. Co­mo di­se­ña­dor es crea­ti­vo prin­ci­pal de cam­pa­ñas pu­bli­ci­ta­rias pa­ra mar­cas. A la par, tra­ba­ja en su pri­me­ra in­di­vi­dual re­fe­ri­da al ar­te con­tem­po­rá­neo; tam­bién en una se­rie de ilus­tra­cio­nes pa­ra cuen­tos in­fan­ti­les y otra de au­to­rre­tra­tos en gra­fi­to lla­ma­da Prác­ti­cas del

va­cío. A fu­tu­ro le en­can­ta­ría crear su pri­mer li­bro-pos­tal ilus­tra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.