¿Y los Con­ce­ja­les de Va­len­cia?

Notitarde - - Puerto Cabello -

La inep­ti­tud del Al­cal­de y sus co­di­cio­sos puer­cos pa­ra sol­ven­tar el gra­ve pro­ble­ma de la ba­su­ra es­tá re­gis­tra­da y so­bre to­do su­fri­da por ca­da uno de los ciu­da­da­nos de nues­tra ca­pi­tal. No hay res­pues­tas, las ac­cio­nes se re­par­ten en par­ce­las en el ele­va­do des­pa­cho del ayun­ta­mien­to. Dia­ria­men­te y an­te la im­po­ten­cia del co­mún se acu­mu­lan desechos y de­sidia, co­mo nos abo­fe­tean las ac­tua­li­za­das y re- cien­tes grá­fi­cas, que van desde prin­ci­pa­les ave­ni­das has­ta las es­tre­chas ca­lles de las co­mu­ni­da­des más ne­ce­si­ta­das. El he­cho de le­van­tar la mano en la Cá­ma­ra Mu­ni­ci­pal pa­ra dar­le rien­da suel­ta a in­nu­me­ra­bles re­cur­sos que nun­ca lle­gan, no de­be ser la ais­la­da y úni­ca con­duc­ta del cuer­po edi­li­cio. Va­len­cia les re­cla­ma ma­yor par­ti­ci­pa­ción y que sin am­bi­güe­da­des, asu­man su in­de­le­ga­ble fun­ción de con­tro­lar. No hay es­pa­cio pa­ra la pa­si­vi­dad o có­mo­da per­mi­si­vi­dad. Se exi­gen me­ca­nis­mos o acuer­dos pa­ra que res­pon­da la al­cal­día por el desas­tre que ha su­mi­do a la ciu­dad. Es el obli­ga­do com­pro­mi­so y de­ber de ca­da uno de los con­ce­ja­les, sin dis­tin­gos de ideo­lo­gía, ni to­na­li­da­des po­lí­ti­cas. A los edi­les de Va­len­cia les co­rres­pon­de al­zar su voz en de­fen­sa de las co­mu­ni­da­des que di­cen re­pre­sen­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.