No­bel de Economía a Holms­tröm y Hart por la teo­ría de los con­tra­tos

Ase­gu­ran que man­tie­nen uni­das las eco­no­mías mo­der­nas

Notitarde - - Institucionales -

Es­to­col­mo, oc­tu­bre 10 El Pre­mio No­bel de Economía fue con­ce­di­do ayer al eco­no­mis­ta es­ta­dou­ni­den­se de ori­gen bri­tá­ni­co Oli­ver Hart y al fin­lan­dés Bengt Holms­tröm por su con­tri­bu­ción a la teo­ría de los con­tra­tos, se­gún anun­ció en Es­to­col­mo la Real Academia de las Cien­cias de Sue­cia.

“Los con­tra­tos son fun­da­men­ta­les, los ve­mos por to­das par­tes en la so­cie­dad”, apun­tó el pre­si­den­te del Co­mi­té No­bel, Per Ström­berg. Las teo­rías desa­rro­lla­das por los ga­lar­do­na­dos ayu­dan a las empresas a es­ta­ble­cer los sa­la­rios de sus di­rec­ti­vos o a de­ci­dir cuán­do tie­nen sen­ti­do las pri­va­ti­za­cio­nes”, sub­ra­yó.

“Tam­bién a las ase­gu­ra­do­ras les in­tere­sa enor­me­men­te la teo­ría de los con­tra­tos”, aña­dió Ström­berg. Con su ayu­da pue­den es­ta­ble­cer qué su­ma es ra­zo­na­ble pa­gar por los se­gu­ros y sus clien­tes en­tien­den por qué no se les re­em­bol­sa por to­das las pér­di­das, ex­pli­có.

“Las eco­no­mías mo­der­nas se man­tie­nen uni­das por in­nu­me­ra­bles con­tra­tos. Las nue­vas he­rra­mien­tas teó­ri­cas crea­das por Hart y Holms­tröm son va­lio­sas pa­ra en­ten­der los con­tra­tos e ins­ti­tu­cio­nes de la vi­da real, así co­mo po­si­bles obs­tácu­los en el di­se­ño de con­tra­tos”, ex­pli­có la Real Academia en un co­mu­ni­ca­do.

Hart, na­ci­do en Londres en 1948, en­se­ña en la pres­ti­gio­sa Uni­ver­si­dad de Har­vard y Holms­tröm (Hel­sin­ki, 1949) en el repu­tado Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Mas­sa­chu­setts (MIT, por sus si­glas en in­glés), am­bos en Es­ta­dos Uni­dos.

El tra­ba­jo desa­rro­lla­do por Holms­tröm a fi­na­les de los años 70 de­mos­tró có­mo los me­jo­res con­tra­tos so­pe­san cui­da­do­sa­men­te los ries­gos con los in­cen­ti­vos. Des­pués, apli­có esa teo­ría a es­ce­na­rios más rea­lis­tas, co­mo por ejem­plo los ca­sos en los que los em­plea­dos no so­lo son re­tri­bui­dos con sa­la­rio sino con un po­ten­cial as­cen­so. “Las con­clu­sio­nes de Hart so­bre con­tra­tos in­com­ple­tos arro­ja­ron más luz so­bre la pro­pie­dad y el con­trol de los ne­go­cios y tu­vie­ron un gran im­pac­to en va­rios cam­pos de la economía, así co­mo de la cien­cia po­lí­ti­ca y el de­re­cho”, apun­tó la Real Academia.

“Su in­ves­ti­ga­ción nos pro­por­cio­nó nue­vas he­rra­mien­tas teó­ri­cas pa­ra es­tu­diar cues­tio­nes co­mo qué ti­po de empresas de­be­rían fu­sio­nar­se (...) o si ins­ti­tu­cio­nes co­mo las es­cue­las o las pri­sio­nes de­be­rían ser pri­va­das o pú­bli­cas”, aña­de el co­mu­ni­ca­do. “Los con­tra­tos son una for­ma in­creí­ble­men­te po­de­ro­sa de pen­sar so­bre par­tes de la economía. Son fun­da­men­ta­les pa­ra la idea de que el co­mer­cio es un ‘quid pro quo’ y de que hay dos la­dos en una transac­ción”, ex­pli­có el eco­no­mis­ta en una en­tre­vis­ta con­ce­di­da al Co­mi­té No­bel.

“A tra­vés de sus con­tri­bu­cio­nes ini­cia­les, Hart y Holms­tröm lan­za­ron la teo­ría de los con­tra­tos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.