De­nun­cian “bo­ta­de­ro” fren­te a es­cue­la

Alum­nos de la E.B. Die­go Iba­rra en Tra­pi­chi­to I son afec­ta­dos por la con­ta­mi­na­ción del lu­gar

Notitarde - - Miguel Peña-rafael Urdaneta-negro Primero -

Va­len­cia, oc­tu­bre 11 ( Da­niel Ji­mé­nez).- Ve­ci­nos de Tra­pi­chi­to I y co­mu­ni­da­des ale­da­ñas, to­ma­ron co­mo “al­ter­na­ti­va” arro­jar es­com­bros, ani­ma­les muer­tos y otros ti­pos de desechos só­li­dos en la ave­ni­da que con­du­ce al ba­rrio Pe­dro He­rre­ra, es­pe­cí­fi­ca­men­te fren­te a la Es­cue­la Die­go Iba­rra, por su­pues­ta­men­te no con­tar con un buen ser­vi­cio del aseo ur­bano.

La es­cue­la cuen­ta con una ma­trí­cu­la de apro­xi­ma­da­men­te 520 alum­nos, quie­nes son los prin­ci­pa­les afec­ta­dos por la pro­li­fe­ra­ción de mos­cas, zan­cu­dos y el fuer­te he­dor de la ba­su­ra y ani­ma­les des­com­pues­tos que de­po­si­tan en el lu­gar a cual­quier ho­ra del día.

Pa­dres y re­pre­sen­tan­tes de los es­tu­dian­tes ma­ni­fes­ta­ron con preo­cu­pa­ción su te­mor a que la con­ta­mi­na­ción cau­sa­da en el si­tio pro­vo­que al­gún ti­po de en­fer­me­da­des en los es­tu­dian­tes que du­ran­te el día, es­pe­cí­fi­ca­men­te al me­dio­día, ab­sor­ben la pu­tre­fac­ción en el am­bien­te.

“Cuan­do ca­lien­ta el sol, a las 12:00 del me­dio­día, se in­ten­si­fi­ca más el olor, a esa ho­ra los ni­ños al­muer­zan en la es­cue­la, yo con­si­de­ro que no es sano pa­ra ellos, eso pu­die­ra desatar una epi­de­mia, son ni­ños”, di­jo Ya­mi­leth Sar­mien­to, re­si­den­te del sec­tor y tía de un alumno.

Por su par­te, Jac­ke­lin Briceño, otra de las re­pre­sen­tan­tes, agre­gó que el es­pa­cio del “mi­ni bo­ta­de­ro” ini­ció des­de el año pa­sa­do y tras múl­ti­ples de­nun­cias aún no se ha en­con­tra­do so­lu­ción al problema. “Mi hi­ja ma­yor es­tu­dió has­ta el año pa­sa­do aquí (Es­cue­la Die­go Iba­rra) y es­to siem­pre ha si­do así”, ase­ve­ró.

Car­los Ochoa, quien re­cien­te­men­te asu­mió la di­rec­ción del plan­tel, res­pon­sa­bi­li­zó a per­so­nas que de ma­ne­ra “ines­cru­pu­lo­sa” de­po­si­tan ba­su­ra cer­ca de la es­cue­la y no eli­gen otro lu­gar a fin de no afec­tar a los ni­ños.

Ex­pli­có que de­bi­do a la can­ti­dad de ve­re­das y ca­lles an­gos­tas de Tra­pi­chi­to I, los ca­mio­nes re­co­lec­to­res de ba­su­ra es­tán li­mi­ta­dos a es­ta­ble­cer rutas en la zo­na, por es­ta razón, se­gún Ochoa, las per­so­nas se ven en la obli­ga­ción de sa­car los desechos a la ca­lle.

“El problema es­tá es en el lu­gar que es­co­gen pa­ra co­lo­car la ba­su­ra, no de­be­rían arro­jar­la fren­te a la es­cue­la”.

Hur­tos en el plan­tel

Por otra par­te, el pro­fe­sor Ochoa de­nun­ció que en va­rias opor­tu­ni­da­des la es­cue­la que di­ri­ge ha si­do ob­je­to de hur­tos. “En una opor­tu­ni­dad se lle­va­ron va­rias ca­nai­mi­tas y aho­ra se lle­va­ron la bom­ba de agua”, se­ña­ló.

Tras es­tos he­chos de­lic­ti­vos, el di­rec­tor co­men­tó que des­pués de ha­ber he­cho las de­nun­cias so­bre el ca­so, es­pe­ra el de­bi­do pro­ce­di­mien­to de las au­to­ri­da­des co­rres­pon­dien­tes.

Or­ga­ni­za­ción po­pu­lar

Tam­bién, el di­rec­tor agra­de­ció a los in­te­gran­tes de las or­ga­ni­za­cio­nes po­pu­la­res que ha­cen vi­da en la es­cue­la, por el apo­yo que re­ci­ben en bus­ca de so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas que afron­tan.

“Des­pués que se lle­va­ron la bom­ba y nos que­da­mos sin agua, las Ubch y el con­se­jo co­mu­nal del sec­tor han in­ter­ve­ni­do pa­ra traer­nos los ca­mio­nes cis­ter­na a la es­cue­la a tra­vés Ba­rrio Nue­vo Ba­rrio Tri­co­lor”, con­tó.

De­fi­cien­cia de ser­vi­cios pú­bli­cos

Por otra par­te, ha­bi­tan­tes de Tra­pi­chi­to I, ma­ni­fes­ta­ron su des­con­ten­to por fa­llas eléc­tri­cas, mal ser­vi­cio del agua y de­fi­cien­cias en la re­co­lec­ción de ba­su­ra que des­de ha­ce me­ses se pre­sen­ta en la co­mu­ni­dad.

De­nun­cia­ron que ha­ce ca­si un año, una su­pues­ta cua­dri­lla de la Al­cal­día de Va­len­cia, des­pués de lle­gar a la ave­ni­da que con­du­ce al ba­rrio Pe­dro He­rre­ra, de­jó sin lám­pa­ras la to­rre de ilu­mi­na­ción que man­te­nía con luz la zo­na en ho­ras noc­tur­nas. “Ellos (la cua­dri­lla) di­je­ron que iban a ha­cer un man­te­ni­mien­to, se lle­va­ron los po­cos bom­bi­llos que ser­vían y has­ta aho­ra no han re­gre­sa­do. Era la úni­ca to­rre que alum­bra­ba la ave­ni­da, aho­ra pa­sar de no­che por ahí es una gui­llo­ti­na”, di­jo.

Con re­la­ción a la acu­mu­la­ción de ba­su­ra fren­te a la es­cue­la que tam­bién afec­ta a los re­si­den­tes de Tra­pi­chi­to I, Car­men Sán­chez, ve­ci­na del sec­tor, di­jo que el problema no eran los ca­mio­nes del aseo, sino la “in­cons­cien­cia” de la gen­te. “El ca­mión de la ba­su­ra pa­sa siem­pre, pe­ro ¿có­mo se lle­van jer­go­nes, muebles y ta­ran­ti­nes que las per­so­nas echan ahí?”, se pre­gun­tó.

En bus­ca de solucionar el con­flic­to, in­te­gran­tes del con­se­jo co­mu­nal y Ubch de la zo­na han ma­te­ria­li­za­do pro­yec­tos pa­ra eli­mi­nar el bo­te, los cua­les no han da­do re­sul­ta­dos fa­vo­ra­bles; en­tre ellos, la ela­bo­ra­ción de un jar­dín que no du­ró más de dos me­ses.

Ro­cío He­rre­ra, re­pre­sen­tan­te de las Ubch y con­se­jo co­mu­nal del lu­gar, in­for­mó que en va­rias opor­tu­ni­da­des han con­sig­na­do in­for­mes so­bre el ca­so en la Al­cal­día de Va­len­cia pa­ra bus­car so­lu­ción al con­flic­to y has­ta la fe­cha no han si­do aten­di­dos.

En­tre las so­li­ci­tu­des pa­ra el ca­so, men­cio­nó la re­es­truc­tu­ra­ción y pro­gra­ma­ción de las rutas del aseo ur­bano en el sec­tor, ma­qui­na­rias pa­ra re­co­ger los desechos fren­te a la es­cue­la y la ins­ta­la­ción de con­te­ne­do­res en si­tios es­tra­té­gi­cos pa­ra el de­pó­si­to de és­tos.

So­bre el agua, re­si­den­tes de otras zo­nas cer­ca­nas a Tra­pi­chi­to I, ma­ni­fes­ta­ron que ca­mi­nan ki­ló­me­tros pa­ra po­der con­se­guir el vi­tal lí­qui­do en la de­no­mi­na­da “Ca­lle del co­le­gio”, lu­gar don­de la Go­ber­na­ción de Ca­ra­bo­bo cons­tru­yó un po­zo de aguas pro­fun­das.

Pa­dres y re­pre­sen­tan­tes te­men que el acu­mu­la­mien­to de ba­su­ra pue­da cau­sar en­fer­me­da­des a es­tu­dian­tes.

Afec­ta­dos de­nun­cia­ron que de otras zo­nas arro­jan desechos en el lu­gar.

Án­gel Quin­te­ro El po­der po­pu­lar or­ga­ni­za­do es­ta­rá siem­pre pres­to pa­ra asis­tir a la Es­cue­la Die­go Iba­rra cuan­do ellos lo ne­ce­si­ten, es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra brin­dar una ma­yor se­gu­ri­dad en el plan­tel.

Ra­fael Pa­drón Quie­nes bo­tan ba­su­ra fren­te a la es­cue­la son per­so­nas que vie­nen de otros ba­rrios y arro­jan cual­quier ti­po de desechos ahí, ne­ce­si­ta­mos una vi­gi­lan­cia cons­tan­te pa­ra evitar eso”.

Hey­bi Pi­cón En la man­za­na ‘K’ de Tra­pi­chi­to el agua lle­ga so­lo mar­tes y vier­nes y creo que no es­tá ap­ta ni pa­ra ba­ñar­se, eso nos obli­ga a ca­mi­nar ki­ló­me­tros ca­da día en bus­ca del agua”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.