Ur­ge ha­cer lim­pie­za en cau­ce del río Cú­pi­ra en San Die­go

Fa­mi­lias de ur­ba­nis­mos cer­ca­nos te­men que se des­bor­de

Notitarde - - Naguanagua-la Entrada-san Diego -

San Die­go, oc­tu­bre 11 (Ma­ría Ga­brie­la Va­le­ro P.).- De­bi­do las fuer­tes llu­vias que han azo­ta­do la en­ti­dad ca­ra­bo­be­ña por es­tos días, los ha­bi­tan­tes de la ur­ba­ni­za­ción Cha­let’s Country, en el mu­ni­ci­pio San Die­go, ma­ni­fes­ta­ron sen­tir­se preo­cu­pa­dos an­te el po­si­ble des­bor­de del río Cú­pi­ra y co­mo con­se­cuen­cia, la anega­ción de sus vi­vien­das.

El ur­ba­nis­mo es­tá con­for­ma­do por unas 160 fa­mi­lias en­tre ca­sas y edi­fi­cios, mien­tras que los ha­bi­tan­tes de otras ur­ba­ni­za­cio­nes co­mo San­sur, Va­lle de Oro y las vi­vien­das cons­trui­das en te­rre­nos cer­ca­nos a és­tas, tam­bién po­drían ser afec­ta­das.

Gre­go­rio Maldonado, re­si­den­te de Cha­let’s Country, co­men­tó que el cau­ce del río fue dra­ga­do ha­ce dos años apro­xi­ma­da­men­te y des­de en­ton­ces so­lo han mo­ni­to­rea­do su es­ta­do.

Ase­gu­ró que lo preo­cu­pan­te es que se for­mó una es­pe­cie de ta­pón en la par­te al­ta del cau­ce del río y es jus­ta­men­te allí don­de cho­ca la co­rrien­te de agua, ha­cien­do que és­ta se di­ri­ja ha­cia la ur­ba­ni­za­ción. “Cuan­do llue­ve en las ca­be­ce­ras del ce­rro es gra­ve, ya que es mu­cha el agua que ba­ja y la co­rrien­te ya ha so­ca­va­do el te­rreno”, se­ña­ló el se­ñor Maldonado con preo­cu­pa­ción.

¡Que Dios nos pro­te­ja!

“Ha llo­vi­do du­ro, pe­ro afor­tu­na­da­men­te ha si­do por lap­sos apro­xi­ma­dos de me­dia ho­ra. Cuan­do llue­ve muy fuer­te so­lo pe­di­mos que Dios nos pro­te­ja”, sos­tu­vo es­te ve­cino; al tiem­po que aña­dió que es­te año la Al­cal­día ha ido cin­co ve­ces y en oca­sio­nes to­man fo­to­gra­fías, “pe­ro no ve­mos cua­dri­llas lim­pian­do el monte a las ori­llas y eso al me­nos ayu­da­ría en al­go”.

Ase­gu­ró que la lim­pie­za ideal se­ría con má­qui­nas, pe­ro el problema es que puede ce­der el te­rreno por sus con­di­cio­nes na­tu­ra­les.

Otras ha­bi­tan­tes de es­te conjunto re­si­den­cial, co­mo Ana Vi­lla­sa­na y Jen­nif­fer Navarro, co­men­ta­ron que han ex­pues­to su preo­cu­pa­ción an­te la Al­cal­día y que el per­so­nal de Fum­co­san­di ha es­ta­do ha­cien­do ins­pec­cio­nes en el lu­gar.

Apro­ve­cha­ron la opor­tu­ni­dad pa­ra in­for­mar acer­ca de la ne­ce­si­dad de po­da de ár­bo­les en ese ur­ba­nis­mo, samanes en su ma­yo­ría; así co­mo tam­bién de la au­sen­cia de alum­bra­do pú­bli­co, por lo que ha­cen un lla­ma­do a los or­ga­nis­mos com­pe­ten­tes en am­bas ma­te­rias.

Tan­to el ur­ba­nis­mo de Cha­let’s Country co­mo las ca­sas cons­trui­das de­trás de és­te, po­drían ver­se afec­ta­dos de lle­gar a des­bor­dar­se el río.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.