Se que­bró la MUD

Notitarde - - Opinión - Dip. Saúl Or­te­ga

Pa­ra es­te 12 de oc­tu­bre el vo­cin­gle­ro y al­ta­ne­ro vo­ce­ro de la mud con­vo­có una mar­cha opo­si­to­ra, es­ta con­vo­ca­to­ria ter­mi­nó en otro fra­ca­so, como su­ce­dió con la mar­cha in­su­rrec­cio­nal del 1 de sep­tiem­bre y las su­ce­si­vas con­vo­ca­to­rias a to­mar Ve­ne­zue­la y al CNE los días 7 y 16 de oc­tu­bre.

Es­tos fra­ca­sos opo­si­to­res po­nen en evi­den­cia dos co­sas, pri­me­ro la fal­ta de uni­dad por un la­do y por el otro no te­ner un rum­bo po­lí­ti­co cla­ro. Pa­re­ce que lo úni­co que los guía es la am­bi­ción de po­der de cier­tos per­so­na­jes de esa fau­na. Es de re­sal­tar que las ini­cia­ti­vas que han ter­mi­na­do im­po­nién­do­se es­tán mar­ca­das por el ca­rác­ter in­su­rrec­cio­nal se­di­cio­so y vio­len­to, sien­do Ca­pri­les y López pro­ta­go­nis­tas de es­tas ini­cia­ti­vas irres­pon­sa­bles y car­ga­das de pe­li­gros pa­ra la vi­da ins­ti­tu­cio­nal y de­mo­crá­ti­ca del país.

Des­con­vo­car la mo­vi­li­za­ción pa­ra el 12 oct, es un arru­gue de la di­ri­gen­cia y po­ne al des­cu­bier­to sus pro­pias con­tra­dic­cio­nes, ob­ser­va­mos que el día on­ce las se­ño­ras Ma­cha­do y Tin­to­ri con­vo­ca­ban a una ma­ni­fes­ta­ción ex­hi­bien­do te­ner más ova­rios que el res­to de la di­ri­gen­cia opo­si­to­ra y pa­re­cen te­ner más ova­rios que el res­to de la seu­do di­ri­gen­cia opo­si­to­ra y han pa­sa­do a le­gi­ti­mar las gua­rim­bas de López como mé­to­do pa­ra ha­cer­se del po­der.

Es­ta con­vo­ca­to­ria es­tu­vo acom­pa­ña­da de crí­ti­cas y des­ca­li­fi­ca­cio­nes a la di­ri­gen­cia opo­si­to­ra que de nue­vo ha­bía en­ga­ña­do a sus se­gui­do­res con otra fra­ca­sa­da “To­ma de Ve­ne­zue­la” sus­pen­di­da inex­pli­ca­ble­men­te los vo­ce­ros de Ca­pri­les se apre­su­ra­ron en anun­ciar di­cha sus­pen­sión, su­pues­ta­men­te se­ría cam­bia­da por una or­ga­ni­za­ción de un su­pues­to vo­lun­ta­ria­do pa­ra pre­pa­ra un re­vo­ca­to­rio que no ten­drá vi­da en 2016 y lla­ma­ron a or­ga­ni­zar­se en los cen­tros elec­to­ra­les, co­sa que tam­po­co ocu­rrió, es­tos irres­pon­sa­bles han anun­cia­do que re­co­ge­rán las fir­mas pe­ro des­co­no­cen al Po­der Elec­to­ral, la pre­gun­ta es ¿Con quién ile­gí­ti­ma­men­te or­ga­ni­za­rían tal con­sul­ta?

Es un plan­tea­mien­to ile­gal y sub­ver­si­vo de Ca­pri­les y los com­pro­me­ti­dos en es­ta aven­tu­ra des­de den­tro y des­de fue­ra, ellos sa­ben que en el su­pues­to ne­ga­do de re­co­ger las fir­mas no se­rá has­ta me­dia­dos de año que se pue­da or­ga­ni­zar es­ta con­sul­ta, ya han di­cho que es in­cons­ti­tu­cio­nal en­ton­ces las fir­mas so­lo sir­ven pa­ra jus­ti­fi­car la vio­len­cia, los muer­tos y pres­tar­se a so­li­ci­tar una in­ter­ven­ción ar­ma­da por par­te de la po­ten­cia im­pe­ria­lis­ta con­tra nues­tro pue­blo y nues­tra ama­da pa­tria.

Lle­gó la ho­ra de las de­fi­ni­cio­nes la de­re­cha se qui­tó la ca­re­ta vie­ne con una agen­da in­su­rrec­cio­nal, de­be­mos de­fen­der el de­re­cho a la paz que tie­ne nues­tro pue­blo, de­fen­da­mos la po­lí­ti­ca de diá­lo­go pro­pues­ta por el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro, de­rro­te­mos la gue­rra eco­nó­mi­ca, im­pul­se­mos el de­ba­te de­mo­crá­ti­co so­bre las con­quis­tas so­cia­les y las ame­na­zas neo­li­be­ra­les, for­ta­le­cer el po­der po­pu­lar como me­ca­nis­mo de pro­fun­di­zar la de­mo­cra­cia el so­cia­lis­mo y la re­vo­lu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.