Do­ble­play

Notitarde - - Ciudad - Ju­lio Cas­ti­llo ju­lio­ca­sa­gar@ gmail. com Luis León Gue­rra Do­ble­pla­y_llg@gmail.com @Lui­sLeó­nGue­rra

El go­bierno quie­re dar­le un pa­lo a la lám­pa­ra. Sus sec­to­res más ra­di­ca­les se ven en el es­pe­jo de la Kirch­ner a cu­yas ca­jas fuer­tes re­ple­tas de dó­la­res han lle­ga­do y en Lu­la y Dil­ma cu­yas pi­lle­rías han des­cu­bier­to. No es­tán dis­pues­tos a ir­se del go­bierno y ya ni si­quie­ra res­pe­tan el úni­co ras­go de­mo­crá­ti­co que les que­da­ba y que pre­go­na­ban al mun­do que era el de ha­cer elec­cio­nes. En el fon­do lo que quie­ren es que se va­cíen los do­gouts y que co­mien­ce la tán­ga­na que es el te­rreno don­de pien­san que po­drían ga­nar con la fuer­za de los co­lec­ti­vos ar­ma­dos y los sec­to­res de la FAN que le sean lea­les. No hay que do­rar la píl­do­ra, es­ta­mos en­tran­do en una eta­pa de­li­ca­da y com­ple­ja de la si­tua­ción del país. Las so­lu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas no son la ho­ja de ru­ta del go­bierno y la opo­si­ción in­sis­te en usar los ca­mi­nos cons­ti­tu­cio­na­les y le­ga­les pa­ra sa­lir de él. El jue­go es­ta tran­ca­do.

¿ Qué ha­cer? Bue­na pre­gun­ta. Qui­zás de­be­ría­mos pre­gun­tar­nos pri­me­ro ¿ que no hi­ci­mos?

Des­de es­tas lí­neas de­cía­mos a co­mien­zos de año que no era con­ve­nien­te ha­ber aban­do­na­do la agen­da so­cial que nos dio la vic­to­ria del 6S pa­ra adop­tar una ex­clu­si­va­men­te po­lí­ti­ca que era la sa­li­da de Ma­du­ro. Es­tá­ba­mos en­tran­do en su te­rreno. Al te­ner con­trol de to­das las ins­ti­tu­cio­nes TSJ y CNE, es­tá­ba­mos en­tre­gan­do en sus ma­nos la ca­pa­ci­dad de de­ci­sión de nues­tra po­lí­ti­ca. Si por el con­tra­rio, nos hu­bié­se­mos man­te­ni­do lu­chan­do al la­do de la gen­te que su­fre las co­las, la es­ca­sez, la inflación, la in­se­gu­ri­dad, los hu­bié­ra­mos es­pe­ra­do en la ba­ja­di­ta en las elec­cio­nes a go­ber­na­do­res y su re­sul­ta­do ha­bría te­ni­do los mis­mos efec­tos de­vas­ta­do­res que el de un Re­fe­ren­do Re­vo­ca­to­rio.

Pe­ro cla­ro, es muy fá­cil te­ner ra­zón al día si­guien­te. Tam­bién aquí di­ji­mos que la me­jor po­lí­ti­ca de la opo­si­ción era la que ob­tu­vie­ra el ma­yor con­sen­so de to- das y ese fue el Re­vo­ca­to­rio. El RR ade­más per­mi­tió de­mos­trar la in­men­sa fuer­za de los ve­ne­zo­la­nos pa­ra mo­vi­li­zar­se al lla­ma­do de la MUD y la mar­cha del 1S que­da­ra re­gis­tra­da co­mo un hi­to de la his­to­ria po­lí­ti­ca ve­ne­zo­la­na. La fuer­za de los ciu­da­da­nos es­tá in­tac­ta, a la es­pe­ra de nue­vas jor­na­das.

Lo úni­co cier­to que te­ne­mos es que el país tie­ne un desafío in­men­so. Es­tán fren­te a fren­te las ma­fias gu­ber­na­men­ta­les y el pue­blo su­frien­do. Esa es la gran ven­ta­ja de la de­mo­cra­cia ve­ne­zo­la­na. In­va­ria­ble­men­te más tem­prano que tar­de es­tos con­flic­tos ter­mi­nan re­sol­vién­do­se a fa­vor de los pue­blos que bus­can li­ber­tad y me­jo­res con­di­cio­nes de vi­da. La his­to­ria es­tá lle­na de ejem­plos de có­mo pue­blos des­ar­ma­dos de­rro­tan dic­ta­du­ras opro­bio­sas y des­al­ma­das.

Ve­ne­zue­la no se­rá la ex­cep­ción. La úni­ca con­di­ción ne­ce­sa­ria es que las fuer­zas de­mo­crá­ti­cas desa­rro­llen una po­lí­ti­ca co­rrec­ta y, en nues­tra mo­des­ta opi­nión, ello pa­sa en Ve­ne­zue­la por man­te­ner la uni­dad de la MUD y no caer en de­ses­pe­ra­cio­nes in­du­ci­das por el go­bierno.

Es­ta­mos en el um­bral de pa­sar a una nue­va eta­pa de la lu­cha. La de la re­sis­ten­cia ci­vil, la del 350, la de la mo­vi­li­za­ción cons­tan­te, la de no aban­do­nar el su­fri­mien­to de nues­tros com­pa­trio­tas y con­ver­tir­lo en leit­mo­tiv po­lí­ti­co.

Co­mo en la ba­ta­lla de Azin­court, al fren­te de una fuer­za que era sex­tu­pli­ca­da por los fran­ce­ses di­jo Enrique V a sus tro­pas, “Es­ta­re­mos or­gu­llo­sos de con­tar a nues­tros nie­tos el pri­vi­le­gio de ha­ber es­ta­do en es­ta vic­to­ria”, así lo ve­ne­zo­la­nos, es­ta­re­mos or­gu­llo­sos de ha­ber con­quis­ta­do pa­ra ellos la li­ber­tad y de­mo­cra­cia en la ba­ta­lla de los días por ve­nir. ¡FAL­TAN 8 DÍASS! El par­to de es­te RE­FE­REN­DO RE­VO­CA­TO­RIO (RR) es muy es­pe­cial en la vi­da de los ve­ne­zo­la­nos. El alum­bra­mien­to del cam­bio po­lí­ti­co pa­re­ce no se­rá nor­mal por los sín­to­mas abu­si­vos del ré­gi­men, a pe­sar de los es­fuer­zos so­be­ra­nos pa­ra que naz­ca den­tro del tér­mino de 40 se­ma­nas de ges­ta­ción. Pe­ro, sea de for­ma na­tu­ral, con anes­te­sia, en el agua, en cu­cli­llas o por ce­sá­rea a es­te mu­cha­cho lo pa­re Ve­ne­zue­la es­te año 2016.

Te­ne­mos que te­ner una secuencia de sen­ti­mien­tos co­mo pa­dres de es­ta cria­tu­ra, que nos ilu­mi­na­rá el fu­tu­ro de nues­tras vi­das y de las que vie­nen. Es­ta­mos en las 30 se­ma­nas de es­te em­ba­ra­zo­so RR; po­dría­mos de­cir que es­ta­mos en­tran­do a la rec­ta fi­nal del pro­ce­so. El pró­xi­mo pa­so lo da­re­mos los días 26, 27 y 28 de la ve­ni­de­ra se­ma­na pa­ra ma­ni­fes­tar­nos con nues­tras hue­llas y fir­ma y ac­ti­var con el 20% de elec­to­res lo que se­rá la sa­li­da del pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro, acom­pa­ña­do de su frus­tra­do mo­de­lo co­mu­nis­ta.

Es­te be­bé del cam­bio ya tie­ne for­ma­das sus uñas, se mue­ve cons­tan­te­men­te, em­pie­za a abrir los ojos, con sus cin­co sen­ti­dos, sien­te lo que le ro­dea y en no­viem­bre co­men­za­rán a ma­ni­fes­tar­se las con­vul­sio­nes en se­ñal de es­tar lis­to, se­gún el mo­ni­to­reo, pa­ra ver la luz del sol an­tes del año nue­vo. De­je­mos que los pe­rros la­dren y mar­che­mos en ca­ra­va­na ha­cia los cen­tros de vo­ta­ción. Re­cuer­den, ¡Yo re­vo­co en 1 mi­nu­to!

¡¿CON PA­TEN­TE DE COR­SO?! En es­te país ya no hay más es­pa­cio pa­ra tan­ta in­jus­ti­cia. De­ci­sio­nes del TSJ que ya no sor­pren­den sino que pro­vo­can náu­seas y en­fer­man a la ciu­da­da­nía. Una pre­gun­ta que no ha en­con­tra­do una sen­ten­cia fir­me: ¿Quién juz­ga y san­cio­na a los ma­gis­tra­dos? Aca­so tie­nen licencia pa­ra ajus­ti­ciar a la Cons­ti­tu- ción Na­cio­nal o vio­lar los de­re­chos so­be­ra­nos del pue­blo a te­ner una re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria. Sin em­bar­go re­cor­da­mos el pre­ce­den­te que sen­tó en 2009 el ca­so de la jue­za Ma­ría Lour­des Afiu­ni, quien fue a la cár­cel por ha­ber otor­ga­do li­ber­tad con­di­cio­nal al em­pre­sa­rio Eli­gio Ce­de­ño, acu­sa­do de pre­sun­ta co­rrup­ción en el ma­ne­jo de dó­la­res re­gu­la­dos; una de­ci­sión muy ale­ja­da de ir con­tra la Car­ta Mag­na… ¡POPURRÍ DE CUL­TU­RA Y PO­LÍ­TI­CA! Va­len­cia es­tu­vo muy mo­vi­da el fin de se­ma­na con una mez­cla cul­tu­ral y po­lí­ti­ca. El jue­ves en la tar­de asis­ti­mos al Fo­ro Mu­ni­ci­pal “Pro­pues­tas de Ciu­dad”, don­de el al­cal­de (e) de Va­len­cia, San­tia­go Ro­drí­guez, ex­pu­so dificultades eco­nó­mi­cas que atra­vie­sa el ayun­ta­mien­to y los pro­yec­tos po­si­bles en mar­cha, con un plan es­pe­cial que se ini­cia es­te lu­nes pa­ra la lim­pie­za de la ciu­dad. El con­ce­jal Tho­más Dan­gel pre­sen­tó su vi­sión de una nue­va Na­gua­na­gua y su co­le­ga Ma­nuel Mo­li­na tra­tó el pro­yec­to del cas­co his­tó­ri­co de Va­len­cia. Fe­li­ci­ta­mos a la co­le­ga Sandy Ave­le­do y a Luis Ga­llo por tan opor­tu­na ini­cia­ti­va… En la no­che el ho­tel Hes­pe­ria mos­tró una ma­ra­vi­llo­sa co­lec­ción del ar­tis­ta va­len­ciano Leo­pol­do La Ma­driz, or­ga­ni­za­da por Jo­sé Luis Cur­ve­lo. Una Va­len­cia co­lo­ri­da que nos ha­ce so­ñar… La tar­de del vier­nes “El Ti­gre” Eduar­do Fer­nán­dez es­tu­vo en los es­pa­cios del Rec­to­ra­do pa­ra pre­sen­tar su li­bro “Aquí y Aho­ra”. Sus ru­gi­dos de cam­bio en­tu­sias­ma­ron a la au­dien­cia… Lue­go la rec­to­ra de la UC, Jessy Di­vo de Ro­me­ro, abrió la 17ma Fe­ria del Li­bro en la ga­le­ría Brau­lio Sa­la­zar. Fue en­fá­ti­ca al de­cir que no hay ni ha­brá obs­tácu­lo que de­ten­ga a es­ta ma­ni­fes­ta­ción cul­tu­ral, por­que no hay ba­rre­ras pa­ra los li­bros. Por cier­to, en es­te mag­ní­fi­co ac­to di­mos lec­tu­ra a las ca­lu­ro­sas ex­pre­sio­nes de apo­yo gre­mial que re­ci­bió el apre­cia­do pro­fe­sor Eu­cli­des Que­ra­les, en su ca­mino a pre­si­dir la Aso­cia­ción de Pro­fe­so­res (APUC). To­dos lo sa­lu­da­ban mos­tran­do los tres (3) de­dos… El sá­ba­do re­ma­ta­mos en el Mu­ni­ci­pio Los Gua­yos don­de el par­ti­do Pro­gre­so ju­ra­men­tó su equi­po de tra­ba­jo, con el li­de­raz­go de Ne­rio As­ca­nio, pa­ra se­llar la vic­to­ria del RR… Gra­cias por las in­vi­ta­cio­nes. LA SO­BE­RA­NÍA RE­SI­DE EN EL PUE­BLO. (Ho­ra Ce­ro)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.