¿Qué im­por­ta el pre­su­pues­to?

Quan­tum eco­nó­mi­co

Notitarde - - Economia - Do­min­go Si­fon­tes* *dsi­fon­tes@uc.edu.ve Twit­ter: @dsi­fon­tes

La se­ma­na pa­sa­da el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro hi­zo al­go que has­ta el mo­men­to no se ha­bía rea­li­za­do en la his­to­ria de­mo­crá­ti­ca del país: de­jar de pre­sen­tar el pre­su­pues­to de la na­ción al Po­der Le­gis­la­ti­vo pa­ra ha­cer­lo a tra­vés del Po­der Ju­di­cial. A to­das lu­ces es­to es una irre­gu­la­ri­dad que nos co­lo­ca al bor­de de la le­gi­ti­mi­dad de­mo­crá­ti­ca.

Con lo he­cho por el pre­si­den­te Ma­du­ro, la ins­ti­tu­ción del pre­su­pues­to na­cio­nal que­da se­pul­ta­da, des­apa­re­ce de fac­to, por­que los ca­na­les re­gu­la­res no se han res­pe­ta­do. Des­de ha­ce al­gu­nos años, la pre­sen­ta­ción y apro­ba­ción del pre­su­pues­to ha si­do un sa­lu­do a la ban­de­ra por­que no cum­ple su fun­ción. Na­da de lo que apa­re­ce en el pre­su­pues­to es creí­ble. Sus pre­mi­sas nun­ca se cum­plen y es­to ha ayu­da­do a te­ner el desas­tre eco­nó­mi­co que te­ne­mos.

El Go­bierno ha he­cho lo que le ha da­do la ga­na con el pre­su­pues­to na­cio­nal, sin em­bar­go, has­ta el año pa­sa­do lo pre­sen­ta­ba an­te la Asam­blea Na­cio­nal co­mo lo es­ti­pu­la la ley, es de­cir, aho­ra ni si­quie­ra lo ha­ce, que es mu­cho peor. La “ex­pli­ca­ción” que el pre­si­den­te Ma­du­ro dio del pre­su­pues­to na­cio­nal pa­ra el pró­xi­mo año de­ja mu­cho que desear, fue real­men­te pa­té­ti­co lo que in­ten­to ha­cer.

El pa­so da­do por el Pre­si­den­te pa­ra la apro­ba­ción del pre­su­pues­to ca­re­ce de le­gi­ti­mi­dad, ge­ne­ran­do ma­yor in­cer­ti­dum­bre al ejer­ci­cio eco­nó­mi­co del pró­xi­mo año. Co­mo si no tu­vié­ra­mos su­fi­cien­te, aho­ra el pre­su­pues­to no si­gue la nor­ma­ti­va pa­ra su apro­ba­ción. Más allá del mon­to y la im­por­tan­cia eco­nó­mi­ca fi­nan­cie­ra, las im­pli­ca­cio­nes de lo ocu­rri­do la se­ma­na pa­sa­da no son tri­via­les por­que a par­tir de aho­ra la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca ma­ne­ja­rá ofi­cial­men­te el pre­su­pues­to na­cio­nal a su an­to­jo, es de­cir, ya no cui­da las for­mas sino que uti­li­za la fuer­za pa­ra im­po­ner­se y en eco­no­mía eso no lle­va a na­da bueno. De lo úni­co que ser­vi­rá la ex­pli­ca­ción de Ma­du­ro so­bre el pre­su­pues­to na­cio­nal es pa­ra apro­xi­mar­se al cálcu­lo de la inflación que el Go­bierno tie­ne es­ti­ma­do pa­ra es­te año, del res­to, la ins­ti­tu­ción pre­su­pues­ta­ria en nues­tro país ha pa­sa­do a me­jor vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.