Re­vo­car la po­bre­za

Notitarde - - Opinión - Ju­lio Bor­ges

Es­ta se­ma­na ce­le­bra­mos dos fe­chas im­por­tan­tes pa­ra la hu­ma­ni­dad: el día mun­dial de la ali­men­ta­ción, y el día mun­dial de la lu­cha con­tra la erra­di­ca­ción de la po­bre­za.

Ve­ne­zue­la vi­ve es­te día mun­dial de la ali­men­ta­ción en 2016, con más de la mi­tad de su po­bla­ción co­mien­do me­nos de 3 ve­ces al día: 13,5 mi­llo­nes lo ha­cen so­lo dos ve­ces y 4,4 mi­llo­nes so­lo una vez. Es­to se pro­du­ce en me­dio de una cri­sis sin pre­ce­den­tes que une a dos gra­ves fac­to­res: la al­ta in­fla­ción y la al­ta es­ca­sez de los ali­men­tos.

An­te la gra­ve es­ca­sez con­se­cuen­cia de las ex­pro­pia­cio­nes y las im­por­ta­cio­nes que des­tru­ye­ron la pro­duc­ción na­cio­nal, la pro­pues­ta del go­bierno ha si­do re­par­tir lo po­co que hay, y aún más gra­ve en la re­so­lu­ción 41.005 del 7 de oc­tu­bre el go­bierno go­bier­nos es­ta­ble­ció que se apro­pia­rá del 50% de los ali­men­tos y pro­duc­tos de hi­gie­ne bá­si­cos que se ten­gan en una em­pre­sa e in­clu­so en una bo­de­ga. To­do es­to sin nin­gún pro­ce­di­mien­to es­ta­ble­ci­do más que lo que de­ci­da es­ta­ble­cer la Su­pe­rin­ten­den­cia Na­cio­nal de Pre­cios Jus­tos. Es­ta de­ci­sión in­cons­ti­tu- cio­nal so­lo va a agra­var la Es­ca­sez de ali­men­tos y pro­duc­tos bá­si­cos. La so­lu­ción a la es­ca­sez no es otra que pro­du­cir aquí lo que hoy compramos afue­ra. Por eso he­mos pro­pues­to la ley de pro­duc­ción na­cio­nal, pa­ra ha­cer los co­rrec­ti­vos ne­ce­sa­rios e im­pul­sar lo he­cho en Ve­ne­zue­la.

Él Cen­tro de Desa­rro­llo In­ter­na­cio­nal de la Uni­ver­si­dad de Har­vard se­ña­la co­mo a fi­na­les de 2015 el 76% de los ve­ne­zo­la­nos no con­ta­ban con lo re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra cu­brir la ali­men­ta­ción y la edu­ca­ción bá­si­ca, en 2014 la ci­fra era del 55%. Es el au­men­to des­me­su­ra­do de la po­bre­za que de­be­mos com­ba­tir, por su par­te el Cen­tro de Do­cu­men­ta­ción y Aná­li­sis So­cial de la Fe­de­ra­ción Ve­ne­zo­la­na de Maes­tros - CENDASFVM-, se­ña­la que el cos­to de la ca­nas­ta bá­si­ca ali­men­ta­ria se en­cuen­tra en al­re­de­dor de 500.000 Bo­lí­va­res, mien­tras el sa­la­rio mí­ni­mo más el in­gre­so por ces­ta tic­kets de unos 65.000 Bo­lí­va­res, es de­cir la ca­pa­ci­dad ad­qui­si­ti­va del sa­la­rio mí­ni­mo es de po­co más del 10% de lo ne­ce­sa­rio pa­ra sub­sis­tir.

Mien­tras Amé­ri­ca La­ti­na cre­ció gra­cias al boom en los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas, Ve­ne­zue­la se em­po­bre­ció y se en­deu­dó de­bi­do a un mo­de­lo que no mal­gas­to, ro­bó y re­ga­ló el ma­yor in­gre­so pe­tro­le­ro de la his­to­ria: un bi­llón de dó­la­res y no se aho­rró an­te una cri­sis pre­vi­si­ble.

La eco­no­mía ve­ne­zo­la­na se con­trae­rá es­te año un 10%, el pro­duc­to in­te­rior bru­to se re­du­ci­rá así has­ta los 468.600 mi­llo­nes. An­te un go­bierno que no cam­bia sus po­lí­ti­cas erra­das, los ve­ne­zo­la­nos de­be­mos cam­biar de go­bierno.

Por eso es­te 26, 27 y 28 de Oc­tu­bre to­dos ire­mos a co­lo­car nues­tras hue­llas en los cen­tros de vo­ta­ción que po­drán en­con­trar­se al co­lo­car la cé­du­la de iden­ti­dad en la pá­gi­na web: www. re­vo­ca­lo. com, de es­ta for­ma se­lla­re­mos la rea­li­za­ción del Re­fe­ren­do Re­vo­ca­to­rio en 2016 pa­ra re­vo­car la po­bre­za e ini­ciar la cons­truc­ción de un país con opor­tu­ni­da­des y con­di­cio­nes más jus­tas pa­ra to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.