¡Aquí na­die se rin­de!

Notitarde - - Naguanagua-La Entrada-san Diego - Ale­jan­dro Feo La Cruz @Afeo­la­cruz

La sen­ten­cia del Tri­bu­nal Pe­nal Es­ta­dal que obli­ga a sus­pen­der el re­fe­rén­dum re­vo­ca­to­rio a tan só­lo días de con­cre­tar­se la re­co­lec­ción del vein­te por cien­to de las fir­mas no mo­di­fi­ca­rá, en lo ab­so­lu­to, la gra­ve cri­sis que atra­vie­sa el país. Y eso lo sa­be to­do el país.

Más que na­die el pue­blo ve­ne­zo­lano, ese que de­be ha­cer lar­gas co­las para con­se­guir ali­men­tos, o ir de far­ma­cia en far­ma­cia a ver si la suer­te está de su la­do y com­pra los me­di­ca­men­tos que ne­ce­si­ta, tam­bién está al tan­to de la abe­rra­ción en la que in­cu­rrió el má­xi­mo tri­bu­nal.

Con esa sen­ten­cia el po­der ju­di­cial na­cio­nal ra­ti­fi­ca que los ve­ne­zo­la­nos te­ne­mos un go­bierno que está de es­pal­das a la reali­dad, lo que le im­po­si­bi­li­ta enfrentar la vo­lun­tad del pue­blo que exi­ge cam­bios ur­gen­te­men­te.

Cree­mos en el re­fe­rén­dum re­vo­ca­to­rio por­que es­ta­mos con­ven­ci­dos de que el vo­to es el ar­ma de los hom­bres y las mu­je­res li­bres. Los ve­ne­zo­la­nos so­mos des­cen­dien­tes de li­ber­ta­do­res, de gen­te que in­de­pen­di­zó paí­ses. De allí nues­tro ape­go a la de­mo­cra­cia.

Es por eso que la lu­cha que nos he­mos plan­tea­do de­be con­ti­nuar, a pe­sar de las con­ti­nuas tra­bas. Pa­cí­fi­ca­men­te, en las ca­lles, ape­ga­dos a la Cons­ti­tu­ción y con la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na co­mo prin­ci­pal bas­tión, con­ti­nua­re­mos re­cla­man­do un me­jor fu­tu­ro.

Se­gui­re­mos de­fen­dien­do el país que nos vio na­cer. Tiem­pos me­jo­res es­tán por ve­nir, de eso es­ta­mos se­gu­ros, por­que el pue­blo siem­pre tie­ne la ra­zón y aho­ra más que nun­ca los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos es­ta­mos con­ven­ci­dos de eso.

Si el Go­bierno Na­cio­nal y sus acó­li­tos pen­sa­ron que las fuer­zas de la so­cie­dad ci­vil se des­va­ne­ce­rían lue­go de se­me­jan­te atro­pe­llo, pues se equi­vo­ca­ron. La dig­ni­dad del pue­blo es in­do­ble­ga­ble, aquí na­die se rin­de.

¡ Des­de Na­gua­na­gua en Ca­ra­bo­bo la es­pe­ran­za se siente!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.