Ve­ne­zue­la man­dó en ca­sa

Notitarde - - Deportivo -

Va­len­cia, oc­tu­bre 23 (Es­pe­cial).Ve­ne­zue­la ce­le­bró por par­ti­da do­ble: en el as­pec­to or­ga­ni­za­ti­vo, al­ber­gó con éxi­to un Sud­ame­ri­cano de Ca­rre­ras de Mon­ta­ña que te­nía dos años con­se­cu­ti­vos sin dispu­tar­se, y en el de­por­ti­vo lo­gró la ba­rri­da, con tí­tu­los tan­to en mas­cu­lino co­mo en fe­me­nino, lo­gra­dos ayer en el Wa­rai­ra Re­pano.

La ve­te­ra­na Cruz Sa­la­zar, que só­lo ha es­ta­do au­sen­te de los po­dios na­cio­na­les du­ran­te su li­cen­cia por ma­ter­ni­dad, se co­ro­nó por se­gun­da vez en su ca­rre­ra en un tor­neo re­gio­nal, lue­go del tí­tu­lo lo­gra­do en Men­do­za 2010, y lo­gró par­ti­ci­par, tam­bién por se­gun­da vez, en una ba­rri­da crio­lla. “Fue un tra­yec­to téc­ni­co, bas­tan­te fuer­te, pe­ro rá­pi­do por­que son 8 km. Si­go va­li­dan­do mi tí­tu­lo na­cio­nal. Es el re­sul­ta­do de tan­to es­fuer­zo, de­di­ca­ción y dis­ci­pli­na”, eva­luó la sép­ti­ma del ran­king mun­dial de mon­ta­ña. “No ha si­do fá­cil man­te­ner­me vi­gen­te para ga­nar es­te tí­tu­lo en ca­sa, aho­ra que soy ma­dre, pe­ro me he sa­bi­do di­vi­dir en­tre mi hi­ja y los en­tre­na­mien­tos. Gra­cias a Dios ten­go a mi es­po­so (el tam­bién co­rre­dor Ja­vier Man­zano), que me apo­ya mu­chí­si­mo”.

Sa­la­zar mar­có 1:11:01 ho­ras, aven­ta­jan­do a otras dos crio­llas, Ro­sa Ele­na Mén­dez (1:16:35) y Li­lia­na Pi­char­do (1:17:39).

En mas­cu­lino, la vic­to­ria fue para el me­ri­de­ño Nei­do Guillén, quien mar­có 1:06:40 en el tra­yec­to de 12 km, se­gui­do del pe­ruano Ed­son Li­ma (1:07:30) y el co­lom­biano Ni­co­lás Ale­jan­dro He­rre­ra (1:10:25). “Hoy me sen­tí bien”, fes­te­jó el pu­pi­lo del cu­bano Nor­bert. “Es­ta ca­rre­ra no es­ta­ba pla­ni­fi­ca­da en mi ca­len­da­rio, pe­ro co­mo es­ta­ba en­tre­nan­do bien sa­bía que iba a dar la pe­lea aquí. Yo sa­bía que si me man­te­nía en la par­te del Cor­ta­fue­go, que es plano, des­pués la subida era más fá­cil, por­que ese es un don que Dios me ha da­do, su­bir muy có­mo­do. El pe­ruano es un buen co­rre­dor, me dio la pe­lea en to­da la ru­ta, igual que el co­lom­biano, pe­ro yo te­nía mu­cha con­fian­za en mí, lo que hi­ce fue man­te­ner el rit­mo, y cuan­do ata­qué fue con to­do, has­ta la me­ta. Que­ría ga­nar en ca­sa, por­que mu­cha gen­te con­fia­ba en mí”.

Li­ma, un jo­ven de ape­nas 20 años que es sub­cam­peón de mon­ta­ña en su na­tal Pe­rú, pa­gó el pre­cio de su inex­pe­rien­cia. “Des­de el mi­nu­to 30, él (Guillén) co­men­zó a ale­jar­se y a mí me pe­gó el can­san­cio. Al fi­nal re­cor­té, cuan­do me vi cer­ca au­men­té el pa­so, co­men­cé a re­ma­tar, pe­ro no al­can­zó. Igual es­toy fe­liz por ha­ber que­da­do se­gun­do”, co­men­tó.

Para el co­lom­biano He­rre­ra, es­tu­dian­te de Edu­ca­ción Fí­si­ca, la ca­rre­ra no fue só­lo contra sus ri­va­les, sino contra su pro­pio cuer­po. “Es una de las prue­bas más di­fí­ci­les que he co­rri­do en mi vi­da”, re­co­no­ció. “Los ri­va­les fue­ron muy fuer­tes y el re­co­rri­do fue muy téc­ni­co, con mu­chas subidas, ba­ja­das, par­tes con ba­rro don­de ha­bía que sa­ber co­rrer. Ve­nía con una mo­les­tia en el ten­dón de la cor­va por una le­sión que su­frí ha­ce 10 días y tu­ve que ba­jar el en­tre­na­mien­to. En una par­te pen­sé en re­ti­rar­me, pe­ro el áni­mo de la gen­te y la sa­tis­fac­ción de co­rrer por Co­lom­bia me lle­vó a me­ter­le más fuer­te. Cuan­do lle­gué acá pen­sé que po­día ga­nar, a pe­sar de la mo­les­tia, pe­ro es una vic­to­ria lle­var­me una me­da­lla”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.