Ra­joy pi­de apo­yo pa­ra tra­ba­jar por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co

Pa­ra el sá­ba­do 29 se es­ti­ma sea elec­to je­fe del Go­bierno es­pa­ñol

Notitarde - - Internacional -

Ma­drid, oc­tu­bre 26 ( EFE).- El can­di­da­to a la re­elec­ción co­mo pre­si­den­te del Go­bierno es­pa­ñol, Ma­riano Ra­joy, pi­dió ayer el apo­yo del Con­gre­so pa­ra for­mar un ga­bi­ne­te que afron­te el “desafío” de los se­ce­sio­nis­tas ca­ta­la­nes y tra­ba­je en fa­vor del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y la crea­ción de empleo.

Des­pués de ha­ber fra­ca­sa­do en su in­ten­to de ser re­ele­gi­do pre­si­den­te, a pri­me­ros de sep­tiem­bre pa­sa­do, Ra­joy vol­vió ayer al Con­gre­so con me­jo­res pers­pec­ti­vas, ya que a los 170 vo­tos que tie­ne ase­gu­ra­dos se une la abs­ten­ción anun­cia­da por los so­cia­lis­tas.

Eso ha­rá po­si­ble que sal­ga ele­gi­do en se­gun­da vo­ta­ción, el sá­ba­do 29, dos días an­tes de que ven­za el plazo cons­ti­tu­cio­nal pa­ra la elec­ción de un je­fe del Eje­cu­ti­vo an­tes de con­vo­car elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas en di­ciem­bre.

Los 170 vo­tos de Ra­joy pro­ce­den de su par­ti­do, el PP (cen­tro­de­re­cha), que tie­ne 137 es­ca­ños, más 32 de los li­be­ra­les de Ciu­da­da­nos y uno de una par­la­men­ta­ria re­gio­na­lis­ta ca­na­ria.

Des­pués de diez me­ses de pre­si­dir un Go­bierno con com­pe­ten­cias re­du­ci­das Ra­joy pi­dió ayer la con­fian­za de la Cá­ma­ra y a cam­bio ofre­ció diá­lo­go so­bre los gran­des te­mas, co­mo el empleo y el man­te­ni­mien­to del es­ta­do del bie­nes­tar, en es­pe­cial las pen­sio­nes.

Ofre­ció un pac­to so­bre el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, y ana­li­zar el fun­cio­na­mien­to del mo­de­lo del Es­ta­do es­pa­ñol, ba­sa­do en la des­cen­tra­li­za­ción de com­pe­ten­cias en re­gio­nes y ayun­ta­mien­tos.

Con­si­de­ra el ma­yor desafío que Es­pa­ña tie­ne an­te sí, que es el mo­vi­mien­to se­ce­sio­nis­ta im­pul­sa­do por na­cio­na­lis­tas ca­ta­la­nes.

És­tos quie­ren con­vo­car pa­ra sep­tiem­bre de 2017 una con­sul­ta so­bre la even­tual in­de­pen­den­cia de la re­gión, sea con el aval del Es­ta­do o sin él.

Ra­joy ase­gu­ró que de­fen­de­rá la igual­dad de los es­pa­ño­les, la uni­dad del Es­ta­do y la so­be­ra­nía na­cio­nal, aun­que se mos­tró dis­pues­to a bus­car fór­mu­las que aco­mo­den me­jor la ne­ce­sa­ria so­li­da­ri­dad te­rri­to­rial.

El can­di­da­to no en­tró a de­ta­llar las me­di­das con­cre­tas que pro­po­ne, ya que las enu­me­ró en su an­te­rior in­ten­to de in­ves­ti­du­ra, pe­ro sí pu­so én­fa­sis en la con­ve­nien­cia de que ha­ya go­bierno de ma­ne­ra in­me­dia­ta por­que unas ter­ce­ras elec­cio­nes en un año cau­sa­rían “un da­ño ob­je­ti­vo” a Es­pa­ña, en tér­mi­nos de quie­bra de la con­fian­za y fal­ta de re­for­mas.

Lo más apre­mian­te es sa­car ade­lan­te los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do de 2017, por­que son “la pie­za cla­ve de la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca” de Es­pa­ña.

Si es ele­gi­do el sá­ba­do, Ma­riano Ra­joy re­mi­ti­rá en bre­ve al Par­la­men­to ese pro­yec­to de cuen­tas del Es­ta­do pa­ra 2017 así co­mo los ob­je­ti­vos de es­ta­bi­li­dad y deu­da pú­bli­ca y el lí­mi­te de gas­to no fi­nan­cie­ro.

Ra­joy ac­ce­dió a la Je­fa­tu­ra del Eje­cu­ti­vo tras los co­mi­cios de no­viem­bre de 2011, en­ton­ces con ma­yo­ría ab­so­lu­ta, y aho­ra bus­ca acuerdos en una Cá­ma­ra frag­men­ta­da, con ma­yo­rías que re­quie­ren la im­pli­ca­ción de va­rios par­ti­dos.

Ma­riano Ra­joy vuel­ve el sá­ba­do al Con­gre­so pa­ra su in­ves­ti­du­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.