El ta­len­to y la crea­ti­vi­dad he­chos ar­te

Notitarde - - Bejuma-Montalbán-Miranda -

La ele­gan­cia del cue­ro

Be­ju­ma, oc­tu­bre 27 (Angie Ran

gel L.).- Des­de ha­ce seis años la Al­dea Ar­te­sa­nal “Don Vi­viano Var­gas” aco­ge el ta­len­to y la crea­ti­vi­dad de un gru­po de ar­te­sa­nos, que con los más sen­ci­llos ma­te­ria­les ha­cen im­pre­sio­nan­tes pie­zas pa­ra el dis­fru­te de to­dos los que vi­si­tan sus cá­li­dos es­pa­cios.

En ple­na ca­rre­te­ra Pa­na­me­ri­ca­na, a la al­tu­ra del mu­ni­ci­pio Be­ju­ma, se pue­de di­vi­sar su pin­to­res­ca fa­cha­da en­ga­la­na­da por la ne­gri­ta “Lo­la” que pre­ce­de a la ne­gra “Ma­tea”, pri­mer sím­bo­lo que los dis­tin­guió co­mo co­mu­ni­dad ar­te­sa­nal.

Li­lia Márquez, una de las ar­te­sa­nas fun­da­do­ras, re­me­mo­ra con ale­gría que la ne­gra Ma­tea fue una es­cul­tu­ra en pe­rió­di­co que ela­bo­ra­ron du­ran­te unos car­na­va­les en los que to­dos vis­tie­ron de ne­gri­tas. La ini­cia­ti­va gus­tó tan­to a los vi­si­tan­tes que de­ci­die­ron to­mar­la co­mo sím­bo­lo dis­tin­ti­vo de la al­dea.

De­bi­do a que el ma­te­rial no re­sis­tió el pa­so del tiem­po, crea­ron una nue­va es­cul­tu­ra que se­rá inau­gu­ra­da y bau­ti­za­da con el nom­bre de “Lo­la”.

La ma­gia de las mu­ñe­cas

Des­de una her­mo­sa pul­se­ra de cue­ro has­ta un im­po­nen­te mue­ble de­co­ra­ti­vo se pue­de en­con­trar en la Al­dea Vi­viano Var­gas, de mar­tes a domingo de 09:00 a.m. a 05:00 p.m.

Las más pe­que­ñas de la ca­sa y las no tan pe­que­ñas pue­den to­par­se con lla­ma­ti­vos tra­ba­jos en la tien­da de Di­lia, quien se de­di­ca a fa­bri­car mu­ñe­cas de tra­po de to­dos los ta­ma­ños, pren­das te­ji­das y has­ta nacimientos. “Yo fa­bri­co lo que es la par­te de mu­ñe­cas, te­ji­dos, ela­bo­ro par­te de los som­bre­ros. Aho­ri­ta es­toy ela­bo­ran­do un na­ci­mien­to, es par­te del tra­ba­jo”.

Los pre­cios son ac­ce­si­bles. Se pue­den en­con­trar som­bre­ros des­de 1.200 bo­lí­va­res, mu­ñe­cas de tra­po des­de 8.000 y un jue­go de tres ja­rro­nes en Bs. 6.000.

Du­ran­te el re­co­rri­do no pue­den fal­tar las pren­das de cue­ro, tra­ba­ja­das a mano por Ed­gar Méndez, quien tam­bién es fun­da­dor de es­te re­cin­to de ar­tis­tas. “To­do es he­cho a mano con ma­te­rial na­cio­nal. Es­te cue­ro lo pro­ce­san en Pa­via, por allá por Bar­qui­si­me­to. No­so­tros lo bus­ca­mos por­que hay que es­co­ger el cue­ro, que es­té ap­to pa­ra ha­cer las pie­zas”.

En su tien­da pue­den en­con­trar pul­se­ras des­de 500 bo­lí­va­res y pie­zas más gran­des de 1.500 en ade­lan­te. Ed­gar ven­de co­rreas ga­ran­ti­za­das por la ca­li­dad del ma­te­rial que uti­li­za.

Tam­bién es­tá pres­to a re­pa­rar co­rreas e in­clu­so a co­lo­car el cue­ro a aque­llas he­bi­llas que no se desean per­der. To­do es­to a pre­cio de fa­bri­can­te.

Ha­cien­do ar­te con No­ti­tar­de

So­nia Ra­mí­rez tie­ne más de dos años ha­cien­do lla­ma­ti­vas pie­zas con pe­rió­di­co. Por su ta­ma­ño, des­de que co­men­zó con es­ta la­bor, tu­vo pre­fe­ren­cia por el dia­rio No­ti­tar­de: “Em­pe­cé tra­ba­jan­do con No­ti­tar­de”.

La ra­zón es que los dia­rios en for­ma­to ta­bloi­de po­seen el ta­ma­ño ade­cua­do pa­ra ha­cer los pi­ti­llos que le per­mi­ten rea­li­zar los di­fe­ren­tes tra­ba­jos que ex­po­ne or­gu­llo­sa­men­te en su tien­da.

So­nia ex­pli­có que pa­ra ela­bo­rar las pie­zas “se ha­ce pri­me­ro el pi­ti­llo y des­pués se va te­jien­do, lue­go cuan­do es­tá la pie­za mon­ta­da se da una par­te de co­la blan­ca con pe­ga blan­ca y des­pués se pin­ta con pin­tu­ra al frío; yo lle­go y le ha­go una ca­pa, va­mos a su­po­ner ma­rrón pe­lu­che, des­pués que ten­go esas dos ca­pas le pon­go en­ve­je­ce­dor”.

Con es­te ma­te­rial re­ci­cla­ble ela­bo­ra ces­tas, mu­ñe­cas, las fa­mo­sas es­fe­ras de­co­ra­ti­vas y has­ta nacimientos. Los pre­cios va­rían en­tre “2.000, 3.000, 4.000 bo­lí­va­res, de­pen­de del ta­ma­ño de la pie­za por­que lo que más yo gas­to es en pin­tu­ra y en pe­ga; en pe­rió­di­co no por­que el pe­rió­di­co es re­ci­cla­ble”, ex­pli­có So­nia.

Téc­ni­ca del pun­ti­llis­mo

Mar­yo­li Ji­mé­nez tam­bién tra­ba­ja con pe­rió­di­co, pe­ro con otra téc­ni­ca, el pun­ti­llis­mo, me­dian­te el cual ela­bo­ra la­gar­ti­jas, ne­gri­tas, cru­ces, búhos, en­tre mu­chas otras crea­cio­nes que son ad­qui­ri­das por los vi­si­tan­tes pa­ra ob­se­quiar a ami­gos y fa­mi­lia­res. A di­fe­ren­cia de So­nia, Mar­yo­li tra­ba­ja el pe­rió­di­co con pe­ga ha­cien­do un en­gru­do que es apli­ca­do a la su­per­fi- cie pa­ra que que­de só­li­da, tan­to que la ma­yo­ría de las ve­ces es con­fun­di­da con me­tal.

“Uti­li­zo pin­tu­ra al frío, el pe­rió­di­co lo tra­ba­jo con pe­ga, se ha­ce un en­gru­do y se va amol­dan­do, pa­re­cen de me­tal, pe­ro no lo son (...) tar­do una se­ma­na en tra­ba­jar el ma­te­rial”.

Tam­bién tra­ba­ja con ma­sa fle­xi­ble y con ce­rá­mi­ca que pin­ta ajus­tán­do­se a di­fe­ren­tes gus­tos.

Ar­ti­lle­ría pe­sa­da

De las pie­zas más pe­que­ñas pa- sa­mos a las más gran­des tras vi­si­tar la tien­da de Au­ris­te­la Márquez, quien ade­más de crear re­cuer­di­tos, co­ti­llo­nes y vir­gen­ci­tas, tam­bién ela­bo­ra mue­bles, mo­bi­lia­rio pa­ra tien­das, es­tan­te­rías, en­tre mu­chos otros ar­tícu­los.

“De re­pen­te pue­des con­se­guir co­sas des­de 1.000 bo­lí­va­res o in­clu­so mue­bles muy gran­des que te pue­den cos­tar Bs. 80.000 por­que al­gu­nas ve­ces ha­go el mo­bi­lia­rio de las tien­das, es­tan­te­rías, clo­set, de­co­ra­ción pa­ra la ha­bi­ta­ción de los ni- ños, de ba­ño, de ofi­ci­nas, de con­sul­to­rios”.

La Al­dea Ar­te­sa­nal Don Vi­viano Var­gas se ha con­ver­ti­do en uno de los pun­tos ar­tís­ti­cos pre­fe­ri­dos por los tu­ris­tas que vi­si­tan el mu­ni­ci­pio Be­ju­ma por la va­rie­dad de ar­te­sa­nía que ofre­cen, por sus ri­cos pos­tres y de­li­cio­sos ju­gos na­tu­ra­les.

Pe­se a la si­tua­ción eco­nó­mi­ca, los fi­nes de se­ma­na si­guen re­ci­bien­do vi­si­tan­tes por ser un lu­gar don­de el ar­te y la crea­ti­vi­dad an­dan de la mano.

Las tra­di­cio­na­les mu­ñe­cas de tra­po se pue­den ad­qui­rir a pre­cios de fá­bri­ca, en­tre otros tra­ba­jos ar­tís­ti­cos. Fa­bri­can mo­bi­lia­rio adap­ta­do a to­dos los gus­tos. Pie­zas de cue­ro he­chas a mano se pue­den en­con­trar en la al­dea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.