El 28, el 28

Notitarde - - Ciudad - Héc­tor Agüe­ro

Un per­so­na­je del círcu­lo me­diá­ti­co ver­nácu­lo, en fun­cio­nes de al­ta je­rar­quía del CNE de ha­ce al­gu­nos años, acu­ñó la cé­le­bre fra­se el 28, el 28, cuan­do so­me­ti­do a la pre­sión pa­ra pre­ci­sar el ca­len­da­rio elec­to­ral, re­pi­tió cual man­tra, la men­cio­na­da se­gui­di­lla en me­dio de un llo­ri­queo.

En esas an­dan­zas de ame­na­zas es­ta la opo­si­ción des­de aquel le­jano 6D, fi­jan­do fe­chas co­mo si fue­ran un al­ma­na­que de los her­ma­nos Ro­jas.

El pri­mer bo­ca­zas fue el Pre­si­den­te de la AN, quien en su inau­gu­ral dis­cur­so de enero fi­jó el mes 7 co­mo el mes don­de se de­rrum­ba­ría Nicolás Maduro, so­li­to sin que na­die lo em­pu­ja­ra. En­se­gui­da las seis­cien­tas emi­so­ras pri­va­das de ra­dio y TV que tie­ne la opo­si­ción se lan­za­ron a pro­mo­ver co­mo ver­dad lo ex­pre­sa­do por el orácu­lo Allup. De tal ma­ne­ra, que la adi­vi­na Az­zi y el bo­ca­zas Dos San­tos, vie­ron pe­li­grar su cham­ba. No voy a per­der tiem­po re­pi­tien­do las ex­cu­sas de Allup pa­sa­do el mes de Julio, pe­ro, si de­cir que el len­gua­je que em­pleó, com­pi­te se­ria­men­te con el de Can­tin­flas o si pre­fie­ren, con el de Ki­ko el del Cha­vo del 8.

Llegó sep­tiem­bre, no­veno mes del ca­len­da­rio gre­go­riano, y al­gún gra­cio­so de ese za­pe­ro­co que lla­man la MUD, se le ocu­rrió la ori­gi­nal y bri­llan­te idea de con­vo­car una me­ga­mar­cha, que ten­dría tan­ta par­ti­ci­pa­ción, que el cho­fer Maduro cae­ría so­li­to sin que na­die lo em­pu­ja­ra. Pe­ro, co­mo de­seos no pre­ñan los mu­dis­tas se vol­vie­ron a equi­vo­car co­mo lo han he­cho es­tos úl­ti­mos 17 años.

El in­con­ve­nien­te es, que ca­da vez que lle­van a sus ago­bia­dos mar­chis­tas a ca­mi­nar por ca­lles y au­to­pis­tas del es­te de Ca­ra­cas, les di­cen cual dis­co ra­ya­do que es pa­ra que cai­ga Maduro. Y re­sul­ta que el men­cio­na­do ciu­da­dano si­gue des­pa­chan­do des­de el Pa­la­cio de Mi­sia Ja­cin­ta de Cres­po, en la Ave­ni­da Ur­da­ne­ta. En­ton­ces y con ra­zón la ma­sa opo­si­to­ra aga­rra co­mo di­cen los pai­sas una ve­rra­que­ra in­men­sa.

Aho­ra, la fe­cha má­gi­ca pa­ra ba­rrer al Cha­vis­mo es el 3 de no­viem­bre de es­te año de gra­cia 2016. Y lo anun­cia en­tre otros, el asal­tan­te de em­ba­ja­das, go­ber­na­dor a ra­tos del Es­ta­do Mi­ran­da y cha­pu­ce­ros en el ar­te de ejer­cer la po­lí­ti­ca, quien aña­de que lle­ga­rán a Mi­ra­flo­res de ma­las ma­ne­ras.

Quie­nes lo co­no­cen sa­ben que su ru­di­men­ta­rio co­no­ci­mien­to de geo­gra­fía y otros te­mas, lo ha­cen me­ter la pa­ta con fre­cuen­cia. Se­gu­rí­si­mo que con­fun­de al Pa­la­cio de Mi­ra­flo­res de Ca­ra­cas con la aris­to­crá­ti­ca Ur­ba­ni­za­ción Mi­ra­flo­res, de la ciu­dad de Li­ma en Pe­rú.

Y to­dos les pa­sa por llo­ri­quear mien­tras in­vo­can el 28, el 28.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.