Es­pe­ra­mos del Va­ti­cano

Notitarde - - Opinion - Luis Cu­bi­llán Fon­se­ca

Es­pe­ra­mos del Va­ti­cano que nos ilu­mi­ne res­pec­to a la si­tua­ción gra­ví­si­ma del país. El pro­ble­ma ra­di­ca prin­ci­pal­men­te en los pre­sos po­lí­ti­cos, en la fal­ta de li­ber­ta­des, en la vio­len­cia del ré­gi­men, en los cien­tos de ho­ras de te­le­vi­sión y ra­dio pa­ga­dos por to­dos los ve­ne­zo­la­nos y usa­dos so­lo pa­ra crear el in­fa­me cul­to a la per­so­na­li­dad, y dos ca­na­les fun­cio­nan­do dia­ria­men­te pa­ra bur­lar­se de los ciu­da­da­nos que no tie­nen co­mo de­fen­der­se de las bar­ba­ri­da­des, que ca­da día di­fun­den.

Re­sul­ta que un mi­li­tar re­ti­ra­do ha re­sul­ta­do me­jor Ho­ji­lla que la Ho­ji­lla, en cam­bio en el cam­po ar­ma­do que de­bía ser su ocu­pa­ción es so­lo re­ca­de­ro y cons­pi­ra­dor na­to. Esos ca­na­les de te­le­vi­sión son una bur­la san­grien­ta, pues los alu­di­dos no tie­nen co­mo de­fen­der­se.

Hay un te­ma que no se tra­ta, el ciu­da­dano Pre­si­den­te de la Re­pu­bli­ca, en nin­gún mo­men­to que se se­pa ha lle­va­do a los tri­bu­na­les a los ban­di­dos que, arro­pa­dos con el nom­bre de Cha­vis­tas, cu­bren sus tra­pa­ce­rías.

El trá­fi­co de es­tu­pe­fa­cien­tes, la des­truc­ción del apa­ra­to pro­duc­ti­vo del país, que han lla­ma­do la “gue­rra eco­nó­mi­ca”, a la cual le han de­di­ca­do to­da la fuer­za del Ejér­ci­to de Venezuela que re­sul­tó ven­ci­do, pues ni si­quie­ra han de­te­ni­do a uno de los men­ta­dos “gue­rre­ros eco­nó­mi­cos”, ni uno so­lo! El Ge­ne­ral se ta­pa los ojos pa­ra no ver que ha si­do el pro­pio ré­gi­men el que aca­bó con el apa­ra­to pro­duc­tor. Otro de los bie­nes en­tre­ga­dos a los ve­ne­zo­la­nos co­mo un re­ga­lo de ul­tra­tum­ba es la in­fla­ción, (na­die in­for­ma so­bre los vein­te mi­llo­nes de dó­la­res, so­bre los cua­les ha­bló en su mo­men­to nues­tra ami­ga Ed­meé Be­tan­court).

Mis ami­gos cha­vis­tas que los ten­go, por fa­vor, si al­guno de los de­li­tos enu­me­ra­dos en la par­te an­te­rior, es men­ti­ra, fa­vor co­mu­ni­cár­me­lo pa­ra en­men­dar­me.

Hay otro de­li­to que no he men­cio­na­do: El em­bus­te ofi­cial que han he­cho creer a los jó­ve­nes que Venezuela no exis­tía an­tes de Chá­vez, las le­yes del tra­ba­jo, la pro­tec­ción de los ni­ños, etc,: En­ga­ñan di­cien­do que to­do lo he­cho por mu­chos ve­ne­zo­la­nos que han si­do pre­si­den­tes es obra del ac­tual ré­gi­men.

Pa­ra sa­car una com­pa­ra­ción, se­ría bueno de­ter­mi­nar la can­ti­dad de dó­la­res que re­ci­bió ca­da uno de los go­bier­nos de la hon­ro­sa cuar­ta re­pú­bli­ca y lo gas­ta­do por la fan­ta­sio­sa quin­ta re­pú­bli­ca. Esas son las cuan­tas que hay que sa­car pa­ra no se- guir en­ga­ñan­do al pue­blo. Es qui­zá la re­pú­bli­ca que po­de­mos lla­mar Cha­vis­ta, la que más di­ne­ro ha ad­mi­nis­tra­do en to­da la his­to­ria de Venezuela y, sin em­bar­go, las cuan­tas no es­tán cla­ras. La me­mo­ria de Chá­vez aún es­pe­ra que esas cuan­tas se sa­quen y que los fa­mi­lia­res del di­fun­to de­cla­ren la he­ren­cia que han re­ci­bi­do, co­sa que aún no se sa­be. Pa­ra se­guir con es­te pe­que­ño me­mo­rial de agra­vios al ciu­da­dano, de­be­mos ocu­par­nos de nues­tra Cons­ti­tu­ción, tan mos­tra­da por los fo­rros, es la más co­rre­gi­da del mun­do, ape­nas la Asam­blea sa­ca una ley ba­sa­da en ella sa­len los pa­nia­gua­dos del Tri­bu­nal Su­pre­mo con una co­rrec­ción, de ma­ne­ra que han pa­ra­li­za­do al país. No les ha da­do ver­güen­za. Por tal mo­ti­vo y los ya di­chos, es ne­ce­sa­rio una Cons­ti­tu­yen­te, pa­ra que el PSUV se nor­ma­li­ce co­mo cual­quier par­ti­do na­cio­nal, de­je de te­ner ejér­ci­to pro­pio y bri­ga­das ar­ma­das. Ellos ha­blan de la Doc­tri­na de Chá­vez, por lo vis­to la doc­tri­na son las pis­to­las y ca­ño­nes.

El Pa­pa de­be or­de­nar­le a los mi­li­ta­res que re­tor­nen a su lu­gar na­tu­ral que son los cuar­te­les o la gue­rra por ejem­plo que le en­tre­guen a Venezuela el te­rri­to­rio en dispu­ta, en­ton­ces to­dos re­co­no­ce­re­mos la ne­ce­si­dad del ejér­ci­to, pe­ro mien­tras ten­gan un ejér­ci­to can­tan­do es­tro­fas co­mu­nis­tas y man­te­nien­do un ré­gi­men po­co hon­ra­do las co­sas se com­pli­can.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.