Car­ta abier­ta al pre­si­den­te Ma­du­ro (Par­te I)

Notitarde - - Ciudad - Do­mé­ni­co Sí­ri­ca

Con to­do res­pe­to me di­ri­jo a us­ted, se­ñor pre­si­den­te, pa­ra re­fe­rir­me a un tó­pi­co que nos es­tá afec­tan­do a mu­chos ma­ra­to­nis­tas que, co­mo yo, he­mos re­pre­sen­ta­do a Ve­ne­zue­la de ma­ne­ra par­ti­cu­lar en ma­ra­to­nes na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, en los cua­les he­mos de­ja­do siem­pre en al­to al tri­co­lor na­cio­nal.

To­mo la de­ci­sión de di­ri­gir­le mi mi­si­va ya que se, pre­si­den­te Ma­du­ro, que se ha por­ta­do ex­ce­len­te­men­te bien con el de­por­te or­ga­ni­za­do y ofre­ce ayu­da a nues­tros atle­tas, co­sa que aplau­do enor­me­men­te. Lo he vis­to en las com­pe­ten­cias olím­pi­cas en las cua­les se no­ta su de­ci­sión, no só­lo de res­pal­dar la rea­li­za­ción de las mis­mas, sino tam­bién a la ho­ra de pre­miar a los atle­tas ga­na­do­res.

Aho­ra bien, to­dos mis que­ri­dos lec­to­res co­no­cen de mi ac­ti­vi­dad de­por­ti­va. Son va­rias dé­ca­das que he de­di­ca­do a co­rrer tras la me­ta de al­can­zar una pre­sea pa­ra hon­rar al sue­lo que me vio lle­gar ha­ce más de 60 años pa­ra que­dar­me y sem­brar mi fa­mi­lia. Y he com­pe­ti­do en di­ver­sos es­ce­na­rios. Do­ce­nas de co­pas, pla- cas y un sin fin de me­da­llas ates­ti­guan mi tra­ji­nar atlé­ti­co en ciu­da­des co­mo Nue­va York, Ma­drid, Ná­po­li, To­rino, Ro­ma o Bue­nos Ai­res.

Es­ta la­bor la he rea­li­za­do con mi pro­pio pe­cu­lio, sin ne­ce­si­dad de mo­les­tar go­bierno al­guno, sea de la cuar­ta o de la quin­ta Re­pú­bli­ca, pu­dien­do ha­ber­lo he­cho de­bi­do a mi al­ta com­pe­ten­cias en di­chos even­tos y to­man­do en cuen­ta que no soy un mu­cha­cho, pues a mis 78 años si­go par­ti­ci­pan­do en es­tos ma­ra­to­nes, lo que le da más mé­ri­to a mi tra­yec­to­ria de­por­ti­va.

Pe­ro, en los ac­tua­les mo­men­tos se ha­ce más di­fí­cil via­jar. No se tra­ta de ob­te­ner los re­cur­sos pa­ra pa­sa­jes, viá­ti­cos y has­ta las ins­crip­cio­nes en los ma­ra­to­nes. La cues­tión es con­se­guir el cu­po en Con­via­sa. Es­te año, fue la pri­me­ra vez que hi­ce pú­bli­ca una so­li­ci­tud de apo­yo pa­ra tal cu­po al go­bierno de Ca­ra­bo­bo que, de­bo re­co­no­cer, me aten­dió de ma­ne­ra muy aten­ta; pe­ro, no lo­gró res­pon­der sa­tis­fac­to­ria­men­te a mi pe­ti­ción por­que la mis­ma ha­bía si­do he­cha al­go tar­de. Iba a com­pe­tir en Bue­nos Ai­res. La pró­xi­ma se­ma­na da­ré con­ti­nui­dad a es­ta mi­si­va.

Dios los ben­di­ga a to­das y to­dos. Has­ta el pró­xi­mo lu­nes. Pue­den es­cri­bir­me al co­rreo: to­dos­los­lu­nes34@gmail.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.