A quien pue­da con­tes­tar:

Notitarde - - Opinión - Ca­ro­li­na Jai­mes Bran­ger @cjai­mesb

Es­te ar­tícu­lo va di­ri­gi­do a quien pue­da res­pon­der es­tas pre­gun­tas sin sub­ter­fu­gios, sin men­ti­ras, sin fa­na­tis­mos. No sé si ten­drá re­ci­pien­da­rio, pe­ro al me­nos ha­go el in­ten­to de bus­car­lo.

¿Por qué la in­ter­ven­ción de Cu­ba en to­dos los ám­bi­tos de nues­tra vi­da na­cio­nal no es con­si­de­ra­da in­ter­ven­cio­nis­mo, un ata­que a la so­be­ra­nía o una in­va­sión? ¿Por qué hay mi­li­ta­res cu­ba­nos que usan el uni­for­me mi­li­tar ve­ne­zo­lano? ¿Por qué se ha en­tre­ga­do el Ese­qui­bo en ban­de­ja de pla­ta? ¿Por qué los mi­li­ta­res es­tán me­ti­dos en to­dos los ám­bi­tos de la vi­da na­cio­nal, fue­ra de sus ju- ris­dic­cio­nes na­tu­ra­les? ¿No con­si­de­ra una vio­la­ción a la Cons­ti­tu­ción que la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal del TSJ se abro­gue las fun­cio­nes del Po­der Le­gis­la­ti­vo?

¿Por qué si el go­bierno (y aho­ra los mi­li­ta­res) tie­nen con­trol ab­so­lu­to de la dis­tri­bu­ción de ali­men­tos des­de las plan­tas pro­duc­to­ras, exis­te el ba­cha­queo? ¿Por qué los ba­cha­que­ros ven­den pro­duc­tos que di­cen en sus eti­que­tas “ex­clu­si­vos pa­ra la red Mer­cal”? ¿Quién les pro­por­cio­na esos pro­duc­tos? ¿De dón­de sa­len? ¿Por qué no se bus­ca a los re­ven­de­do­res, co­sa que se­ría muy fá­cil? ¿O es que no los quie­ren en­con­trar? ¿Quién se es­tá en­ri­que­cien­do con esas ven­tas in­fla­das?

¿Por qué quie­nes se que­jan de los “in­sul­tos” a las mu­je­res en los po­de­res pú­bli­cos no se que­jan de la hu­mi­lla­ción que es pa­ra las mu­je­res (y los hom­bres) ve- ne­zo­la­nos el es­tar en co­la tres, cua­tro has­ta cin­co ho­ras al día pa­ra con­se­guir uno o dos pro­duc­tos de la ces­ta bá­si­ca, sin sa­ber cuál se­rá? ¿Por qué no se ha de­cre­ta­do la emer­gen­cia de sa­lud cuan­do aquí no hay re­me­dios de ca­si nin­gún ti­po y ca­da día se sa­be de ma­yor nú­me­ro de per­so­nas que han fa­lle­ci­do de ina­ni­ción, por fal­ta de me­di­ci­nas o tra­ta­mien­tos ade­cua­dos?

¿ Por qué un al­cal­de pue­de irrum­pir en una se­sión de la Asam­blea Na­cio­nal -le­gal­men­te elec­ta y cons­ti­tui­da- co­man­dan­do un gru­po de fa­ci­ne­ro­sos, pa­ra ata­car a asam­bleís­tas, pe­rio­dis­tas e in­vi­ta­dos es­pe­cia­les? ¿Por qué la Guar­dia Na­cio­nal pro­te­ge só­lo a una par­te del pue­blo? ¿Por qué los co­lec­ti­vos se re­fu­gian en Fuer­te Tiu­na?

¿Por qué un po­der co­mo el CNE se su­bor­di­na a unos tri­bu­na- les de con­trol y aca­ta una de­ci­sión con­tra­ria a la que ya ha­bía to­ma­do? ¿Aca­ta­rían igual­men­te la de­ci­sión de un tri­bu­nal de mu­ni­ci­pio que los obli­ga­ra a con­ti­nuar con el pro­ce­so re­vo­ca­to­rio? ¿Por qué unas fir­mas que ya ha­bían si­do anu­la­das se con­vier­ten en la cau­sa de sus­pen­sión del re­vo­ca­to­rio? Exis­tien­do el prin­ci­pio de pre­sun­ción de inocen­cia, ¿có­mo es po­si­ble que los jue­ces pe­na­les de con­trol ha­yan dic­ta­do me­di­das cau­te­la­res que afec­tan los de­re­chos de mi­llo­nes de per­so­nas que no han si­do impu­tadas de de­li­to al­guno? Por­que un tri­bu­nal de con­trol es a un tri­bu­nal de jui­cio lo que un tri­bu­nal de mu­ni­ci­pio es a un tri­bu­nal de pri­me­ra ins­tan­cia.

¿Por qué hay ma­gis­tra­dos en el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia que no cum­plen con los re­qui­si­tos mí­ni­mos pa­ra ser­lo? ¿Se­rá por­que no con­si­guie­ron “a más na­die”? ¿Por qué la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal se ha eri­gi­do en un su­pra po­der cuan­do la Cons­ti­tu­ción es­ta­ble­ce cla­ra­men­te y sin lu­gar a in­ter­pre­ta­cio­nes dis­tin­tas que nin­gún po­der tie­ne su­pre­ma­cía so­bre otro?

¿Por qué una mi­nis­tra ame­na­za a pro­fe­so­res y em­plea­dos de El Sis­te­ma con bo­tar­los si no se de­cla­ran cha­vis­tas “por­que la re­vo­lu­ción les pa­ga sus suel­dos” si par­te del éxi­to de El Sis­te­ma es ha­ber­se man­te­ni­do apo­lí­ti­co?

¿Por qué con tan­tas ne­ce­si­da­des que hay se si­gue gas­tan­do en traer gen­te del in­te­rior a mar­chas que ya no lle­nan ni la mi­tad de la Ave­ni­da Bo­lí­var?

Aquí es­pe­ro, sen­ta­da por si aca­so, que al­guien las res­pon­da. Por el bien de to­dos los ve­ne­zo­la­nos, se­ría bueno que lo hi­cie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.