Ve­ci­nos de Cha­gua­ra­mos III ca­re­cen de ser­vi­cios y de vi­vien­das dig­nas

Al me­nos 280 fa­mi­lias vi­ven en si­tua­ción pre­ca­ria

Notitarde - - Güigüe-Tacarigua-Belén -

Cen­tral Ta­ca­ri­gua, oc­tu­bre 31 ( Yohan­na Guz­mán Blan­co).Los ve­ci­nos de la co­mu­ni­dad Los Cha­gua­ra­mos III, en la pa­rro­quia Cen­tral Ta­ca­ri­gua del mu­ni­ci­pio “Car­los Ar­ve­lo”, de­nun­cia­ron vi­vir en con­di­cio­nes pre­ca­rias don­de no tie­nen cloa­cas, as­fal­ta­do, ace­ras, bro­ca­les, agua, ser­vi­cio de re­co­lec­ción de desechos; tam­po­co son to­ma­dos en cuen­ta por el Co­mi­té Lo­cal de Abas­te­ci­mien­to y Pro­duc­ción (Clap). Ade­más, el proceso pa­ra con­se­guir los re­cur­sos pa­ra la cons­truc­ción de las vi­vien­das ha si­do len­to.

Wi­lliam Re­ve­rol ex­pli­có que en el sec­tor don­de ha­bi­ta des­de ha­ce 13 años se sien­ten bur­la­dos, ya que re­pre­sen­tan­tes del go­bierno re­gio­nal han acu­di­do en va­rias opor­tu­ni­da­des pa­ra ofre­cer­les me­jo­ras, pe­ro más de una dé­ca­da allí, y só­lo ha vis­to có­mo sus con­di­cio­nes de vi­da em­peo­ran.

Una de las si­tua­cio­nes más preo­cu­pan­tes pa­ra los ve­ci­nos in­di­có, se­ría la fal­ta de las cloa­cas, de­bi­do a que cuan­do fun­da­ron la zo­na pen­sa­ron en dis­po­ner del agua ser­vi­da en po­zos sép­ti­mos, mien­tras cons­truían la red de cloa­cas. Pe­ro du­ran­te la es­pe­ra de po­der ma­te­ria­li­zar ese pro­yec­to, hay ve­ci­nos que se han vis­to en la ne­ce­si­dad de ela­bo­rar has­ta tres fo­sas en los pa­tios de sus ca­sas; de los cua­les to­dos han co­lap­sa­do y ya no cuen­tan con es­pa­cio pa­ra ha­cer más agu­je­ros don­de re­co­lec­tar el agua lue­go de uti­li­zar­la.

Pro­ble­ma de aguas ser­vi­das da­ña la ca­lle

Por tal si­tua­ción, Re­ve­rol ase­gu­ró que hay fa­mi­lias que en­ton­ces arro­jan el lí­qui­do a la vía pú­bli­ca.

“Co­mo las per­so­nas desechan el agua en la ca­lle, és­ta se em­po­za en las zan­jas, se for­ma un río y na­die pue­de pa­sar por aquí, co­mo es­to es per­ma­nen­te, el lí­qui­do se tor­na ver­de y se ha con­ver­ti­do en cria­de­ro de zan­cu­dos”, la­men­tó.

Es­ta ac­ción a su vez afec­ta la sa­lud de ni­ños y adul­tos, asi­mis­mo, em­peo­ra el es­ta­do de las ca­lles, ya que és­tas no es­tán pa­vi­men­ta­das y se en­cuen­tran re­ple­tas de in­men­sos hue­cos que ocu­pan, en su ma­yo­ría, lo an­cho de la vía, di­fi­cul­tan­do la cir­cu­la­ción vehi­cu­lar y de las per­so­nas, con­tó.

Aña­dió que a los cos­ta­dos de la ca­lle prin­ci­pal de la co­mu­ni­dad se han vis­tos obli­ga­dos a co­lo­car ta­blas, car­to­nes, plás­ti­cos y ma­te­ria­les que han ser­vi­do pa­ra im­pro­vi­sar un puen­te pa­ra pa­sar so­bre los enor­mes agu­je­ros de agua que ador­nan la ca­lle.

No cuen­tan con ace­ras ni bro­ca­les, lo cual di­fi­cul­ta el pa­so de los pea­to­nes por la via­li­dad de tie­rra. Con la llu­via la si­tua­ción em­peo­ra, ya que la zo­na se vuel­ve un pan­tano, im­pi­dien­do el li­bre pa­so pa­ra sa­lir o in­gre­sar a sus vi­vien­das, co­men­tó el vo­ce­ro.

Las fa­llas en la dis­tri­bu­ción del agua po­ta­ble, en­fa­ti­zó, es otro fac­tor que los afec­ta: “El agua lle­ga de ma­ne­ra irre­gu­lar y no en to­do el sec­tor. No­so­tros lle­na­mos to­dos los en­va­ses que po­de­mos pa­ra po­der te­ner los días que nos lle­gue”, in­di­có.

Por otro la­do, se­ña­ló que el aseo ur­bano nun­ca ha pa­sa­do por Los Cha­gua­ra­mos III y los re­si- den­tes de la zo­na o que­man la ba­su­ra o bus­can por sus me­dios don­de dis­po­ner­la.

Ig­no­ra­dos por los Clap

Re­cla­mó que son ig­no­ra­dos por los in­te­gran­tes del Clap, quie­nes han vi­si­ta­do en va­rias opor­tu­ni­da­des a los ve­ci­nos y só­lo han so­li­ci­ta­do rea­li­zar cen­sos, que pos­te­rior­men­te no son to­ma­dos en cuen­ta. “Nos he­mos con­ta­do in­nu­me­ra­bles ve­ces, pe­ro igual, na­da que ges­tio­nan la bol- si­ta pa­ra no­so­tros” co­mu­ni­có.

So­lo han po­di­do cons­truir 40 ca­sas de 280

A tra­vés del con­se­jo co­mu­nal y de la Mi­sión Su­cre han lo­gra­do la en­tre­ga de re­cur­sos pa­ra 40 vi­vien­das y aun­que han pre­fe­ri­do aten­der con prio­ri­dad fa­mi­lias que evi­den­cian ma­yor ne­ce­si­dad por con­vi­vir en ha­ci­na­mien­to. De­cla­ró que las 280 res­tan­tes, tie­nen la mis­ma ne­ce­si­dad de con­tar con un te­cho digno.

Ca­lles re­ple­tas de hue­cos que se lle­nan de aguas ser­vi­das que los ve­ci­nos arro­jan a la vía pu­bli­ca.

Es­pe­ran pron­to con­ti­nuar la cons­truc­ción de las ca­sas.

Ase­gu­ra­ron no re­ci­bir la bol­sa de co­mi­da de Clap.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.