San­tia­go Ro­drí­guez: Pos­tu­ras ra­di­ca­les son “opor­tu­nis­tas”

Al­cal­de (e) sos­tie­ne que hay que crear “cul­tu­ra del en­cuen­tro”

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, no­viem­bre 1 (Ri­car­do Ma­rín).- A pro­pó­si­to del re­cha­zo que al­gu­nos sec­to­res de opo­si­ción han ma­ni­fes­ta­do al pro­ce­so ex­plo­ra­to­rio de diá­lo­go em­pren­di­do por la opo­si­ción y el Go­bierno Na­cio­nal, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del par­ti­do Pro­gre­so, San­tia­go Ro­drí­guez, sos­tu­vo que quie­nes han de­ja­do ver su ra­di­ca­lis­mo en ese ám­bi­to tie­nen una pos­tu­ra opor­tu­nis­ta.

“Las pos­tu­ras ra­di­ca­les son in­me­dia­tis­tas, van más allá del prag­ma­tis­mo po­lí­ti­co y que siem­pre bus­can un opor­tu­nis­mo. No creo en el ra­di­ca­lis­mo, creo en la sin­dé­re­sis y en la ne­go­cia­ción, en el buen sen­ti­do del tér­mino”, sos­tu­vo el tam­bién al­cal­de en­car­ga­do de Va­len­cia.

El ac­ti­vis­ta opo­si­tor des­ta­có el diá­lo­go co­mo una fi­gu­ra his­tó­ri­ca que ha si­do efec­ti­va en los con­flic­tos más ar­duos de la hu­ma­ni­dad, pues con­si­de­ró que a pe­sar de las con­tra­dic­cio­nes y di­fe­ren­cias que la po­la­ri­za­ción ha sem­bra­do en Ve­ne­zue­la, en el país de­be cons­truir­se una “cul­tu­ra del en­cuen­tro”.

“Los ve­ne­zo­la­nos de­be­mos apos­tar a eso y en­con­trar­nos en el diá­lo­go, pues don­de pa­re­ce que es im­po­si­ble que pue­da ha­ber un acuer­do, de­be­mos te­ner la ca­pa­ci- dad de re­co­no­cer­nos, con mu­cha hu­mil­dad y sin­dé­re­sis”, re­fle­xio­nó el man­da­ta­rio mu­ni­ci­pal.

Ro­drí­guez co­men­tó que es na­tu­ral y com­pren­si­ble que exis­tan di­fe­ren­cias de pos­tu­ras e in­tere­ses en­tre la opo­si­ción y el Go­bierno, pe­ro en un pro­ce­so de en­ten­di­mien­to am­bas de­ben ser res­pe­ta­das y to­ma­das en cuen­ta, pues es la ru­ta que pue­de en­ca­mi­nar al ejer­ci­cio po­lí­ti­co por la sa­li­da pa­cí­fi­ca, en ar­mo­nía y con­sen­so.

Re­sal­tó - ade­más- que el diá­lo­go es un fac­tor de unión en el que con­cuer­dan los sim­pa­ti­zan­tes cha­vis­tas y los ciu­da­da­nos opo­si­to­res, pues ase­gu­ró que una am­plia ma­yo­ría del país, in­de­pen­dien­te­men­te de su pre­fe­ren­cia po­lí­ti­ca, as­pi­ra a vi­vir en una Ve­ne­zue­la de con­vi­ven­cia.

“To­dos de­be­mos com­pro­me­ter­nos a que, a par­tir de aho­ra, no exis­ta un tono de agre­si­vi­dad, así co­mo el go­bierno de­be ve­lar por­que pre­va­lez­ca el Es­ta­do de De­re­cho y la in­de­pen­den­cia de los po­de­res pú­bli­cos y que exis­tan pe­sos y con­tra­pe­sos en ellos, pues ese es uno de los pi­la­res fun­da­men­ta­les de la de­mo­cra­cia”, di­jo el al­cal­de en­car­ga­do del mu­ni­ci­pio Va­len­cia.

San­tia­go Ro­drí­guez, al­cal­de (E) del mu­ni­ci­pio Va­len­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.