Diag­nos­ti­can en Ca­ra­bo­bo más de 4.780 per­so­nas con diabetes

Se­gún el Pro­gra­ma Re­gio­nal En­do­crino Me­ta­bó­li­co du­ran­te 2016

Notitarde - - Ciudad -

Va­len­cia, no­viem­bre 1 (Ilia­na R. Mo­go­llón Ar­güe­lles).- En el mun­do exis­te una “epi­de­mia mundial de diabetes” se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mundial de la Sa­lud (OMS). Por ese mo­ti­vo en la ac­tua­li­dad es co­mún coin­ci­dir con ni­ños y adul­tos que han si­do diag­nos­ti­ca­dos con es­ta pa­to­lo­gía.

La diabetes se pro­du­ce cuan­do el pán­creas de­ja de pro­du­cir una hor­mo­na de­no­mi­na­da in­su­li­na que se en­car­ga de re­gu­lar los ni­ve­les de glu­co­sa en la san­gre. Por ello, ca­da 14 de no­viem­bre se con­me­mo­ra el Día Mundial de la Diabetes, con el fin de pre­ve­nir­la.

Es­ta­dís­ti­cas es­ta­ble­ci­das por la OMS re­por­tan la exis­ten­cia de más de 422 mi­llo­nes de per­so­nas con diabetes, au­na­do a es­to, la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Diabetes (FID) es­ti­ma que en el año 2040 esa cifra au­men­te a 642 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

La OMS es­ta­ble­ce que en Ve­ne­zue­la, pa­ra el año en cur­so, el 9,1% de los hom­bres y el 8,5% de las mu­je­res de la po­bla­ción to­tal tie­nen diabetes. Y que la tasa de mor­ta­li­dad por es­ta en­fer­me­dad en­tre los 30 y 60 años en hom­bres es de 2.540 y en mu­je­res es 2.270. A par­tir de los 70 años o más, fa­lle­cen 2.090 hom­bres y 2.780 mu­je­res.

En Ca­ra­bo­bo, de acuer­do con las es­ta­dís­ti­cas del Pro­gra­ma Re­gio­nal En­do­crino Me­ta­bó­li­co del es­ta­do, han re­gis­tra­do has­ta el mes de sep­tiem­bre más de 4.780 pa­cien­tes nuevos con diabetes, que in­clu­ye a ni­ños, adul­tos y mu­je­res em­ba­ra­za­das.

Diag­nós­ti­co

Exis­ten múl­ti­ples fac­to­res que pro­vo­can la diabetes, los más pre­do­mi­nan­tes son la obe­si­dad, el se­den­ta­ris­mo y la ma­la ali­men­ta­ción.

El diag­nós­ti­co es sim­ple, se rea­li­za a tra­vés de aná­li­sis de la­bo­ra­to­rio; una prue­ba de glu­ce­mia ba­sal, post­pan­drial y de la he­mo­glo­bi­na gli­co­si­la­da.

La doc­to­ra Co­ro­mo­to Gar­cía, mé­di­co, in­ter­nis­ta-en­do­cri­nó­lo­go del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio “Doc­tor Án­gel La­rral­de” y pre­si­den­ta del ca­pí­tu­lo Cen­tral de la So­cie­dad Ve­ne­zo­la­na de En­do­cri­no­lo­gía y Me­ta­bo­lis­mo (Svem), ex­pli­ca que la diabetes es una en­fer­me­dad crónica de múl­ti­ples com­pli­ca­cio­nes que ha cre­ci­do en los úl­ti­mos años, pe­ro un che­queo mé­di­co opor­tuno, evi­tar la au­to­me­di­ca­ción, pla­ni­fi­car la ali­men­ta­ción y los ejer­ci­cios, lo­gra­rán una mar­ca­da di­fe­ren­cia en los pa­cien­tes.

Pa­ra Gar­cía, la po­bla­ción más afec­ta­da han si­do los ni­ños, de­bi­do a la fal­ta de in­for­ma­ción opor­tu­na, por­que ca­da vez son más el nú­me­ro de ca­sos que afec­tan a los me­no­res.

La cam­pa­ña de la FID de es­te año se ba­sa en “Ojo con la diabetes, ac­túa hoy pa­ra cam­biar el ma­ña­na”, que bus­ca la pro­mo­ción de dos men­sa­jes cla­ves: “De­tec­ción tem­pra­na de la diabetes con el fin de mo­di­fi­car su cur­so y re­du­cir así los ries­gos de com­pli­ca­cio­nes (en­tre ellos la pér­di­da de la vi­sión), y la de­tec­ción de las com­pli­ca­cio­nes a tiem­po en los dia­bé­ti­cos ti­po I y II”, en­fa­ti­zó la es­pe­cia­lis­ta.

Ca­ra­bo­bo edu­ca so­bre la diabetes

El doc­tor Wil­mer Co­li­na Pineda, es­pe­cia­lis­ta en En­do­cri­no­lo­gía del cen­tro mé­di­co Doc­tor Ra­fael Gue­rra Mén­dez, ase­gu­ra que “la edu­ca­ción es cla­ve pa­ra que los pa­cien­tes que pre­sen­ten és­ta con­di­ción man­ten­gan una vi­da nor­mal”.

La in­for­ma­ción opor­tu­na es im­por­tan­te, por eso la Aso­cia­ción de Diabetes del es­ta­do Ca­ra­bo­bo, to­dos los do­min­gos pri­me­ros de mes, a las 09:00 a.m. ofre­ce char­las gra­tui­tas so­bre la diabetes des­de ha­ce 52 años, en el Co­le­gio de Mé­di­cos.

El pio­ne­ro en ofre­cer es­tas he­rra­mien­tas en Ca­ra­bo­bo fue el en­do­cri­nó­lo­go, León Co­li­na Bra­cho, quien ade­más creó en 1979 en la Ciu­dad Hos­pi­ta­la­ria “Doc­tor En­ri­que Te­je­ra” (Chet) un pro­gra­ma de be­cas que le per­mi­tía a los ni­ños con­sul­tas de En­do­cri­no­lo­gía y ac­ce­so a tra­ta­mien­to de for­ma gra­tui­ta.

Des­de 1997 pasa a ser un pro­gra­ma na­cio­nal, y se man­tie­ne en la Chet co­mo el Pro­gra­ma Re­gio­nal En­do­crino Me­ta­bó­li­co del es­ta­do Ca­ra­bo­bo, di­ri­gi­do por la li­cen­cia­da Nancy Ma­tos.

“Tie­ne la ca­pa­ci­dad de lle­gar a 46 uni­da­des de con­sul­tas en to­do el es­ta­do, sien­do Ca­ra­bo­bo la úni­ca re­gión ca­paz de ofre­cer es­te ti­po de con­sul­ta es­pe­cia­li­za­da sin nin­gún cos­to”, ex­pli­ca Ma­tos.

En lo que va de año han diag­nos­ti­ca­do en la Chet a 232 ni­ños con diabetes en eda­des com­pren­di­das en­tre ce­ro y 18 años. Ven con preo­cu­pa­ción que so­lo en el mes de sep­tiem­bre cin­co ni­ños de­bu­ta­ran con es­ta en­fer­me­dad.

Gra­cias a un con­ve­nio con el Mi­nis­te­rio de Sa­lud, los pa­cien­tes re­gis­tra­dos en el pro­gra­ma, es es­pe­cial los ni­ños, re­ci­ben el tra­ta­mien­to mé­di­co y los equi­pos de con­trol.

Si us­ted ha si­do diag­nos­ti­ca­do con diabetes re­cuer­de que pue­de te­ner una vi­da tran­qui­la y lon­ge­va. Só­lo si­ga las in­di­ca­cio­nes plan­tea­das por los es­pe­cia­lis­tas, edú­que­se so­bre es­ta en­fer­me­dad, ha­ga ejer­ci­cios y con­su­ma ali­men­tos ri­cos en fi­bras.

El ni­vel de glu­ce­mia pa­ra un dia­bé­ti­co es de 130 - 140 mg, de­pen­dien­do de su ré­cord se­ma­nal. En una persona sin es­ta pa­to­lo­gía es de 70 -110 mg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.