Ve­ci­nos cla­man aten­ción en Los Sa­ma­nes

Tras 35 años de ser fun­da­da es­ta co­mu­ni­dad sus ha­bi­tan­tes no cuen­tan con ser­vi­cios bá­si­cos

Notitarde - - Miguel Peña-rafael Urdaneta-negro Primero - Pa­ra de­nun­cias co­mu­ní­que­se a los te­lé­fo­nos: 0241-850.15.14 0241-850.15.22 Co­rreo: co­mu­ni­da­des­sur­no­ti­tar­de@gmail.com

Va­len­cia, no­viem­bre 1 ( Daniel Ji­mé­nez).- Un to­tal de 988 fa­mi­lias del Asen­ta­mien­to Cam­pe­sino Los Sa­ma­nes vi­ven en con­di­cio­nes pre­ca­rias por no con­tar con red de cloa­cas, via­li­dad, elec­tri­ci­dad, se­gu­ri­dad y agua po­ta­ble que por fal­ta de bom­bas de­jó de lle­gar a sus vi­vien­das des­de ha­ce apro­xi­ma­da­men­te 3 años, en el sec­tor 1 de la co­mu­ni­dad.

Es­ta ba­rria­da, en­cu­bier­ta a la vis­ta de quie­nes cir­cu­lan por la vía ha­cia El Hi­pó­dro­mo, es­pe­cí­fi­ca­men­te al fren­te de don­de se cons­tru­ye el com­ple­jo de­por­ti­vo más gran­de de Ve­ne­zue­la, “Jo­sé Manuel Or­ta Fá­bre­ga”, tie­ne más de 35 años de fun­da­da y has­ta la fecha sus ha­bi­tan­tes no han de­ja­do de exi­gir sus de­re­chos pa­ra ser reivin­di­ca­dos.

El pa­sa­do jue­ves 20 de octubre ve­ci­nos del sec­tor se vie­ron obli­ga­dos a pro­tes­tar en la entrada de la co­mu­ni­dad por la fal­ta de tres bom­bas de agua que se da­ña­ron en los sec­to­res 1, 2 y 3; ra­zón por la cual los afec­ta­dos de­ben pa­gar ca­da tres días, has­ta 3 mil bo­lí­va­res pa­ra lle­nar los tan­ques en sus ca­sas a tra­vés de ca­mio­nes cis­ter­nas.

Las con­di­cio­nes de vi­da en es­te sec­tor son tan pre­ca­rias que los re­si­den­tes del lu­gar no cuen­tan con dre­na­jes de aguas ser­vi­das ni ser­vi­cio de aseo ur­bano; si­tua­ción que los ha­ce vul­ne­ra­bles a en­fer­me­da­des por cau­sa de la con­ta­mi­na­ción.

En los sec­to­res II y III no cuen­tan con re­des de dis­tri­bu­ción eléc­tri­ca, ra­zón por la cual evi­tan ca­mi­nar de no­che por las ca­lles pa­ra no ser atra­ca­dos de­bi­do a la in­se­gu­ri­dad de la zo­na por la fal­ta de ilu­mi­na­ción.

“To­das las fa­mi­lias de aquí te­ne­mos que cons­truir po­zos sép­ti­cos pa­ra ha­cer nues­tras ne­ce­si­da­des, te­ne­mos ca­si 40 años de fun­da­dos co­mo co­mu­ni­dad y has­ta aho­ra -des­pués de tan­tas so­li­ci­tu­des- no nos han cons­trui­do un sis­te­ma de aguas ser­vi­das”, ma­ni­fes­tó Al­ber­to Cam­pos, ve­cino de Los Sa­ma­nes I.

En cuan­to a la in­se­gu­ri­dad, men­cio­nó que en los úl­ti­mos días ha to­ma­do ma­yor fuer­za por la au­sen­cia de or­ga­nis­mos po­li­cia­les que, a su jui­cio, no pa­tru­llan en la co­mu­ni­dad por fal­ta de ba­cheo, as­fal­ta­do, ace­ras y bro­ca­les.

So­bre la fal­ta de re­des de dis­tri­bu­ción eléc­tri­ca, in­di­có que en años an­te­rio­res se ini­ció un tra­ba­jo que só­lo be­ne­fi­ció a par­te del sec­tor I, pe­ro el II y el III aún es­pe­ran por el com­ple­men­to de es­ta obra que per­mi­ti­ría a 698 fa­mi­lias con­tar con ener­gía sin el uso de plan­tas o prác­ti­cas en­go­rro­sas pa­ra ob­te­ner elec­tri­ci­dad.

Por su par­te, Arelys Ló­pez, ha­bi­tan­te de Los Sa­ma­nes por más de ocho años, se­ña­ló que a los ni­ños y maes­tros, en tiem­pos de llu­via, se les im­po­si­bi­li­ta lle­gar a la es­cue­la ubi­ca­da en el sec­tor III de la re­fe­ri­da ba­rria­da por las con­di­cio­nes en la que se me­nos­ca­ban las ca­lles.

“Mu­chos alum­nos han de­ja­do de ir a la es­cue­la por eso. Hay pa­dres que no tie­nen las po­si­bi­li­da­des de ins­cri­bir a sus hi­jos en otros co­le­gios y de­jan de man­dar a los ni­ños a la es­cue­la”, di­jo.

Por otra par­te, Ló­pez so­li­ci­tó la re­mo­ción de es­com­bros y mon­ta­ñas en­mon­ta­das que ta­pan e in­vi­si­bi­li­zan a la co­mu­ni­dad la cual al­ber­ga a cien­tos de fa­mi­lias. “Por años han arro­ja­do ca­mio­nes de tie­rras ex­traí­das de va­rias obras que eje­cu­tan en zo­nas ale­da­ñas, eso ha he­cho que la gen­te ni se­pa que exis­ti­mos”, ex­pre­só.

Pe­se a la cons­truc­ción de unas 60 pe­tro­ca­sas en la zo­na, los ha­bi­tan­tes del sec­tor de­man­da­ron el ser­vi­cio de Ba­rrio Nue­vo Ba­rrio Tri­co­lor pa­ra la sus­ti­tu­ción de ran­chos por vi­vien­das dig­nas que ne­ce­si­tan va­rias fa­mi­lias de Los Sa­ma­nes.

Ade­más, ma­ni­fes­ta­ron la ne­ce­si­dad de aten­ción que hay en la co­mu­ni­dad de di­ver­sos ca­sos pa­to­ló­gi­cos que pre­sen­tan va­rias per­so­nas, en­tre ellos ni­ños, con de­fi­cien­cias es­pe­cia­les.

Ins­pec­ción en la co­mu­ni­dad

El se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo del Ór­gano Su­pe­rior de la Vi­vien­da en Ca­ra­bo­bo, Daniel Már­quez, se aper­so­nó a la co­mu­ni­dad un día des­pués de la re­fe­ri­da pro­tes­ta pa­ra rea­li­zar una ins­pec­ción a fin de de­ter­mi­nar y dar so­lu­ción a la de­man­da de los ve­ci­nos.

Du­ran­te la reunión, se­gún Ma­ría Men­do­za, ha­bi­tan­te y vo­ce­ra del con­se­jo co­mu­nal de la zo­na, al fun­cio­na­rio se le en­tre­ga­ron los pro­yec­tos que an­te­rior­men­te con­sig­na­ron or­ga­ni­za­cio­nes po­pu­la­res a di­fe­ren­tes en­tes y or­ga­nis­mos en­car­ga­dos de eva­luar, pla­ni­fi­car, coor­di­nar y fi­nan­ciar obras de de­sa­rro­llo ur­ba­nís­ti­co.

Tam­bién se acor­dó en el en­cuen­tro, di­jo Men­do­za, es­ta­ble­cer una me­sa de tra­ba­jo en la cual es­ta­rían pre­sen­tes re­pre­sen­tan­tes de con­se­jos co­mu­na­les, ve­ci­nos de la co­mu­ni­dad e ins­tan­cias y or­ga­nis­mos com­pe­ten­tes de asis­tir a las de­man­das de los ha­bi­tan­tes.

Con re­la­ción a las bom­bas de Las per­so­nas que vi­ven en los sec­to­res II y III del asen­ta­mien­to Cam­pe­sino la tie­nen más di­fí­cil, ha­cia allá no hay ca­si trans­por­te y de­ben ca­mi­nar ki­ló­me­tros en me­dio del ba­rro o la tie­rra, las con­di­cio­nes aquí son muy pre­ca­rias, ade­más el te­ma de la in­se­gu­ri­dad es muy im­por­tan­te pa­ra no­so­tros, es­to se ha pues­to muy pe­li­gro­so”. aguas da­ña­das, la vo­ce­ra in­for­mó que pa­ra hoy se acor­dó la pre­sen­cia de una co­mi­sión en la co­mu­ni­dad, de­le­ga­da por el in­ge­nie­ro, pa­ra avan­zar en los trá­mi­tes co­rres­pon­dien­tes a pro­pó­si­to de reha­bi­li­tar los tres po­zos que su­mi­nis­tran agua a to­da la co­mu­ni­dad.

Pa­ra con­fir­mar lo an­tes ex­pues­to se in­ten­tó en di­ver­sas opor­tu­ni­da­des con­tac­tar al in­ge­nie­ro Már­quez, a pro­pó­si­to tam­bién de co­no­cer las ac­cio­nes pos­te­rio­res tras su en­cuen­tro con los aque­ja­dos, sin em­bar­go, no fue po­si­ble. Apar­te de te­ner que pa­gar el agua, te­ne­mos que mon­tar­le ca­ce­ría a los ca­mio­nes cis­ter­na, ca­si no les gus­ta me­ter­se pa­ra acá, las ca­lles es­tán muy de­te­rio­ra­das y na­die quie­re da­ñar su ca­rro. Nos ve­mos obli­ga­dos a adu­lar­les, a ve­ces se com­pa­de­cen de no­so­tros y ba­jan. Uno que tie­ne pa­ra me­dio co­mer y aho­ra te­ne­mos que com­prar agua”. Las ve­ces que he­mos he­cho de­nun­cias, las au­to­ri­da­des di­cen que nos van a ayu­dar, que van a re­sol­ver y siem­pre que­dan en pu­ras pro­me­sas. Son mu­chos años es­pe­ran­do que atien­dan los pro­ble­mas de es­ta co­mu­ni­dad y has­ta aho­ra lo úni­co que han he­cho es cons­truir unas ca­sas, pe­ro ne­ce­si­ta­mos via­li­dad, agua, aseo, tu­be­rías”. No es­tá mal que se desa­rro­llen pro­yec­tos ma­cros pa­ra el sur, pe­ro no­so­tros, los ha­bi­tan­tes de es­ta co­mu­ni­dad de­be­mos ser par­te prio­ri­ta­ria pa­ra el de­sa­rro­llo de es­ta zo­na. No pue­den exis­tir me­jo­ras pa­ra al­gu­nas co­sas y pa­ra otras no. Son 988 fa­mi­lias que ha­bi­ta­mos aquí y nues­tras ne­ce­si­da­des son emer­gen­tes”.

Sin as­fal­ta­do, ace­ras y bro­ca­les se en­cuen­tran las ca­lles prin­ci­pa­les del re­fe­ri­do sec­tor.

Los Sa­ma­nes es con­si­de­ra­do por ve­ci­nos co­mo zo­na de po­bre­za ex­tre­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.