De­mo­cra­cia va­cía

Notitarde - - Ciudad - Max Ma­cias Has­ta el pró­xi­mo vier­nes

Nues­tro her­mo­so y gran país es­tá con­vul­sio­na­do a pun­to de un en­fren­ta­mien­to es­té­ril que nos lle­va­ría a la de­sin­te­gra­ción so­cial. Ha si­do ne­ce­sa­ria la par­ti­ci­pa­ción del Pa­pa Fran­cis­co pa­ra que nues­tros go­ber­nan­tes en­tien­dan que la de­mo­cra­cia es par­ti­ci­pa­ción y con­vi­ven­cia ciu­da­da­na.

Mi vie­jo y siem­pre re­cor­da­do ami­go, el Dic­cio­na­rio En­ci­clo­pé­di­co de De­re­cho Usual del Dr. Gui­ller­mo Ca­ba­ne­llas, abor­da el tér­mino de­mo­cra­cia de la si­guien­te ma­ne­ra: “Es­ta pa­la­bra pro­ce­de del grie­go de­mos, pue­blo, y cra­tos, po­der au­to­ri­dad. Sig­ni­fi­ca el po­der po­pu­lar en el Es­ta­do, el go­bierno del pue­blo por el pue­blo; o al me­nos, a tra­vés de sus re­pre­sen­tan­tes le­gí­ti­ma­men­te ele­gi­dos, que ejer­cen in­di­rec­ta­men­te la so­be­ra­nía po­pu­lar, en ellos de­le­ga­da”.

La De­mo­cra­cia es el re­sul­ta­do de un lar­go pro­ce­so po­lí­ti­co y so­cial, don­de la hu­ma­ni­dad ha bus­ca­do la con­vi­ven­cia ciu­da­da­na, acor­de con el res­pe­to de la dig­ni­dad hu­ma­na y la jus­ti­cia co­mo va­lo­res fun­da­men­ta­les del hom­bre. Ella no es só­lo elec­cio­nes, bus­ca la per­fec­ti­bi­li­dad del hom­bre.

Men­cio­na­ré ocho ca­rac­te­rís­ti­cas fun­da­men­ta­les de la De­mo­cra­cia:

1.- Tie­ne una cons­ti­tu­ción que li­mi­ta los di­ver­sos po­de­res y con­tro­la el fun­cio­na­mien­to for­mal del go­bierno, cons­ti­tu­yén­do­se en un Es­ta­do de De­re­cho.

2.- Es­ta fun­da­men­ta­da en la di­vi­sión in­de­pen­dien­te de los po­de­res pú­bli­cos

3.- Pro­te­ge y ga­ran­ti­za el de­re­cho a la pro­pie­dad pri­va­da, pa­ra im­pe­dir la con­fis­ca­ción de em­pre­sas que ge­ne­ra des­em­pleo en la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

4.- In­cen­ti­va la li­ber­tad de aso­cia­ción.

5.- Su pi­lar es la li­ber­tad de ex­pre­sión.

6.- Pro­mue­ve la li­ber­tad de pren­sa pa­ra ga­ran­ti­zar el de­re­cho a la in­for­ma­ción a to­da la po­bla­ción.

7.- Pro­te­ge y fo­men­ta la vi­gen­cia de los de­re­chos hu­ma­nos, así co­mo la pro­tec­ción de las mi­no­rías.

8.- Se fun­da­men­te en el su­fra­gio, he­rra­mien­ta cons­ti­tu­cio­nal pa­ra di­ri­mir pro­ble­mas po­lí­ti­cos y so­cia­les, a tra­vés de ella se con­cre­ti­za la con­sul­ta po­pu­lar, me­dio idó­neo pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca que ge­ne­re la di­ná­mi­ca del país. Es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca es esen­cial pa­ra la vi­gen­cia del sis­te­ma de­mo­crá­ti­co.

OjO pe­la´o. La De­mo­cra­cia es­tá fun­da­men­ta­da en la par­ti­ci­pa­ción del ciu­da­dano en la di­rec­ción de los asun­tos de in­te­rés tras­cen­den­te pa­ra to­dos. El vo­to es la vía de ex­pre­sión de la vo­lun­tad del pue­blo so­be­rano. Lo con­tra­rio es De­mo­cra­cia va­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.