Hum­bría opi­nó que MUD de­be des­lin­dar­se de VP y de Ven­te Ve­ne­zue­la

Se­gún el lí­der ma­sis­ta, esos par­ti­dos jue­gan al fra­ca­so del diá­lo­go.

Notitarde - - Portada -

Va­len­cia, no­viem­bre 4 (María Quin­te­ro).- A jui­cio de Mel­vis Hum­bría, se­cre­ta­rio ge­ne­ral re­gio­nal del Mo­vi­mien­to al So­cia­lis­mo (MAS), la Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca (MUD) de­be dis­tan­cia­se de las po­si­cio­nes de Vo­lun­tad Po­pu­lar (VP) y Ven­te Ve­ne­zue­la, ya que esas or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas “jue­gan al fra­ca­so del diá­lo­go” con la in­ten­ción de sa­car pro­ve­cho elec­to­ral en un fu­tu­ro de no lo­gra­se la to­ta­li­dad de los ob­je­ti­vos pre­vis­tos por la alian­za opo­si­to­ra.

Con­si­de­ró co­mo po­si­ti­vo el ini­cio del pro­ce­so de diá­lo­go en­tre una frac­ción de la opo­si­ción y el Go­bierno, con la me­dia­ción del re­pre­sen­tan­te del Pa­pa Fran­cis­co, de los ex­pre­si­den­tes Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, Mar­tín To­rri­jos, Leonel Fer­nán­dez y de la Unión de Na­cio­nes Su­ra­me­ri­ca­nas (Una­sur), a fin de bus­car­le so­lu­ción a los múl­ti­ples pro­ble­mas que pa­de­cen los ve­ne­zo­la­nos.

Tie­nen que in­cluir a to­dos los sec­to­res

El di­ri­gen­te del Mo­vi­mien­to al So­cia­lis­mo agre­gó que la so­lu­ción de los pro­ble­mas no ocu­rri­rá mien­tras so­lo sean to­ma­das en cuen­ta re­pre­sen­ta­cio­nes de dos sec­to­res y se de­je por fue­ra al res­to del país.

“El diá­lo­go tie­ne que ser in­clu­yen­te, tie­ne que te­ner re­pre­sen­ta­ción de la so­cie­dad ve­ne­zo­la­na y que su pro­pó­si­to sea te­ner a Ve­ne­zue­la co­mo te­ma prin­ci­pal, más allá de los te­mas po­lí­ti­cos que pue­den in­tere­sar a los fac­to­res. És­te es un men­sa­je a los in­ter­lo­cu­to­res que han ser­vi­do co­mo fa­ci­li­ta­do­res del diá­lo­go, tan­to Una­sur co­mo el Va­ti­cano. El diá­lo­go pa­ra que sea fruc­tí­fe­ro de­be te­ner ne­ce­sa­ria­men­te dis­po­si­ción y de­ci­sión de que es­té pre­sen­te to­da la so­cie­dad”, di­jo Hum­bría.

El di­ri­gen­te po­lí­ti­co re­cor­dó que des­de ha­ce va­rios años el Mo­vi­mien­to al So­cia­lis­mo ini­ció la la­bor de de­cir que en el país se re­que­ría del diá­lo­go y en­cuen­tro pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas prin­ci­pa­les y abor­dar la cri­sis eco­nó­mi­ca, po­lí­ti­ca y so­cial que atra­ve­sa­ba el país. No obs­tan­te, se­ña­ló que sec­to­res les di­je­ron que so­lo bus­ca­ban res­pal­dar al Go­bierno: “La vi­da de­mos­tró que en Ve­ne­zue­la el diá­lo­go es im­pres­cin­di­ble pa­ra que las co­sas se desa­rro­llen en paz y en de­mo­cra­cia, y que las de­ci­sio­nes re­suel­van los pro­ble­mas de la so­cie­dad”.

Apun­tó que es su­ma­men­te preo­cu­pan­te que el pre­si­den­te Ma­du­ro re­fie­ra que la opo­si­ción no lle­ga­rá a Mi­ra­flo­res “ni con ba­las, ni con vo­tos”, ese pro­nun­cia­mien­to es una ma­la se­ñal pa­ra el pro­ce­so de diá­lo­go. Por otra par­te, son cri­ti­ca­bles las po­si­cio­nes de quie­nes pre­ten­den co­lo­car pla­zo pa­ra que se cum­plan sus exi­gen­cias. En ne­go­cia­cio­nes po­lí­ti­cas ello no es lo re­co­men­da­ble.

Se­ña­ló que ya es mo­men­to de que ce­se la con­fron­ta­ción inú­til en­tre el Go­bierno y la Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca, de­bi­do a que los ve­ne­zo­la­nos son víc­ti­mas de la in­se­gu­ri­dad y la es­ca­sez de ali­men­tos y me­di­ca­men­tos.

In­sis­tió en que el ra­di­ca­lis­mo de am­bos sec­to­res ha lle­va­do a la con­fron­ta­ción y eso no le es­tá ha­cien­do bien al país, por­que los ve­ne­zo­la­nos son los que es­tán pa­de­cien­do los pro­ble­mas de ese “com­ba­te”, en­tre el Go­bierno y la opo­si­ción.

“Es­ta si­tua­ción tie­ne el país su­ma­men­te com­pli­ca­do, es ne­ce­sa­rio el diá­lo­go sin­ce­ro pa­ra re­sol­ver to­dos es­tos pro­ble­mas”, con­clu­yó.

Mel­vis Hm­bría, se­cre­ta­rio re­gio­nal del MAS en Ca­ra­bo­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.