Una coin­ci­den­cia elo­cuen­te

De­mo­cra­cia y Reen­cuen­tro

Notitarde - - Ciudad - Ru­bén Li­mas Te­lles

Se­ría muy di­fí­cil creer, en cual­quier par­te del mun­do, que co­mu­nis­tas y em­pre­sa­rios ten­ga coin­ci­den­cias en el ám­bi­to de las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas. No obs­tan­te, el ta­ma­ño del desas­tre cau­sa­do por el mo­de­lo eco­nó­mi­co im­ple­men­ta­do por el ga­lác­ti­co y su hi­jo pu­tati­vo tie­ne tan gra­ves con­se­cuen­cias so­bre el bol­si­llo de los ve­ne­zo­la­nos que es­ta se­ma­na se pu­bli­ca­ron dos de­cla­ra­cio­nes que de­jan ver el am­plio re­cha­zo que des­pier­ta el ré­gi­men.

Por una par­te, Dou­glas Gó­mez, ex dipu­tado y miem­bro de la Di­rec­ción Na­cio­nal del Par­ti­do Co­mu­nis­ta de Ve­ne­zue­la, ex­pre­só en re­la­ción al Plan de Abas­te­ci­mien­to Com­ple­men­ta­rio (PAC) que los pre­cios de los pro­duc­tos de la ces­ta bá­si­ca “son im­pa­ga­bles y gol­pean el po­der ad­qui­si­ti­vo de los trabajadores”. En otro con­tex­to, pe­ro con ob­via sin­to­nía, Ci­pria­na Ra­mos, pre­si­den­ta de Con­se­co­mer­cio, di­jo que “los pro­duc­tos que el go­bierno es­tá im­por­tan­do los es­tán ven­dien­do a pre­cios in­ter­na­cio­na­les; la ha­ri­na cues­ta Bs. 1.600 el ki­lo y la re­gu- la­da na­cio­nal es­tá en Bs. 190. Pa­re­cie­ra que com­pa­ran pre­cios con los ba­cha­que­ros, por­que es una exa­ge­ra­ción el pre­cio que tie­nen los pro­duc­tos”.

Es tan am­plio es­te elo­cuen­te con­sen­so que, co­mo po­de­mos ver, va des­de un ex­tre­mo a otro del es­pec­tro po­lí­ti­co, nos per­mi­te in­fe­rir va­rios fe­nó­me­nos: 1) El go­bierno no dia­lo­ga con na­die, ni si­quie­ra con sus pro­pios alia­dos, 2) que el PAC se tra­du­ce co­mo “sa­la­rios en bo­lí­va­res y pre­cios en dó­la­res”, y 3) que la ac­tual cri­sis so­cio­po­lí­ti­ca ve­ne­zo­la­na no es en­tre iz­quier­da y de­re­cha, es de to­das las cla­ses so­me­ti­das a con­di­cio­nes de ex­plo­ta­ción y re­pre­sión con­tra un go­bierno au­to­ri­ta­rio y an­ti­de­mo­crá­ti­co; es de­cir, de los de aba­jo con­tra los de arri­ba. Una ra­zón más pa­ra fir­mar y re­vo­car.

Ve­ne­zue­la me­re­ce un go­bierno que cuen­te con la con­fian­za de los ve­ne­zo­la­nos, el ac­tual no es el ca­so. És­te es un go­bierno dé­bil, que se afe­rra, tor­pe e in­cons­ti­tu­cio­nal­men­te, al TSJ y a los mi­li­ta­res pa­ra agó­ni­ca­men­te sub­sis­tir. Un go­bierno fuer­te se­ría de la al­ter­na­ti­va de­mo­crá­ti­ca, quie­nes cuen­tan con el vo­to ma­yo­ri­ta­rio de to­dos los ve­ne­zo­la­nos pa­ra em­pren­der la ti­tá­ni­ca ta­rea de la re­cons­truc­ción na­cio­nal. Ma­nos a la Obra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.