Do­ble­play

Notitarde - - Ciudad - Ju­lio Cas­ti­llo Luis León Gue­rra Do­ble­pla­y_llg@gmail.com @Lui­sLeo­nGue­rra

Cla­ro, por su­pues­to. ¿Có­mo no ha­blar del diá­lo­go? Si todo el mun­do ha­bla de él. ¿Todo el mun­do? Bueno, todo el mun­do es mu­cha gen­te. Yo es­cu­ché el sá­ba­do en el mer­ca­do a la gen­te di­cien­do que aho­ra hay le­che, pe­ro que no se pue­de com­prar; es­cu­ché un ve­cino di­cien­do que no pue­de sa­car el ca­rro del ta­ller por­que la re­pa­ra­ción cues­ta lo que el ga­na en un año; me en­te­ré que ha­bían ase­si­na­do al hi­jo de Gus­ta­vo Col­me­na­res, un apre­cia­do com­pa­ñe­ro; vi a Li­lian Tin­to­ri y a An­to­nie­ta de López pe­ga­das a la cer­ca de Ra­mo Ver­de gri­tan­do pa­ra sa­ber si Leo­pol­do López es­ta­ba vi­vo; es­cu­ché que los so­bri­nos de Ci­lia co­men­za­rán su jui­cio, pues de­cla­ra­ron vá­li­das las prue­bas con­tra ellos; nos en­te­ra­mos igual­men­te que no hay ga­so­li­na en me­dia Ve­ne­zue­la y que se mul­ti­pli­can los apa­go­nes.

Mien­tras todo es­to ocu­rría, tam­bién ocu­rría el diá­lo­go y co­mo en reali­dad con­fie­so no ha­ber­me po­di­do de­te­ner en las ex­qui­si­te­ces po­lí­ti­cas del mis­mo por­que con­ti­núo atur­di­do por es­ta pe­sa­di­lla co­ti­dia­na, no pu­de evi­tar re­pa­rar en un asun­to par­ti­cu­lar en una de esas aso­ma­di­tas a la ren­di­ja de la real po­lí­ti­ca que hay que ha­cer en un país co­mo és­te.

¿Cuál es el asun­to? Pues que más allá del rui­do y las po­cas nue­ces que és­te ha ge­ne­ra­do, re­pa­ra­mos en un he­cho qui­zás ca­sual, pe­ro que es qui­zás uno de sus da­tos más im­por­tan­tes: Dios­da­do y sus go­ber­na­do­res alia­dos es­tán por fue­ra. ¡Sí! Co­mo la gua­ya­be­ra es­tán por fue­ra.

¿Se­rá por eso que gri­ta? ¿Se­rá que pien­sa que co­mo en todo diá­lo­go que po­ne fin a un con­flic­to, los que es­tán arrin­co­na­dos siem­pre en­tre­gan al­go y que él pue­de ser la pie­za que van a en­tre­gar? Yo es­ta­ría asus­ta­do. Por al­go Chá­vez no lo es­co­gió pa­ra ad­mi­nis­trar su ca­la­mi­to­so le­ga­do. ¿Se­rá que Sha­non vino a con­tar lo que és­te le di­jo en Hai­tí de Nicolás y los co­mu­nis­tas que lo tie­nen se­cues­tra­do y a con­tar lo qué sa­ben por allá gra­cias a los pró­fu­gos tro­ca­dos en Ni­ños Can­to­res de Vie­na?

Pues bien, en esa aso­ma­di­ta que me di a ver el pai­sa­je de la po­lí­ti­ca lo que vi fue a un Dios­da­do ate­rra­do, ti­ran­do pie­dras a quie­nes se es­tán sen­ta­do a ver si en­de­re­zan es­te en­tuer­to.

VO­LUN­TAD DE LU­CHAR

En uso de su li­bé­rri­ma con­vic­ción de que no hay con­di­cio­nes pa­ra sen­tar­se en la me­sa, Vo­lun­tad Po­pu­lar lo de­cla­ró abier­ta­men­te. De in­me­dia­to Nicolás in­cum­plien­do el preacuer­do de ba­jar el tono del de­ba­te po­lí­ti­co lla­mó a Freddy Gue­va­ra y a Vo­lun­tad Po­pu­lar co­mo or­ga­ni­za­cio­nes te­rro­ris­tas y lan­zó los ra­yos de Thor so­bre ella.

La res­pues­ta del país ci­vi­li­za­do no se hi­zo es­pe­rar. La MUD dio una de sus más en­tu­sias­tas res­pues­tas en apo­yo a VP y por todo el país se mul­ti­pli­ca­ron las ad­he­sio­nes al par­ti­do na­ran­ja. El vier­nes un gru­po de in­te­lec­tua­les va­lio­sí­si­mos, co­mo An­to­nio Sán­chez Gar­cía, Fran­cis­co Su­nia­ga, Eduar­do Mo­ra­les Gil, ex­go­ber­na­dor de Su­cre; Pe­dro Pa­blo Alcántara, ex­par­la­men­ta­rio de AD, en­tre otras per­so­na­li­da­des, anun­cia­ron su mi­li­tan­cia en VP.

Por es­te ca­mino de la tor­pe­za, Nicolás va a lo­grar el mi­la­gro de que has­ta Ti­mo­teo Zam­brano va­ya a mar­char a Mi­ra­flo­res cuan­do ha­ya que ir.

És­ta es una nue­va prue­ba de que la ma­yor de las tra­ge­dias del Go­bierno no es que es un go­bierno chim­bo e in­ca­paz de re­sol­ver nin­gún pro­ble­ma. En reali­dad su ma­yor tra­ge­dia es que ya no in­fun­de mie­do. Y mi­ra que pa­ra un pi­chón de dic­ta­dor eso es una ver­da­de­ra tra­ge­dia. ¡PA­LA­BRAS AL VIEN­TO! No com­par­ti­mos es­te diá­lo­go, pe­ro ne­ce­sa­ria­men­te lo res­pe­ta­mos. No lo acom­pa­ña­mos por­que per­di­mos la cre­di­bi­li­dad en es­te lo­bo, aho­ra ves­ti­do de Ca­pe­ru­ci­ta Ro­ja. Ad­mi­ra­mos el es­fuer­zo de la MUD, al sen­tar­se a una pe­ro­ra­ta con un mons­truo que le ha va­pu­lea­do en to­dos los te­rre­nos y que vién­do­se he­ri­do y aco­rra­la­do no sa­be si ata­car o huir le­jos.

A la pri­me­ra in­quie­tud del pue­blo, en me­dio de es­ta plá­ti­ca po­lí­ti­ca, de ir a Mi­ra­flo­res a en­tre­gar­le a Nicolás Ma­du­ro su exa­men apla­za­do co­mo pre­si­den­te de­mó­cra­ta, es­te dis­fraz de ré­gi­men res­pon­dió que “al pa­la­cio no en­tra­rán con ba­las ni con vo­tos”; en evi­den­te alu­sión a que no acep­ta­rá una vic­to­ria elec­to­ral de la opo­si­ción. Ol­vi­dan que la pri­me­ra vi­si­ta del cha­vis­mo a Mi­ra­flo­res fue el 4 de fe­bre­ro de 1992 con un tan­que de gue­rra, pa­ra de­rro­car al pre­si­den­te le­gí­ti­mo Car­los An­drés Pé­rez. La fae­na mi­li­tar la com­ple­ta­ron con un ta­pi­za­do de ba­las a la Ca­so­na.

Lo pro­ve­cho­so que de­ja­ría es­te diá­lo­go se­ría que el Va­ti­cano y los ex­pre­si­den­tes, co­mo me­dia­do­res, ter­mi­nen de con­ven­cer­se en car­ne pro­pia del dra­ma hu­mano que vi­ve Ve­ne­zue­la. El ré­gi­men no en­ten­de­rá que él es su pro­pio enemi­go y no apar­ta­rá su idea co­mu­nis­ta de aca­bar con la ini­cia­ti­va pri­va­da, ni la MUD per­mi­ti­rá que los pro­ce­sos elec­to­ra­les que­den a dis­cre­ción del CNE.

El tiem­po es el peor ad­ver­sa­rio del diá­lo­go, por­que el ham­bre em­bos­ca a los ve­ne­zo­la­nos y no co­no­ce de pau­sa o tre­gua. Qué ha­cer con un ré­gi­men que pa­de­ce des­or­den hor­mo­nal en lo po­lí­ti­co y ha­ce cri­sis en su fa­se me­no­páu­si­ca. Co­mo di­jo la es­cri­to­ra ar­gen­ti­na Er­zen­gel Eds: “Soy un mons­truo, ves­ti­do de hu­mano y son- ri­sa an­ge­li­cal­men­te dia­bó­li­ca. No me da or­gu­llo es­ta reali­dad, pe­ro la si­tua­ción es és­ta y no pue­do cam­biar­la”.

¡EN­TRE DOS PUER­TAS! La ex­pre­si­den­ta ar­gen­ti­na Cris­ti­na Kirch­ner que­dó muy mal pa­ra­da en su in­da­ga­to­ria por co­rrup­ción de obras pú­bli­cas, al en­trar en con­tra­dic­ción con su mano de­re­cha el ex­mi­nis­tro Ju­lio De Vi­do. Aho­ra pro­cu­ra as­pi­rar a con­gre­sis­ta pa­ra uti­li­zar la in­mu­ni­dad co­mo sal­va­vi­das; sin em­bar­go, las puer­tas de la cár­cel pa­re­cen ser las más se­gu­ras. Por cier­to, la dipu­tada del Par­la­sur, Ma­ría Zu­vic, ase­gu­ra que De Vi­do hi­zo ne­go­cios os­cu­ros con Pdvsa… ¡UNA VIC­TO­RIA A PUL­SO! Las elec­cio­nes de la Aso­cia­ción de Pro­fe­so­res de la UC (Apuc) tu­vie­ron su dra­ma­tis­mo, pe­ro al fi­nal la plan­cha tres ob­tu­vo cua­tro de los cin­co pues­tos con Eu­cli­des Que­ra­les a la ca­be­za. Es­tos pro­ce­sos uni­ver­si­ta­rios no han per­di­do las ma­ñas del es­ca­mo­teo y en los cua­der­nos de vo­ta­ción de­ja­ron de apa­re­cer más de mil edu­ca­do­res. “El Her­ma­na­zo” Que­ra­les al buen es­ti­lo de David Cop­per­field su­po su­pe­rar to­dos los obs­tácu­los y no so­lo ga­nó en las ur­nas sino tam­bién en el ve­lo­rio y las exe­quias… ¡SO­LI­DA­RI­DAD MU­NI­CI­PAL! Anexo al Ma­ta­de­ro Mu­ni­ci­pal en San­ta Ro­sa, el al­cal­de en­car­ga­do de Valencia, San­tia­go Ro­drí­guez, aca­ba de inau­gu­rar la pri­me­ra Car­ni­ce­ría Mu­ni­ci­pal con cor­tes de pri­me­ra y a pre­cios so­li­da­rios. Ro­drí­guez es­tu­vo acom­pa­ña­do del di­rec­tor Jor­ge Mal­do­na­do y del pre­si­den­te del de­solla­de­ro, Ber­nan­do Lien­do, quie­nes in­di­ca­ron que la car­ni­ce­ría fun­cio­na de lu­nes a do­min­go de 7-12 a.m. y de 1-4 p.m. co­mo apo­yo a las fa­mi­lias del mu­ni­ci­pio. Allí tam­bién se con­si­guen ver­du­ras y hor­ta­li­zas, ubi­ca­da a 600 me­tros del puen­te Los Samanes… ¡CLIN­TON O TRUMP! Hi­llary Clin­ton pa­re­ce te­ner más de los 270 de­le­ga­dos ase­gu­ra­dos en los 50 es­ta­dos pa­ra con­ver­tir­se ma­ña­na mar­tes en la pri­me­ra mu­jer pre­si­den­ta de los Es­ta­dos Uni­dos. Do­nald Trump ha es­ta­do a so­lo tres pun­tos (43% a 46%) de Clin­ton en las en­cues­tas, en lo que ha re­sul­ta­do un fe­nó­meno de la an­ti­po­lí­ti­ca. Pa­ra Ve­ne­zue­la es me­jor una Clin­ton co­no­ci­da que un Trump por co­no­cer. LA SO­BE­RA­NÍA RE­SI­DE EN EL PUE­BLO. (Ho­ra Ce­ro)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.