La Uni­dad no la quie­bra na­die

Notitarde - - Naguanagua-La Entrada-San Diego - Ale­jan­dro Feo La Cruz Twit­ter: @Afeo­la­cruz

La se­ma­na pa­sa­da, en me­dio de uno de sus pú­bli­cos y ya acos­tum­bra­dos arran­ques vi­ru­len­tos, el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca lan­zó un fe­roz ata­que a nues­tro her­mano Freddy Gue­va­ra, acu­sán­do­lo de te­rro­ris­ta.

Lo que no sa­bía el pre­si­den­te era que al arro­jar ese dardo ve­ne­no­so tam­bién es­ta­ba ata­can­do al res­to de los fac­to­res de­mo­crá­ti­cos que con­for­man la me­sa de la uni­dad. Mu­cho me­nos ima­gi­na­ba que se en­con­tra­ría con un só­li­do es­cu­do an­ti di­vi­sión.

En po­cas pa­la­bras, al se­ñor Ma­du­ro le sa­lió el ti­ro por la cu­la­ta. Su agre­sión no le hi­zo ni cos­qui­llas a la uni­dad; por el con­tra­rio, ape­nas arre­me­tió en con­tra del di­ri­gen­te de VP el res­to de los par­ti­dos, en un so­lo blo­que, hi­zo público el res­pal­do a nues­tra or­ga­ni­za­ción.

Esa ame­na­za con­tra Freddy Gue­va­ra, nos ha­ce du­dar de la vo­lun­tad de diá­lo­go que tan­to pre­go­na el Go­bierno Na­cio­nal. Por eso des­de Vo­lun­tad Po­pu­lar exi­gi­mos mues­tras cla­ras de in­te­rés en el diá­lo­go. No que­re­mos que todo ter­mi­ne en una tram­pa.

No so­mos enemi­gos de la con­ver­sa­ción ni del ra­zo­na­mien­to. In­sis­ti­mos en el es­ta­ble­ci­mien­to de un ca­nal hu­ma­ni­ta­rio, sin de­jar a un la­do los cro­no­gra­mas elec­to­ra­les que le per­mi­tan al pue­blo una sa­li­da cons­ti­tu­cio­nal, pa­ra lo­grar los cam­bios que el país ne­ce­si­ta.

No so­lo des­de VP te­ne­mos re­ser­vas so­bre las con­ver­sa­cio­nes ini­cia­das re­cien­te­men­te en­tre fac­to­res del go­bierno, la opo­si­ción y los in­ter­me­dia­rios in­ter­na­cio­na­les. Una gran ma­yo­ría de ve­ne­zo­la­nos tam­bién ma­ni­fies­ta des­con­fian­za.

Agra­de­ce­mos a los her­ma­nos de la Uni­dad por for­ta­le­cer es­ta alian­za que nos lle­va­rá a la vic­to­ria. Al pue­blo le de­ci­mos que de­be­mos man­te­ner la fe. En­fren­ta­mos a un Go­bierno que pre­ten­de asu­mir, co­mo pro­pios, to­dos los re­cur­sos y po­de­res del Es­ta­do. Se­ño­res, se que­da­rán con las ga­nas, la Uni­dad no la que­bra­rá na­die.

¡ Des­de Na­gua­na­gua en Ca­ra­bo­bo la es­pe­ran­za se sien­te!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.