La Voz de Usía

Notitarde - - Deportivo - Án­gel Stop­pe­llo Mo­ra

La con­ce­sión de tro­feos a los to­re­ros en sus co­mien­zos se li­mi­ta­ba so­lo a otor­gar una ore­ja que era la se­ñal sig­ni­fi­ca­ti­va de ha­ber rea­li­za­do una bue­na fae­na y lo que sim- bo­li­za­ba, en si, era que al ma­ta­dor se le re­ga­la­ba el to­ro des­pués de muer­to.

El ci­ta­do ob­se­quio des­apa­re­ció ha­ce mu­cho tiem­po, qui­zás por el pre­cio que se po­día ob­te­ner en la ven­ta de la car­ne o que la fae­na eje­cu­ta­da por otro dies­tro su­pe­ra­ba la an­te­rior y dos to­ros no se po­dían re­ga­lar al mis­mo tiem­po, lo que si es que es­ta prác­ti­ca des­pa­re­ce con el tiem­po y el otor­ga­mien­to de la ore­ja pa­sa so­lo a ser sig­ni­fi­ca­ti­vo, au­men­tan­do con la otra jun­to a otros apén­di­ces del to­ro co­mo el ra­bo, las pa­tas y, co­mo en la co­rri­da de to­ros que li­dió el dies­tro Me­xi­cano Fermín Es­pi­no­za Sau­ce­do, “Ar­mi­lli­ta Chi­co”, en Bar- ce­lo­na, Es­pa­ña, al to­ro Cla­ve­li­to, los es­pec­ta­do­res le so­li­ci­ta­ron al pre­si­den­te del es­pec­tácu­lo, léa­se con de­te­ni­mien­to, las ore­jas, el ra­bo, las cua­tro pa­tas y las cria­di­llas.....las que otor­ga­ron.

No se quie­re de­cir que el otor­ga­mien­to de las ex­tre­mi­da­des no fue­sen ga­na­das a ley, pa­ra ci­tar ejem­plo re­cor­de­mos a nues­tro gran Cé­sar Gi­rón en sus temporadas de 1954 a 1956, men­cio­nan­do so­lo dos ciu­da­des, Li­ma, en la bi­cen­te­na­ria Pla­za de Acho, el 1ro. de no­viem­bre de 1954 cor­ta una pa­ta ti­tu­lan­do los me­dios co­mu­ni­ca­ti­vos co­mo ga­lar­dón inusi­ta­do en el Pe­rú y en su Ma­ra­cay que­ri­do, al prin­ci­pio de ese mis­mo año una al to­ro “Ape­ti­to­so” per­te­ne­cien­te a la ga­na­de­ría ve­ne­zo­la­na de Gua­ya­bi­ta, al­ter­nan­do con Luis Sán­chez Oli­va­res, “Dia­man­te Ne­gro” y Jo­se­li­to To­rres y al año si­guien­te el to­ro “Bra­vío” pro­ce­den­te de la dehe­sa mexicana de Ran­cho Se­co, es arras­tra­do sin dos de sus miem­bros pe­di­cu­la­res, le acom­pa­ña­ron en la ter­na An­to­nio Or­dó­ñez y Cu­rro Or­te­ga.

Cé­sar las ga­na­ba a bue­na lid y tam­bién se las ne­ga­ban co­mo fue lo su­ce­di­do en Ma­yo de 1954 en la Ma­dri­le­ña Pla­za de Las Ven­tas que por no otor­gár­se­las, le hi­cie­ron dar seis vuel­tas al rue­do en re­co­no­ci­mien­to de su bue­na ac­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.