Me­ses de se­quía tie­nen en 19 de Abril

En ju­nio se da­ñó una par­te del sis­te­ma que sur­te de agua a mi­les de fa­mi­lias

Notitarde - - Miguel Peña-rafael Urdaneta-negro Primero - Pa­ra de­nun­cias co­mu­ní­que­se a los te­lé­fo­nos: 0241.850.15.14 0241.850.15.17 Co­rreo: co­mu­ni­da­des­sur­no­ti­tar­de@gmail.com

Valencia, no­viem­bre 8 ( Ana M. Ra­mos Ló­pez).- Mu­cho di­ne­ro de­ben in­ver­tir men­sual­men­te las fa­mi­lias que vi­ven en el ba­rrio 19 de Abril, pa­rro­quia Mi­guel Pe­ña, pa­ra ga­ran­ti­zar el agua po­ta­ble en sus vi­vien­das. Des­de ha­ce ca­si cin­co me­ses se ave­rió una par­te del sis­te­ma que sur­te no so­lo a esa zo­na, sino tam­bién a otras tres co­mu­ni­da­des.

Cer­ca de tres mil fa­mi­lias per­die­ron ca­li­dad de vi­da por la es­ca­sez del lí­qui­do en los ba­rrios Unión, Mi­la­gro­so Án­gel y La Raya. Del to­tal de afec­ta­dos, mil son re­si­den­tes del sec­tor vi­si­ta­do por el equi­po re­por­te­ril, es­ti­mó Car­men Sa­no­ja, miem­bro del con­se­jo co­mu­nal, quien ex­pli­có que el gas­to men­sual es la su­ma de la com­pra dia­ria de tres bo­te­llo­nes de agua de 500 bo­lí­va­res, con ca­pa­ci­dad pa­ra 18 li­tros, des­ti­na­do a una fa­mi­lia de seis miem­bros.

Ade­más de esa op­ción es­tá la otra bom­ba que hay en 19 de Abril, allí ven­den en 100 bo­lí­va­res el bo­te­llón. Un pre­cio ac­ce­si­ble, pe­ro su le­ja­na ubi­ca­ción di­fi­cul­ta la com­pra. Co­mo ter­ce­ra al­ter­na­ti­va es­tán al­gu­nos po­zos que han fa­bri­ca­do fa­mi­lias den­tro de sus vi­vien­das pa­ra ven­der a un cos­to si­mi­lar, pe­ro se des­co­no­ce si esa agua es ap­ta pa­ra con­su­mo hu­mano.

La es­ca­sez tam­bién afec­ta a los 800 ni­ños que cur­san es­tu­dios en las 14 au­las de la Uni­dad Edu­ca­ti­va 19 de Abril. El per­so­nal que allí la­bo­ra se ve obli­ga­do a com­prar el ser­vi­cio pa­ra que el plan­tel man­ten­ga las mí­ni­mas con­di­cio­nes hi­gié­ni­cas.

La vo­ce­ra del con­se­jo co­mu­nal in­for­mó que es­tán a la es­pe­ra de que re­pre­sen­tan­tes de la Hi­dro­ló­gi­ca del Cen­tro (Hi­dro­cen­tro) re­vi­sen el sis­te­ma ope­ra­ti­vo de la bom­ba que es­tá en el po­zo, fren­te a la ca­lle 111-G, en­tre la ave­ni­da “San Juan Ma­ría Vian­ney” y la ca­lle Pa­dre Al­fon­so.

A tra­vés de un con­tac­to te­le­fó­ni­co, Mi­guel Pa­len­cia, re­pre­sen­tan­te de la je­fa­tu­ra de fuen­tes sub­te­rrá­neas de la em­pre­sa hi­dro­ló­gi­ca, in­for­mó que “a ni­vel de mo­tor y bom­ba no hay in­con­ve­nien­tes, pe­ro hay un pro­ble­ma en la vál­vu­la de sa­li­da, don­de se in­cor­po­ra el cau­dal que pro­du­ce el po­zo ha­cia la red de dis­tri­bu­ción de la zo­na”.

El in­ge­nie­ro ade­lan­tó que per­so­nal de la es­ta­tal acu­di­rá en el trans­cur­so de es­ta se­ma­na pa­ra co­men­zar su la­bor.

Pre­sen­cia de ca­ra­co­les per­ju­di­ca

Des­de ha­ce cua­tro me­ses hay una ma­si­va pre­sen­cia de ca­ra­co­les afri­ca­nos en 19 de Abril, es­pe­cí­fi­ca­men­te en las zo­nas hú­me­das, áreas ver­des y po­co ilu­mi­na­das, ase­gu­ró Ri­chard San­ta­na, quien tie­ne 45 años vi­vien­do en el sec­tor.

Gra­cias a una ase­so­ría mé­di­ca que re­ci­bió, San­ta­na ex­pli­có que en la ba­ba del mo­lus­co que tie­ne co­mo nom­bre cien­tí­fi­co Acha­ti­na fu­li­ca, es­tá el per­jui­cio. El con­tac­to di­rec­to con esa sa­li­va in­fec­ta el sis- te­ma ner­vio­so y si el pa­cien­te no re­ci­be aten­ción mé­di­ca de for­ma in­me­dia­ta pue­de fa­lle­cer. Los es­tu­dian­tes del plan­tel tam­bién se ven ame­na­za­dos con la pre­sen­cia de los ca­ra­co­les, sin em­bar­go, gra­cias a las ex­haus­ti­vas jor­na­das de lim­pie­za han lo­gra­do re­ti­rar bue­na par­te del plan­tel.

Pa­ra erra­di­car­los se re­co­mien­da guar­dar­los en bol­sas plás­ti­cas, pro­te­gién­do­se con guan­tes, agre­gar­les abun­dan­te sal o cal y des­pués en­te­rrar­los, es­ta es la úni­ca for­ma de des­hi­dra­tar­los pa­ra que mue­ran.

La po­da de los ár­bo­les que es­tán fren­te a la ca­lle 111-G es el pe­di­do de Mar­belys Ti­ra­do, re­si­den­te del sec­tor. Ase­gu­ró que el ro­ce en­tre las ra­mas y el ca­blea­do ge­ne­ra la sus­pen­sión del ser­vi­cio eléc­tri­co, ade­más de que es­tá la­ten­te un cortocircuito en cual­quier mo­men­to.

Ri­chard San­ta­na

Es­ta­mos in­va­di­dos des­de ha­ce más de cua­tro me­ses con unos ca­ra­co­les que nos es­tán afec­tan­do y prin­ci­pal­men­te en la es­cue­la 19 de Abril, eso a traí­do mu­chos pro­ble­mas. Los te­ne­mos en to­dos la­dos y eso da una in­fec­ción”.

Car­men Sa­no­ja Por fa­vor, no hagan ca­so omi­so al lla­ma­do que le he­mos he­cho, que ellos (Hi­dro­cen­tro) sa­ben cuál es el pro­ble­ma que tie­ne es­ta co­mu­ni­dad, que no es de aho­ri­ta, es de ha­ce ca­si cin­co me­ses, por qué se han da­do la ta­rea de tar­dar­se tan­to”.

El po­zo ho­mó­ni­mo de la co­mu­ni­dad es­tá ubi­ca­do fren­te a la ca­lle 111-G, en­tre la ave­ni­da San Juan Ma­ría Vian­ney y la ca­lle Pa­dre Al­fon­so.

Las ra­mas que ro­zan con los ca­bles oca­sio­nan la fa­lla de la elec­tri­ci­dad.

La pre­sen­cia de los ca­ra­co­les re­pre­sen­tan un per­jui­cio pa­ra los ve­ci­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.