Apos­te­mos al diá­lo­go

El país que que­re­mos

Notitarde - - Opinión - Mi­guel An­to­nio Pa­rra Giménez mi­guel­pa­rra@mi­guel­pa­rra.com @mi­guel­pa­rrag

El diá­lo­go en Ve­ne­zue­la es­tá ba­jo mu­cha pre­sión, por lo que pa­ra po­der lle­var­lo bien a puer­to se re­quie­re co­mo vie­ne di­cien­do Eduar­do Fer­nán­dez de in­te­li­gen­cia y pa­trio­tis­mo, “In­te­li­gen­cia pa­ra en­ten­der la mag­ni­tud de la cri­sis y Pa­trio­tis­mo pa­ra de­po­ner los in­tere­ses par­ti­dis­tas por los ge­ne­ra­les”. Los ac­to­res po­lí­ti­cos que ocu­pan la es­ce­na en re­pre­sen­ta­ción de la MUD y del Go­bierno ade­lan­tan opi­nión a dia­rio, lo que no ayu­da a su buen desa­rro­llo. Que si el diá­lo­go no pue­de te­ner tiem­po in­de­fi­ni­do o que si el go­bierno no acep­ta­ra elec­cio­nes ade­lan­ta­das, que si se de­be o no se de­be se­guir sos­te­nien­do el diá­lo­go, que si no se de­be ne­go­ciar el re­fe­rén­dum o que se cam­bia por elec­cio­nes ge­ne­ra­les, que de­be ha­ber un pro­ce­so elec­to­ral pa­ra sa­lir de la cri­sis o que no sa­len ni con vo­tos no con ba­las, en to­tal co­mo di­ría al­gu­nos ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les, pu­ra gue­rra de mi­cró­fono que exal­ta a los ra­di­ca­les.

De­bo com­par­tir al­gu­nos cri- te­rios so­bre el diá­lo­go que ha ma­ni­fes­ta­do Roy Char­den­ton ya que los mis­mos me pa­re­cen bien ob­je­ti­vos pa­ra lo­grar avan­zar en una sa­li­da sa­tis­fac­to­ria pa­ra am­bas par­tes. El em­ba­ja­dor Char­den­ton ha se­ña­la­do lo si­guien­te: “No se pue­de ma­ne­jar con cri­te­rio de ul­ti­má­tum al­go tan de­li­ca­do don­de es­tá en juego par­te del fu­tu­ro del país”, es­to es sin du­da una po­si­ción bien ra­zo­na­ble y acer­ta­da. Afir­ma que: “en­con­trar una sa­li­da es el ma­yor pro­ble­ma que en­fren­tan en las me­sas de con­ver­sa­cio­nes” so­bre to­do si pa­ra uno de los fac­to­res la sa­li­da a la cri­sis tie­ne que pro­du­cir un even­to elec­to­ral y pa­ra el otro “no pue­de ser ne­ce­sa­ria­men­te elec­to­ral”.

Quie­nes tie­nen la ta­rea de acom­pa­ñar es­te diá­lo­go y ser­vir de me­dia­do­res tie­nen una ta­rea na­da fá­cil, so­bre to­do si fac­to­res opo­si­to­res no tie­nen con­fian­za en ellos. Es in­dis­pen­sa­ble pa­ra el éxi­to de es­te diá­lo­go que las dis­cu­sio­nes se en­fo­quen con dis­cre­ción, cla­ri­dad, trans­pa­ren­cia, pa­ra que el am­bien­te sea se­reno y pue­dan dar­se con­ver­sa­cio­nes abier­tas y di­rec­tas, ya que se jue­gan co­sas im­por­tan­tes que re­quie­ren ser asu­mi­das con su­ma res­pon­sa­bi­li­dad y pa­ra ello no de­be ha­ber, ni pau­sa ni pri­sa, ya que co­mo di­ce el car­de­nal Po­rras: “Es­tá en Juego la paz y no un be­ne­fi­cio po­lí­ti­co”. Apos­te­mos al diá­lo­go.

A dis­fru­tar con Las Bur­bu­jas

En la opor­tu­ni­dad de ce­le­bra los 40 años de su crea­ción, Las Bur­bu­jas, gru­po gai­te­ro de la Valencia de los años 80, ba­jo la di­rec­ción de Car­men Lui­sa Flo­res, ha or­ga­ni­za­do la ex­pre­sión gai­te­ra va­len­cia­na más es­pe­ra­da de los úl­ti­mos tiem­pos. Des­de prin­ci­pios de años y a pe­sar de la ma­yo­ría te­ner más de 30 años sin to­car en gru­pos, in­te­gran­tes de otro­ra agru­pa­cio­nes gai­te­ras de es­ta ciu­dad, Las Bur­bu­jas, Las So­to, Chi­cu­li­nos, Los Fu­le­ros, Los Que­rre­que­re, Vo­ca­lis­tas de la Gai­ta y Be­ju­ma 80, han des­em­pol­va­do sus ins­tru­men­tos y el pró­xi­mo 12 de no­viem­bre, la Emo­ción de la Gai­ta Va­len­cia­na de los 80, co­mo se lla­ma ese gran con­cier­to, ten­drá lu­gar en el Hes­pe­ria WTC, por lo que allí es­ta­re­mos co­mo di­ce Car­men Lui­sa, pa­ra fes­te­jar con la ciu­dad, un cán­ti­co en agra­de­ci­mien­to a ella por per­mi­tir­nos cre­cer co­mo una ju­ven­tud sa­na, sin vi­cios y com­pro­me­ti­dos con la cul­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.